Un año de negociación sin resultados: los hitos del proceso de México

POLÍTICA · 16 AGOSTO, 2022 22:20

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Acuerdos parciales incumplidos, suspensión del diálogo, contactos secretos, flexibilización de sanciones, designaciones diplomáticas y pronósticos de pronto regreso. Así puede resumirse el primer año de la negociación que inició en México y que aún no produce resultados.

Las conversaciones entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición venezolana empezaron con la firma de un memorándum de entendimiento que cumplió su primer aniversario este sábado 13 de agosto.

Las delegaciones suscribieron dos acuerdos parciales que nunca se materializaron y el proceso se suspendió justo cuando discutirían la reinstitucionalización del Poder Judicial.

Gobierno de transición y nuevo TSJ, los puntos que trancan la negociación

Aquí algunos hitos del mecanismo de México:

Rondas y acuerdos

La negociación alcanzó dos rondas de conversaciones y dos acuerdos parciales, el primero sobre la defensa del Esequibo y el rechazo a la intervención de la Corte Internacional de Justicia en la disputa territorial con Guyana.

El segundo relacionado con la instalación de una Mesa Nacional de Atención Social que dictaría decisiones en materia de ayuda humanitaria y control de la pandemia de COVID-19. Pero esta instancia nunca se implementó.

Las rondas estuvieron caracterizadas por lo mediáticas y frágiles que fueron, el segundo encuentro casi no se celebra por la declaración de la entonces primera ministra de Noruega, Erna Solberg, que el gobierno de Nicolás Maduro no se tomó a bien.

Esto obligó al mediador Dag Nylander a hacer un “mea culpa para evitar que el chavismo le diera una patada a la mesa.

Un impase, un “mea culpa” y ningún acuerdo: así fue la segunda ronda de negociación

Sin embargo, el oficialismo terminó por abandonar la negociación en protesta por la extradición del empresario Álex Saab a Estados Unidos.

El ciudadano colombiano, que el gobierno venezolano da estatus de diplomático, es acusado de cometer supuestos delitos de lavado de dinero.

Contactos secretos

Una delegación de Noruega visita al país frecuentemente para intentar reiniciar el diálogo desde entonces. Son gestiones discretas que por lo general no trascienden a la prensa.

El gobierno de Estados Unidos también mantiene contactos secretos. Pero uno de ellos fue divulgado por agencias internacionales de noticias y puso en evidencia el cambio en la política exterior del presidente Joe Biden.

Se trata de una visita de alto nivel que envió el mandatario estadounidense a Miraflores. La reunión con Nicolás Maduro afectó la legitimidad del opositor Juan Guaidó, quien sigue siendo reconocido como presidente interino por Estados Unidos.

¿Qué motivó la visita de funcionarios de la Casa Blanca a Miraflores?, responde asesor de Biden

Este hecho marcó un antes y un después porque la administración de Biden abrió un canal de comunicación directo con Maduro, quien parece no necesitar la negociación para buscar una flexibilización de sanciones.

Concesiones

Después de la polémica por el reconocimiento implícito que hacía EEUU a Maduro, se produjo una flexibilización de sanciones.

La Oficina de Activos Extranjeros (Ofac) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos eliminó al sobrino de la primera dama, Cilia Flores, Carlos Erik Malpica Flores, de la lista de sancionados.

Otra concesión fue la renovación de una licencia parcial a la transnacional petrolera Chevron, aunque la administración de Maduro buscaba un permiso ampliado que permitiera la venta del crudo venezolano, una demanda que no logró obtener.

Reuniones exploratorias

Luego de estas decisiones, los jefes de las delegaciones para el diálogo Jorge Rodríguez (chavismo) y Gerardo Blyde (oposición) anunciaron el inicio de reuniones exploratorias “para precisar y acordar los elementos necesarios para el pronto reinicio del proceso de negociación”, indicaron en un comunicado.

En un esfuerzo por intentar que este acercamiento rindiera frutos, el Reino de Noruega invitó a los políticos al Foro de Oslo, una iniciativa que reúne a expertos en resolución de conflictos y procesos de paz.

En este evento se ratificó a Noruega como país mediador tras los rumores que indicaban que el oficialismo quería cambiar de intermediario.

Dirigentes opositores como Henry Ramos Allup no negaron a Efecto Cocuyo que esta fuera una petición.

Cuando se le preguntó concretamente si Noruega seguirá siendo mediador, el 2 de junio, el político se encogió de hombros y agregó: “Nosotros creemos que puede ser perfectamente”. Luego remató: “Para nosotros Noruega es un excelente mediador”.

La presencia de Rusia como país acompañante, que figura así en el memorándum de entendimiento, es otro punto que no ha sido resuelto, pues Vladimir Putin no había invadido Ucrania y provocado una guerra cuando esto se pactó.

Designaciones diplomáticas

Los gestos más recientes tienen que ver con la designación de Ramón Antonio Gordils Montes, como embajador de Venezuela ante el Reino de Noruega.

La Asamblea Nacional de mayoría chavista aprobó el nombramiento el pasado 2 de agosto.

Maduro estrena embajador en Noruega, ¿señal de regreso a México?

Se conoció extraoficialmente que Noruega decidió enviar a un oficial diplomático a Caracas hace meses. Según una fuente, que pidió mantener su nombre en reserva, se trata de Fredrik Laache, quien se desempeña como primer secretario de la embajada de Noruega en Bogota. Laache comenzaría a trabajar en la capital venezolana este mes.

Pronto regreso

La designación del nuevo embajador coincide con los pronósticos que hacen algunos opositores, entre ellos el propio Gerardo Blyde, de un pronto reinicio de la negociación.

«Hay altísimas probabilidades de un pronto regreso a la negociación, se ha estado construyendo un camino para regresar con la facilitación de Noruega”, declaró recientemente. 

POLÍTICA · 27 SEPTIEMBRE, 2022

Un año de negociación sin resultados: los hitos del proceso de México

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Acuerdos parciales incumplidos, suspensión del diálogo, contactos secretos, flexibilización de sanciones, designaciones diplomáticas y pronósticos de pronto regreso. Así puede resumirse el primer año de la negociación que inició en México y que aún no produce resultados.

Las conversaciones entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición venezolana empezaron con la firma de un memorándum de entendimiento que cumplió su primer aniversario este sábado 13 de agosto.

Las delegaciones suscribieron dos acuerdos parciales que nunca se materializaron y el proceso se suspendió justo cuando discutirían la reinstitucionalización del Poder Judicial.

Gobierno de transición y nuevo TSJ, los puntos que trancan la negociación

Aquí algunos hitos del mecanismo de México:

Rondas y acuerdos

La negociación alcanzó dos rondas de conversaciones y dos acuerdos parciales, el primero sobre la defensa del Esequibo y el rechazo a la intervención de la Corte Internacional de Justicia en la disputa territorial con Guyana.

El segundo relacionado con la instalación de una Mesa Nacional de Atención Social que dictaría decisiones en materia de ayuda humanitaria y control de la pandemia de COVID-19. Pero esta instancia nunca se implementó.

Las rondas estuvieron caracterizadas por lo mediáticas y frágiles que fueron, el segundo encuentro casi no se celebra por la declaración de la entonces primera ministra de Noruega, Erna Solberg, que el gobierno de Nicolás Maduro no se tomó a bien.

Esto obligó al mediador Dag Nylander a hacer un “mea culpa para evitar que el chavismo le diera una patada a la mesa.

Un impase, un “mea culpa” y ningún acuerdo: así fue la segunda ronda de negociación

Sin embargo, el oficialismo terminó por abandonar la negociación en protesta por la extradición del empresario Álex Saab a Estados Unidos.

El ciudadano colombiano, que el gobierno venezolano da estatus de diplomático, es acusado de cometer supuestos delitos de lavado de dinero.

Contactos secretos

Una delegación de Noruega visita al país frecuentemente para intentar reiniciar el diálogo desde entonces. Son gestiones discretas que por lo general no trascienden a la prensa.

El gobierno de Estados Unidos también mantiene contactos secretos. Pero uno de ellos fue divulgado por agencias internacionales de noticias y puso en evidencia el cambio en la política exterior del presidente Joe Biden.

Se trata de una visita de alto nivel que envió el mandatario estadounidense a Miraflores. La reunión con Nicolás Maduro afectó la legitimidad del opositor Juan Guaidó, quien sigue siendo reconocido como presidente interino por Estados Unidos.

¿Qué motivó la visita de funcionarios de la Casa Blanca a Miraflores?, responde asesor de Biden

Este hecho marcó un antes y un después porque la administración de Biden abrió un canal de comunicación directo con Maduro, quien parece no necesitar la negociación para buscar una flexibilización de sanciones.

Concesiones

Después de la polémica por el reconocimiento implícito que hacía EEUU a Maduro, se produjo una flexibilización de sanciones.

La Oficina de Activos Extranjeros (Ofac) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos eliminó al sobrino de la primera dama, Cilia Flores, Carlos Erik Malpica Flores, de la lista de sancionados.

Otra concesión fue la renovación de una licencia parcial a la transnacional petrolera Chevron, aunque la administración de Maduro buscaba un permiso ampliado que permitiera la venta del crudo venezolano, una demanda que no logró obtener.

Reuniones exploratorias

Luego de estas decisiones, los jefes de las delegaciones para el diálogo Jorge Rodríguez (chavismo) y Gerardo Blyde (oposición) anunciaron el inicio de reuniones exploratorias “para precisar y acordar los elementos necesarios para el pronto reinicio del proceso de negociación”, indicaron en un comunicado.

En un esfuerzo por intentar que este acercamiento rindiera frutos, el Reino de Noruega invitó a los políticos al Foro de Oslo, una iniciativa que reúne a expertos en resolución de conflictos y procesos de paz.

En este evento se ratificó a Noruega como país mediador tras los rumores que indicaban que el oficialismo quería cambiar de intermediario.

Dirigentes opositores como Henry Ramos Allup no negaron a Efecto Cocuyo que esta fuera una petición.

Cuando se le preguntó concretamente si Noruega seguirá siendo mediador, el 2 de junio, el político se encogió de hombros y agregó: “Nosotros creemos que puede ser perfectamente”. Luego remató: “Para nosotros Noruega es un excelente mediador”.

La presencia de Rusia como país acompañante, que figura así en el memorándum de entendimiento, es otro punto que no ha sido resuelto, pues Vladimir Putin no había invadido Ucrania y provocado una guerra cuando esto se pactó.

Designaciones diplomáticas

Los gestos más recientes tienen que ver con la designación de Ramón Antonio Gordils Montes, como embajador de Venezuela ante el Reino de Noruega.

La Asamblea Nacional de mayoría chavista aprobó el nombramiento el pasado 2 de agosto.

Maduro estrena embajador en Noruega, ¿señal de regreso a México?

Se conoció extraoficialmente que Noruega decidió enviar a un oficial diplomático a Caracas hace meses. Según una fuente, que pidió mantener su nombre en reserva, se trata de Fredrik Laache, quien se desempeña como primer secretario de la embajada de Noruega en Bogota. Laache comenzaría a trabajar en la capital venezolana este mes.

Pronto regreso

La designación del nuevo embajador coincide con los pronósticos que hacen algunos opositores, entre ellos el propio Gerardo Blyde, de un pronto reinicio de la negociación.

«Hay altísimas probabilidades de un pronto regreso a la negociación, se ha estado construyendo un camino para regresar con la facilitación de Noruega”, declaró recientemente. 

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO