La fragilidad humana y cultural en el totalitario - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 16 FEBRERO, 2020 05:51

La fragilidad humana y cultural en el totalitario

Ver más de

Efecto Cocuyo

¿Cómo valoras esta información?

9
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

“Es el momento para vernos en lo que siempre hemos sido fuerte: en la convivencia, en el afecto”

Estamos frente a la fragilidad humana y cultural del venezolano, producida por un sistema totalitario que para dominar despersonaliza, procura eliminar los valores y la distinción que nos constituye. La voluntad se domina cuando se elimina la libre determinación a la disposición de vivir y pensar según la propia cultura.

El totalitarismo afecta el vivir común, cuando eso ocurre no hay espacio para la política sino para el sometimiento. Es aquí donde nos toca ver la dimensión de la naturaleza del mal que define a este tipo de regímenes.

La definición del mal que hace Arendt (1963) nos puede ayudar mucho en la caracterización del totalitarismo venezolano: “El mal no es nunca ‘radical’, solo es extremo, y carece de toda profundidad y de cualquier dimensión demoníaca. Puede crecer desmesuradamente y reducir todo el mundo a escombros precisamente porque se extiende como un hongo por la superficie. Es un ‘desafío al pensamiento’, como dije, porque el pensamiento trata de alcanzar una cierta profundidad, ir a las raíces y, en el momento mismo en que se ocupa del mal, se siente decepcionado porque no encuentra nada. Eso es la ‘banalidad.“

La banalidad del mal, definida así por Arendt, es de un valor enorme para caracterizar el totalitarismo venezolano, al chavismo, al socialismo que se nos viene imponiendo. Como el hongo, lo único que busca es el dominio y la obediencia, eso lo hace superficial carente de toda profundidad, no es lo teórico ni lo filosófico lo que aquí importa. Lo único que busca es eliminar y someter.

Por eso el chavismo es ecléctico, árbol de tres raíces, inconsistente teóricamente, mezcla entre criminalidad y política, un poder malandro con “ideología”, etc., pero eso no lo hace débil. Esas definiciones lo ubican en el mal, sin demonización, en la absoluta banalidad que hace que como sistema se extienda y domine. Someta. Elimine. Arranca el alma de los otros, que al carecer de ella es presa fácil de la eliminación y sometimiento.

El mal no es radical porque no busca el fundamento de nada, pero sí es extremo porque busca expandirse, llenarlo todo, dominar lo público y lo privado. Es extremo porque quiere meterse en la consciencia, porque se mete en la voluntad, porque domina los impulsos más humanos como el afecto y el hambre. ¿Cómo lo hace?

Cuando usa mecanismos como el Clap (el verdadero soviet) domina territorio, persona y voluntad, pero, al mismo tiempo, no se trata de una simple caja, o mejor dicho, en una simple caja está el dispositivo banal que anula la posibilidad de elegir que es uno de los principios de la libertad. La caja es banal como objeto, pero no en su propósito y efecto sobre la persona y la sociedad.

Lo mismo ocurre con el afecto; nuestra fragilidad humana y cultural consiste en que el totalitarismo chavista está rompiendo la base afectiva del venezolano: la familia. Nos están dejando en la intemperie, en la inseguridad más absoluta, en la soledad. ¿Cuál es nuestra fortaleza?

Nuestra cultura

Es el momento para vernos en lo que siempre hemos sido fuerte: en la convivencia, en la relación, en el reconocimiento de la diversidad, en el afecto. En lo plenamente humano que es el mejor recurso para luchar contra la anulación y la deshumanización.

Como pueblo estamos haciendo la tarea: el año 2019 cerró con 16.739 protestas, según el Observatorio de Conflictividad Social. No hay resignación, hay lucha y logros. ¿Están los políticos calibrando esta permanente desobediencia civil? ¿Están haciendo las lecturas adecuadas desde donde ocurre la insumisión? La política está en la convivencia pública, lugar de la pluralidad, diversidad y lucha. No hay momentos especiales, la cotidianidad es el tiempo perfecto.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

 

Del mismo autor

El terror, un capítulo del totalitarismo

 

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 16 ENERO, 2021 04:35

Dos logros más del 2020

Por Leoncio Barrios Se trata de dos logros sociales. En mi articulo anterior decía que a pesar de  lo nefasto del 2020 en materia de salud física y mental de la humanidad y los desguaces económicos que aún causa la pandemia del coronavirus, en ese año, en algunos países, se habían logrado legislaciones sobre asuntos […]

OPINIÓN · 15 ENERO, 2021 04:35

Sobre el poder de la brevedad digital

Por Óscar Morales Uno de los malos atractivos del uso de las tecnologías de la información (específicamente la navegación por las redes sociales) es que intentan explicar en dos líneas un proceso complejo o un hecho determinado. De este modo, no es extraño que nos puedan convencer de que las vacunas contra el sarampión o […]

OPINIÓN · 14 ENERO, 2021 04:25

En busca de un sueño

Por Fernando Pereira Darwin recién cumplió los 16 años y desde antes de que comenzara la pandemia estaba empecinado en irse Colombia. El virus solo retrasó su ímpetu; pero en los últimos meses repotenció su voluntad. Sus notas fueron bajando y cada vez que se toca el tema insiste en que no le ve sentido […]

OPINIÓN · 13 ENERO, 2021 04:35

Trumpismo es patriarcado

Por Susana Reina “Las mujeres son en esencia objetos estéticamente agradables”. “La mejor parte de cualquier película es cuando hacen callar a las mujeres”. “Las noticias malas sobre ti no importan mientras tengas una novia sexy”. “Todas las mujeres odian los acuerdos antes del matrimonio porque quieren cazar fortunas”. “Tiene que haber algún tipo de […]