¿Un grupo de países consideran el COVID-19 como una «gripe estacional»?

COCUYO CHEQUEA · 4 FEBRERO, 2022 18:56

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

Es mentira que un grupo de países cancelaron “los procedimientos de cuarentena”, las pruebas de detección de COVID-19 y consideraron la enfermedad como una “gripe estacional”. Los países que se mencionan en la cadena continúan sus medidas para tratar de controlar la pandemia, sobre todo tras la aparición de la variante ómicron.

Las primeras líneas de la cadena dicen: “Los siguientes países anunciaron la cancelación de todos los procedimientos de cuarentena, las pruebas Corona y la vacunación obligatoria, y consideraron Corona solo una gripe estacional…(sic)”. Entre los países que se mencionan está Turquía, Brasil y Gran Bretaña.

Más adelante se menciona que “científicos alemanes” recomendaron hacer gárgaras con agua tibia y sal para prevenir la enfermedad, afirmación que fue verificada por Cocuyo Chequea hace meses (en varias versiones).

La Unidad de Verificación de Datos y Fact-checking de Efecto Cocuyo revisó cuáles son las medidas de prevención vigentes en los países que menciona la cadena. Si bien no es obligatoria la vacunación, es falso que retiraron las restricciones por la enfermedad, los test de detección y que consideran el COVID-19 como una gripe estacional.

Turquía

En Turquía no se han cancelado los procedimientos para evitar la propagación del COVID-19. El Ministerio de Salud turco cuenta con un Comité Científico del Coronavirus que continúa en funciones y siguen los controles en áreas clave como aeropuertos y puntos de entrada marítima, entre otras medidas.

Por ejemplo, para ingresar al país, los viajeros deben probar que están en las mejores condiciones para hacerlo. Según detalla Visas Turkey (portal de asistencia para la adquisición de visas), una de las maneras es tener completo el esquema de vacunación contra COVID-19, entregar una prueba de detección de la enfermedad o tramitar un certificado de recuperación.

Hasta este viernes, 4 de febrero, no hay datos o declaraciones relacionadas con la posibilidad de declarar la obligatoriedad de la vacuna contra COVID-19.

Brasil

Con un presidente que niega la gravedad de la enfermedad, las medidas para evitar la propagación del COVID-19 en Brasil están dispersas por estado. Por ejemplo, según reseño la agencia EFE, si bien deben usarse mascarillas en Sao Paulo, “cada día se respeta menos” la norma. También se obliga a los funcionarios a presentar un certificado de vacunación.

Según ha hecho seguimiento la agencia Reuters, hasta este viernes 4 de febrero no hay medidas de cierre en las escuelas, espacios de trabajo o en las fronteras. Sin embargo, ante la llegada de la variante ómicron, al menos 10 ciudades cancelaron su programación para los próximos carnavales.

El pasado mes de diciembre, dijo France 24, la Corte Suprema obligó al Ejecutivo a exigir a los visitantes un certificado de vacunación completa para su ingreso.

Gran Bretaña

El pasado 27 de enero, informó France 24, Reino Unido levantó las medidas del uso obligatorio de mascarillas y el certificado COVID-19 como parte del proceso de abandono del “Plan B” (normas para el control de la enfermedad). En los espacios cerrados se mantendrá el uso del tapabocas. En la ciudad de Londres, las mascarillas aún serán requeridas en los servicios de transporte.

El ministro de Sanidad británico, Sajid Javid, ha dicho en varias oportunidades que eventualmente “debemos aprender a convivir con el covid”. No está comparando la enfermedad con una gripe estacional.

El 21 de noviembre de 2021, reportó Europa Press, el ministro aclaró que no se contempla la vacunación obligatoria en Reino Unido. Comentó que la vacuna debería ser una “opción positiva” y que, si las personas están reacias, hay que animarlas para que reciban su inmunización.

Suecia

Suecia está muy lejos de cancelar “todos los procedimientos de la cuarentena” y de considerar al COVID-19 como una “gripe estacional”. El pasado 10 de enero, reportó Europa Press, la primera ministra Magdalena Andersson, anunció nuevas restricciones para controlar el aumento de contagios de las semanas anteriores.

Estas nuevas restricciones se pueden detallar mejor en la web de la Agencia Sueca de Salud Pública. Entre las medidas se contempla limitar el número de contactos que puede tener una persona en espacios cerrados durante eventos sociales, dentro del transporte público, entre otros espacios. Además, se debe mantener el distanciamiento.

Se limitó la cantidad de personas que pueden estar en eventos públicos. Si se cuentan más de 50 participantes, se debe pedir certificado de vacunación. Los locales de comida tienen restricciones de horarios y deben cumplir con el distanciamiento, incluso para el desenvolvimiento de los empleados.

Hasta el pasado 7 de diciembre de 2021, Suecia no tenía previsto introducir la vacunación obligatoria según informó a Euronews. Sin embargo, en la web de la Agencia Sueca de Salud Pública se insiste en que las personas que no quieran vacunarse deben tomar medidas más fuertes para evitar contagiarse.

España

El Gobierno de España tiene un conjunto de medidas laborales, económicas y sociales para evitar la propagación del COVID-19, que se pueden consultar en la web de la Presidencia. Las regiones y ayuntamientos pueden mantener restricciones regionales o locales según consideren, razón por la que cada Comunidad Autónoma va actualizando sus medidas.

Para ingresar al país, indica el Ministerio de Asuntos Exteriores, los viajeros tienen que entregar un certificado de vacunación, certificado de diagnóstico (prueba PCR o test de antígenos) o un certificado que confirme que la persona se ha recuperado de la enfermedad.

El próximo martes, 8 de febrero, según información del Ministerio de Sanidad español, e elevará al Consejo de Ministros un real decreto para eliminar la obligatoriedad de las mascarillas en exteriores, medida que entraría en vigencia el 10 de febrero.

Sobre las vacunas, como el resto de las vacunaciones en España, no es obligatoria la aplicación de la inmunización.  

República Checa

Con la llegada de la variante ómicron, la República Checa modificó sus medidas de control de la enfermedad. Su portal oficial de turismo detalla que para entrar en el país, todos los turistas tienen que presentar una prueba PCR hecha en las últimas 72 horas, incluso si se tiene la pauta de vacunación completa (con las inmunizaciones autorizadas en la Unión Europea). Solo están exentas las personas con dosis de refuerzo.  

Dentro del territorio, se debe usar la mascarilla en los lugares de mayor riesgo (como trasporte público, farmacias y restaurantes). Se contemplan limitaciones de aforo para eventos públicos y culturales. Algunos locales solicitarán un certificado COVID-19 o un justificante de haber pasado la enfermedad.

El pasado 19 de enero el primer ministro Petr Fiala aseguró que la vacunación no sería obligatoria. Radio Prague International explicó que el antiguo gabinete de Andrej Babis había aprobado un reglamento que hacía obligatoria la inmunización para las personas mayores de 60 años y algunas profesiones a partir del mes de marzo.

México

El Gobierno de México cuenta con un semáforo de riesgos que se actualiza semana a semana. El sistema alerta sobre el uso del espacio público por estado de acuerdo con el riesgo de contagio de COVID-19. Según lo que indique el semáforo (que puede estar en rojo, naranja, amarillo o verde), las medidas se relajan o se refuerzan.

Por ejemplo, Ciudad de México está en semáforo verde, por tanto las actividades económicas pueden funcionar como de costumbre. Debe usarse mascarilla y aplicar gel antibacterial en la entrada de establecimientos y espacios de uso común.  Algunos establecimientos aún tienen restricciones de horarios y aforo.

En noviembre del año pasado, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que la vacunación no será obligatoria porque la medida no corresponde con la “filosofía” de su gobierno, según reportó El Financiero.

El Salvador

Al igual que México, El Salvador tiene un mapa de riesgo, aunque con cinco colores que van desde el verde oscuro (riesgo muy bajo) al rojo (riesgo muy alto).

Según el portal oficial del Gobierno para la atención del COVID-19, está restringido el libre acceso a extranjeros. Los salvadoreños y extranjeros nacionalizados deben entrar en cuarentena por 30 días al ingresar al país. También hay restricciones para los trabajadores del sector público y privado. Incluso se restringe el ingreso a los extranjeros con estatus de residencia.

A la fecha no hay datos sobre una posible declaratoria de la obligatoriedad de las vacunas.

Japón

A la fecha el ingreso a Japón está restringido para la mayoría de los países del mundo. La embajada de Japón en el Perú explica que se denegará el desembarque a los extranjeros que hayan estado en 159 países o regiones (entre los que está Venezuela) en los últimos 14 días, a menos que existan “circunstancias especiales”, en principio hasta finales de febrero.

A inicios del mes, informó DW, Japón volvió a imponer limitaciones al horario comercial en varias zonas del sur y oeste del país, tras el incremento de casos de COVID-19. Desde el pasado 29 de enero, todas las personas que vienen de países donde la variante omicron se ha vuelto dominante, están obligados a hacer cuarentena en su residencia o sitio de alojamiento.

Las autoridades japonesas animan a la población a vacunarse y recalcan que los beneficios son más grandes que los riesgos o los posibles efectos secundarios. Solo administran las inmunizaciones con el consentimiento del destinatario.

Singapur

A finales de diciembre, informó EFE, Singapur suspendió la libre entrada sin cuarentena desde varios países por la propagación de la variante omicron. En adelante, las personas que deseen ingresar desde las naciones autorizadas, deben estar en cuarentena por 14 días en centros designados por el Gobierno. Se prevé que la restricción se mantenga hasta el 20 de enero, cuando también se tiene previsto reducir en 50% el número de entradas sin cuarentena.

Desde el pasado 8 de diciembre las autoridades no cubrirán los gastos médicos de los pacientes que se hayan negado a vacunarse contra el COVID-19 y parezcan la enfermedad, según reseñó la agencia EFE.

COCUYO CHEQUEA · 31 ENERO, 2023

¿Un grupo de países consideran el COVID-19 como una «gripe estacional»?

Texto por Shari Avendaño | @shariavendano

Es mentira que un grupo de países cancelaron “los procedimientos de cuarentena”, las pruebas de detección de COVID-19 y consideraron la enfermedad como una “gripe estacional”. Los países que se mencionan en la cadena continúan sus medidas para tratar de controlar la pandemia, sobre todo tras la aparición de la variante ómicron.

Las primeras líneas de la cadena dicen: “Los siguientes países anunciaron la cancelación de todos los procedimientos de cuarentena, las pruebas Corona y la vacunación obligatoria, y consideraron Corona solo una gripe estacional…(sic)”. Entre los países que se mencionan está Turquía, Brasil y Gran Bretaña.

Más adelante se menciona que “científicos alemanes” recomendaron hacer gárgaras con agua tibia y sal para prevenir la enfermedad, afirmación que fue verificada por Cocuyo Chequea hace meses (en varias versiones).

La Unidad de Verificación de Datos y Fact-checking de Efecto Cocuyo revisó cuáles son las medidas de prevención vigentes en los países que menciona la cadena. Si bien no es obligatoria la vacunación, es falso que retiraron las restricciones por la enfermedad, los test de detección y que consideran el COVID-19 como una gripe estacional.

Turquía

En Turquía no se han cancelado los procedimientos para evitar la propagación del COVID-19. El Ministerio de Salud turco cuenta con un Comité Científico del Coronavirus que continúa en funciones y siguen los controles en áreas clave como aeropuertos y puntos de entrada marítima, entre otras medidas.

Por ejemplo, para ingresar al país, los viajeros deben probar que están en las mejores condiciones para hacerlo. Según detalla Visas Turkey (portal de asistencia para la adquisición de visas), una de las maneras es tener completo el esquema de vacunación contra COVID-19, entregar una prueba de detección de la enfermedad o tramitar un certificado de recuperación.

Hasta este viernes, 4 de febrero, no hay datos o declaraciones relacionadas con la posibilidad de declarar la obligatoriedad de la vacuna contra COVID-19.

Brasil

Con un presidente que niega la gravedad de la enfermedad, las medidas para evitar la propagación del COVID-19 en Brasil están dispersas por estado. Por ejemplo, según reseño la agencia EFE, si bien deben usarse mascarillas en Sao Paulo, “cada día se respeta menos” la norma. También se obliga a los funcionarios a presentar un certificado de vacunación.

Según ha hecho seguimiento la agencia Reuters, hasta este viernes 4 de febrero no hay medidas de cierre en las escuelas, espacios de trabajo o en las fronteras. Sin embargo, ante la llegada de la variante ómicron, al menos 10 ciudades cancelaron su programación para los próximos carnavales.

El pasado mes de diciembre, dijo France 24, la Corte Suprema obligó al Ejecutivo a exigir a los visitantes un certificado de vacunación completa para su ingreso.

Gran Bretaña

El pasado 27 de enero, informó France 24, Reino Unido levantó las medidas del uso obligatorio de mascarillas y el certificado COVID-19 como parte del proceso de abandono del “Plan B” (normas para el control de la enfermedad). En los espacios cerrados se mantendrá el uso del tapabocas. En la ciudad de Londres, las mascarillas aún serán requeridas en los servicios de transporte.

El ministro de Sanidad británico, Sajid Javid, ha dicho en varias oportunidades que eventualmente “debemos aprender a convivir con el covid”. No está comparando la enfermedad con una gripe estacional.

El 21 de noviembre de 2021, reportó Europa Press, el ministro aclaró que no se contempla la vacunación obligatoria en Reino Unido. Comentó que la vacuna debería ser una “opción positiva” y que, si las personas están reacias, hay que animarlas para que reciban su inmunización.

Suecia

Suecia está muy lejos de cancelar “todos los procedimientos de la cuarentena” y de considerar al COVID-19 como una “gripe estacional”. El pasado 10 de enero, reportó Europa Press, la primera ministra Magdalena Andersson, anunció nuevas restricciones para controlar el aumento de contagios de las semanas anteriores.

Estas nuevas restricciones se pueden detallar mejor en la web de la Agencia Sueca de Salud Pública. Entre las medidas se contempla limitar el número de contactos que puede tener una persona en espacios cerrados durante eventos sociales, dentro del transporte público, entre otros espacios. Además, se debe mantener el distanciamiento.

Se limitó la cantidad de personas que pueden estar en eventos públicos. Si se cuentan más de 50 participantes, se debe pedir certificado de vacunación. Los locales de comida tienen restricciones de horarios y deben cumplir con el distanciamiento, incluso para el desenvolvimiento de los empleados.

Hasta el pasado 7 de diciembre de 2021, Suecia no tenía previsto introducir la vacunación obligatoria según informó a Euronews. Sin embargo, en la web de la Agencia Sueca de Salud Pública se insiste en que las personas que no quieran vacunarse deben tomar medidas más fuertes para evitar contagiarse.

España

El Gobierno de España tiene un conjunto de medidas laborales, económicas y sociales para evitar la propagación del COVID-19, que se pueden consultar en la web de la Presidencia. Las regiones y ayuntamientos pueden mantener restricciones regionales o locales según consideren, razón por la que cada Comunidad Autónoma va actualizando sus medidas.

Para ingresar al país, indica el Ministerio de Asuntos Exteriores, los viajeros tienen que entregar un certificado de vacunación, certificado de diagnóstico (prueba PCR o test de antígenos) o un certificado que confirme que la persona se ha recuperado de la enfermedad.

El próximo martes, 8 de febrero, según información del Ministerio de Sanidad español, e elevará al Consejo de Ministros un real decreto para eliminar la obligatoriedad de las mascarillas en exteriores, medida que entraría en vigencia el 10 de febrero.

Sobre las vacunas, como el resto de las vacunaciones en España, no es obligatoria la aplicación de la inmunización.  

República Checa

Con la llegada de la variante ómicron, la República Checa modificó sus medidas de control de la enfermedad. Su portal oficial de turismo detalla que para entrar en el país, todos los turistas tienen que presentar una prueba PCR hecha en las últimas 72 horas, incluso si se tiene la pauta de vacunación completa (con las inmunizaciones autorizadas en la Unión Europea). Solo están exentas las personas con dosis de refuerzo.  

Dentro del territorio, se debe usar la mascarilla en los lugares de mayor riesgo (como trasporte público, farmacias y restaurantes). Se contemplan limitaciones de aforo para eventos públicos y culturales. Algunos locales solicitarán un certificado COVID-19 o un justificante de haber pasado la enfermedad.

El pasado 19 de enero el primer ministro Petr Fiala aseguró que la vacunación no sería obligatoria. Radio Prague International explicó que el antiguo gabinete de Andrej Babis había aprobado un reglamento que hacía obligatoria la inmunización para las personas mayores de 60 años y algunas profesiones a partir del mes de marzo.

México

El Gobierno de México cuenta con un semáforo de riesgos que se actualiza semana a semana. El sistema alerta sobre el uso del espacio público por estado de acuerdo con el riesgo de contagio de COVID-19. Según lo que indique el semáforo (que puede estar en rojo, naranja, amarillo o verde), las medidas se relajan o se refuerzan.

Por ejemplo, Ciudad de México está en semáforo verde, por tanto las actividades económicas pueden funcionar como de costumbre. Debe usarse mascarilla y aplicar gel antibacterial en la entrada de establecimientos y espacios de uso común.  Algunos establecimientos aún tienen restricciones de horarios y aforo.

En noviembre del año pasado, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que la vacunación no será obligatoria porque la medida no corresponde con la “filosofía” de su gobierno, según reportó El Financiero.

El Salvador

Al igual que México, El Salvador tiene un mapa de riesgo, aunque con cinco colores que van desde el verde oscuro (riesgo muy bajo) al rojo (riesgo muy alto).

Según el portal oficial del Gobierno para la atención del COVID-19, está restringido el libre acceso a extranjeros. Los salvadoreños y extranjeros nacionalizados deben entrar en cuarentena por 30 días al ingresar al país. También hay restricciones para los trabajadores del sector público y privado. Incluso se restringe el ingreso a los extranjeros con estatus de residencia.

A la fecha no hay datos sobre una posible declaratoria de la obligatoriedad de las vacunas.

Japón

A la fecha el ingreso a Japón está restringido para la mayoría de los países del mundo. La embajada de Japón en el Perú explica que se denegará el desembarque a los extranjeros que hayan estado en 159 países o regiones (entre los que está Venezuela) en los últimos 14 días, a menos que existan “circunstancias especiales”, en principio hasta finales de febrero.

A inicios del mes, informó DW, Japón volvió a imponer limitaciones al horario comercial en varias zonas del sur y oeste del país, tras el incremento de casos de COVID-19. Desde el pasado 29 de enero, todas las personas que vienen de países donde la variante omicron se ha vuelto dominante, están obligados a hacer cuarentena en su residencia o sitio de alojamiento.

Las autoridades japonesas animan a la población a vacunarse y recalcan que los beneficios son más grandes que los riesgos o los posibles efectos secundarios. Solo administran las inmunizaciones con el consentimiento del destinatario.

Singapur

A finales de diciembre, informó EFE, Singapur suspendió la libre entrada sin cuarentena desde varios países por la propagación de la variante omicron. En adelante, las personas que deseen ingresar desde las naciones autorizadas, deben estar en cuarentena por 14 días en centros designados por el Gobierno. Se prevé que la restricción se mantenga hasta el 20 de enero, cuando también se tiene previsto reducir en 50% el número de entradas sin cuarentena.

Desde el pasado 8 de diciembre las autoridades no cubrirán los gastos médicos de los pacientes que se hayan negado a vacunarse contra el COVID-19 y parezcan la enfermedad, según reseñó la agencia EFE.

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

3

QUÉ CHIMBO