Denunciarán ante CPI y ONU «violencia política» contra Guaidó  

POLÍTICA · 14 JUNIO, 2022 16:52

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

La Comisión Delegada Legislativa, de la Asamblea Nacional de 2015, rechazó las agresiones contra el líder opositor Juan Guaidó, ocurridas en los estados Zulia y Cojedes en menos de dos semanas.

Guaidó informó que llevarían ante las instancias internacionales correspondientes, incluyendo la fiscalía de la Corte Penal Internacional y la Misión de Determinación de Hechos de Naciones Unidas, la denuncia sobre los ataques.

Durante el debate en la sesión remota de este 14 de junio, los diputados de 2015 responsabilizaron tanto a funcionarios, entre ellos diputados, como a grupos de choque del chavismo de los ataques verbales y físicos hacia Guaidó y sus simpatizantes. Alegaron que incluso, la vida de Guaidó ha estado en riesgo por el uso de armas de fuego durante los ataques.

«La agresión del sábado (11 de junio) por parte de un grupo de personas que lo increparon en Cojedes fue dirigida por la diputada Nosliw Rodríguez (Psuv) y debe ser condenada nacional e internacionalmente. Debería haber una investigación para que los ataques fascistas sean llevados a la justicia. Es grave que estos delitos se repitan», expresó Williams Dávila.

A juicio del parlamentario de AD, la violencia ejercida por grupos del chavismo pone en evidencia que el gobernante Nicolás Maduro y su círculo son «enemigos de la paz» y que no están interesados en ningún tipo de diálogo o negociación.

«Siempre está (Maduro) en la acera de enfrente, buscando sabotear cualquier salida para unas elecciones libres en Venezuela», agregó.

Denuncian nueva ola de represión

Guaidó fue agredido durante su visita a Cojedes este sábado 11 de junio. El hecho quedó registrado en videos en los que se aprecia a un grupo de hombres, algunos vestidos con camisas rojas, atacando al opositor. El presidente de la Comisión Delegada Legislativa responsabilizó a simpatizantes del chavismo.

El viernes anterior (3 de junio) se registraron hechos similares en el estado Zulia, donde un altercado con afectos al gobierno de Maduro que rechazaban la presencia de Guaidó, terminó en una «guerra de sillas». Simpatizantes de VP aseguraron que solo se defendían del intento de «sabotaje» de la dirigencia del chavismo en el estado.

El diputado Freddy Superlano intervino para alertar que el poder político en Miraflores adelanta una nueva ola de represión contra la disidencia política, de allí, que afirma, no es casualidad la detención de nueve jóvenes en Chacao, el pasado 9 de junio, solo por rendir homenaje al joven asesinado durante las protestas masivas de 2017, Neomar Lander.

Dijo haber sido testigo del ataque a Guaidó en Cojedes en el que se encontraban «diputados», arengando a la gente a ir contra el presidente de la Comisión Delgada Legislativa para «incluso matarlo». Llamó a los actores políticos y de la sociedad civil para que todos rechacen estos hechos porque el día de mañana «pueden ser contra cualquiera».

«Fui testigo de que tenían armamento, pasaron de los insultos a lo físico y me pregunto hasta dónde serán capaces de llegar».

Guaidó cerró la discusión con un agradecimiento y con otro llamado: no permitir la normalización de la violencia política en el país que busca callar la voz de quienes padecen la emergencia humanitaria.

En plena discusión sobre las primarias presidenciales opositoras, rumbo a 2024, Guaidó, al igual que otros dirigentes políticos como Carlos Ocariz de Primero Justicia y Carlos Prosperi de AD, realizan recorridos por todo el país para «reconectarse» con los electores.