¿Las gárgaras de café con sal, crema dental y licor ayudan a prevenir el COVID-19?

COCUYO CHEQUEA · 22 ENERO, 2021 15:22

¿Las gárgaras de café con sal, crema dental y licor ayudan a prevenir el COVID-19?

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

87
QUÉ CHÉVERE
7
QUÉ INDIGNANTE
8
QUÉ CHIMBO

Un nuevo remedio casero invade las plataformas de mensajería en Venezuela. Circula un audio en el cual se asegura que hacer gárgaras de café, sal, crema dental y licor contribuye a prevenir el COVID-19 de la garganta. Sin embargo, la efectividad del uso estos ingredientes para combatir el virus ya ha sido desmentido por investigadores y personal de salud.

El audio inicia así: “Les envío la receta de las gárgaras. Están estandarizadas ya para ser preparadas en la casa. La propusimos como una formulación casera porque eso se llevó hasta el punto de utilizar lo que hay en la que en cualquier casa, tratamos de ser muy universales…”. A continuación la transcripción del audio completo.

Parte de las afirmaciones del audio han sido desmentidas por la comunidad científica y otros investigadores, aunque por separado. La Unidad de Verificación de Datos y Fact-checking de Efecto Cocuyo también conversó con una ingeniera química y dos licenciados en química para contrastar lo que se propone.

Café

En las primeras semanas de la pandemia en Venezuela, circuló una cadena que señalaba que el café contenía sustancias como la metilxantina, teobromina y teofilina. Las metilxantinas son un grupo de alcaloides estimulantes del sistema nervioso central. Aunque las más comunes son la teofilina, la teobromina y la cafeína, sólo esta última está contenida en grano de café (con muy pocas cantidades de teofilina).

Estudios revisados por el portal Ojo Público de Perú indican que estos compuestos han sido utilizados como broncodilatadores, sin embargo su concentración en el grano es muy bajo como para tener un efecto farmacológico.

Cocuyo Chequea hizo una búsqueda en repositorios científicos como Google ScholarResearchGateBiorxivMedrxivEurekaAlert! para conocer si existe alguna investigación que relacione el café con la mejora de los síntomas del COVID-19.

Un artículo publicado en Journal of Clinical Medicine, titulado Porqué la metodología es importante: ¿Café como un tratamiento candidato para el COVID-19? señala que “multiples sesgos” impiden concluir que el café tenga un efecto en la enfermedad. Aclaran que la metodología y la conciencia son la mejor forma de evitar conclusiones apresuradas.

Un preprint (es decir, una investigación en su etapa inicial y que no ha sido revisada por otros profesionales), señaló que la cafeína redujo la reversibilidad de la pérdida del gusto y del olfato en pacientes con el nuevo coronavirus. No se encontraron otros trabajos relacionados con el café y la enfermedad. Conforme a las investigaciones publicadas a la fecha, es falso que la cafeína tenga algún efecto terapéutico o preventivo.

Sal

Por lo general, las cadenas que incluyen la sal en preparaciones para el COVID-19, señalan que puede ayudar a cambiar el pH del cuerpo. Sin embargo, esto es totalmente falso según pudo verificar Cocuyo Chequea y el audio no vincula el ingrediente con el pH.

La web de la Organización Mundial de la Salud (OMS) da otras pistas sobre el uso de solución salina para tratar las gripes. Menciona que si bien algunas pruebas muestran que enjuagarse la nariz con solución salina puede acelerar la recuperación tras un resfriado común, no previene infecciones.

Pasta dental

Algunos productos de higiene bucal pueden reducir temporalmente la cantidad de virus en la boca, sin embargo esto no significa que su uso vaya a tener un efecto preventivo. Estudios hechos por la empresa Colgate-Palmolive demuestran que tipos específicos de crema dental, enjuague bucal y spray bucal neutralizan el SARS-CoV-2 en más de 99%. Es decir, el virus aún está presente pero deja de ser infeccioso y no se puede reproducir.

Otro estudio clínico no comparable hecho con casos positivos de COVID-19 mostraron que algunos enjugues reducen la cantidad de virus de 30 a 60 minutos después del lavado. Contienen en su formulación cloruro de cetilpiridinio con zinc, peróxido de hidrógeno o clorhexidina.

En la sección de preguntas y respuestas aclaran que si el virus se encuentra en tu boca, es porque ya estás contagiado. No existe evidencia concluyente que señale que reducir los niveles de virus en la boca puede prevenir la enfermedad.

Licor

En la sección de Consejos para la población acerca de los rumores de la OMS, se menciona que beber alcohol no protege a las personas de contraer la enfermedad.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) es un poco más específica. En sus orientaciones sobre el COVID-19 y las bebidas alcohólicas, menciona que el alcohol en una concentración de al menos 60% en volumen, actúa como desinfectante en la piel, pero carece de tal efecto una vez ingerido. No desinfecta la boca ni la garganta ni generará algún tipo de protección contra la enfermedad.

¿”Saponificación” del virus?

Cocuyo Chequea contactó al profesor Universidad Nacional Experimental Politécnica “Antonio José de Sucre” (Unexpo) y autor de la receta de las gárgaras, Mario Vegas, para aclarar dudas sobre la formulación. Recalcó que la receta busca degradar la capa externa del virus causante del COVID-19 para proteger la garganta. “(…) En el momento que usted se expone a una cantidad de personas ya tiene por lo menos como prevención un gargarismo qué le va a ayudar por lo menos a disminuir el impacto”, señaló.

Comentó que espera que, luego de que llegue la vacuna al país, las gárgaras queden para “seguir saponificando cualquier gripe”, es decir, despegar la capa lípida del COVID-19, según detalló.

A través de las plataformas de mensajería a las que tiene acceso, Vegas compartió su hallazgo ha recibido respuestas positivas de las personas que las han probado. El profesor compartió al menos cinco capturas, correos y audios de personas que han contado su expericiencia con las gárgaras. Afirmó que la receta queda para que cualquier persona la someta un estudio riguroso.

¿Saponificación?

Que no nos intimide el vocabulario técnico. La saponificación es el proceso de convertir grasa o cualquier tipo de aceite y una mezcla de hidróxico sodio (soda cáustica) o hidróxido potasio en jabón o glicerina. Por supuesto, bajo ciertas condiciones, según explicó a Cocuyo Chequea la ingeniera química egresada de la Universidad de Carabobo (UC), Stefany Kancev.

No obstante, explicó el licenciado en química de la UC, Jesús Hernández, la receta de gárgaras propuesta por el profesor genera un proceso diferente: una esterificación, por la presencia de una bebida alcohólica en la mezcla.

El licenciado en química de la Universidad Simón Bolívar (USB), Andersson Mavares, detalló porqué la receta no ayudarían a prevenir la enfermedad ni minimizar su impacto. “Hacer gárgaras no tiene nada que ver con bioquímica. Eso es un lavado de garganta normal quizás para matar algunas infecciones, es como si usaras Listerine (enjuague bucal)”.

Detalló que las formulaciones químicas suelen estar muy estandarizadas, con sus respectivas cantidades muy precisas. Todas las pastas de dientes y las distintas marcas de café en polvo, por ejemplo, tienen composiciones químicas diferentes. Además, la cafeína no provoca absorción.

“La cafeína no provoca absorción. Como molécula no genera absorción de nada y ¿absorber qué? Cuando se habla de absorción suele ser de una molécula que absorbe un metal pero aquí no se está explicando qué absorbe”, concluyó.

En conclusión, es falso que esta nueva receta de gárgaras ayuda a prevenir o minimizar el impacto del COVID-19 en el organismo.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: