Chavismo disidente duda de reestructuración del Psuv y descarta candidatura de Jaua  

POLÍTICA · 9 MAYO, 2022 07:30

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Designada una «nueva» dirección nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) con predominio de caras conocidas, el gobernante y presidente de la tolda, Nicolás Maduro, pidió reestructuración de todas las estructuras de base, desde los jefes de calle hasta los equipos regionales.

Este jueves 5 de mayo, Maduro anunció nuevas medidas de revisión interna del partido rojo. Pidió simplificar la estructura organizativa: eliminar las vicepresidencias territoriales y sustituirlas por una sola figura de enlace con las regiones que puede ser un miembro de la dirección nacional o del Consejo Político, cuya mayoría de antiguos integrantes también fue ratificada el pasado 23 de abril.

«Hay que cambiar la estructura y cambiar todo, tenemos que adaptarnos. Si queremos cabalgar victoriosos, de manera exitosa los años que están por venir 2022-2030 debemos cambiar desde adentro al partido en todas sus estructuras», justificó Maduro.

«Busca garantías para 2024»

Para el politólogo y antiguo aliado del chavismo, Nicmer Evans, con los reacomodos dentro del partido, que implicaron la exclusión del exvicepresidente Elías Jaua, Maduro logró tomar el control del Psuv por encima de Diosdado Cabello -quien fue ratificado como primer vicepresidente – y ahora va por el resto de las estructuras militantes.

«Anteriormente Cabello ejercía el control sobre el Psuv, lo que llevó a Maduro a generar partidos fuera de él (Somos Venezuela), pero ya lo tiene con esta dirección nacional. Busca garantías para 2024 y ahora se siente sólido», sostiene, en declaraciones a Efecto Cocuyo.

Pese a los intentos, el también dirigente del Movimiento Democracia e Inclusión (MDI) considera que el Psuv es un partido «venido a menos» con una militancia que basa su permanencia «más por necesidad que por verdadera convicción».

 «La principal diferencia con el Psuv de Chávez es que había un activismo real, las UBCH se reunían, había asambleas regulares y una agenda de discusión, eso murió con Chávez. Ya no hay capacidad de debate, solo hay empleados públicos que hacen lo que les dicen», afirma.

Como un nuevo AD

 La mano alzada, a petición de Maduro, de más de 2.000 delegados del Psuv reunidos en la plenaria del V Congreso, realizada en el Teatro Teresa Carreño, bastó para ratificar al gobernante y a Cabello al frente del Psuv y designar a la DN.

Otra diferencia entre el Psuv de Chávez y el Psuv de Maduro, es marcada por el exministro de Educación y Energía Eléctrica del gobierno de Hugo Chávez, Héctor Navarro: la dirección nacional era electa democráticamente por las bases del partido.

«Es así como yo llegué a la dirección nacional junto a otros 29 compañeros, tengo en mi poder los documentos correspondientes. Eso obviamente cambió a partir de un ‹congreso› cuyos participantes tampoco fueron electos sino designados a dedo», cuestiona Navarro.

Pone en duda la renovación de la tolda de la que formó parte desde su fundación hasta 2014, cuando fue excluido luego de solidarizarse con el exministro de Planificación Jorge Giordani, quien criticó duramente al naciente primer gobierno de Maduro y le exigió la renuncia.

«Por todas las decisiones, ratificando muy viejos cabecillas con grandes problemas en el pasado y que ahora son incluso gobernadores, se deduce que lo que se pretende renovar, en todo caso, es a las personas encargadas de repartir las bolsas del Clap en cada circuito que, dicho sea de paso, en muchos casos, ni siquiera está en manos de militantes del Psuv», dijo a Efecto Cocuyo.

Navarro, quien fuera uno de los hombres de confianza de Chávez, ve al Psuv actual «como la renovación de Acción Democrática en la política venezolana», al ejercerm a su juicio, el gobierno con corrupción, desaparecidos, presos sin derechos, quiebra de empresas del Estado, entrega de recursos naturales, amenaza a universidades, con sindicatos ‘gobierneros’ y negociación de contratos colectivos a espaldas de los trabajadores.

«Todo ello pero exponenciado, quizás por la experiencia adquirida», acotó. 

«No está en su mejor momento»

 Navarro coincide con Evans en la afirmación de que el Psuv no está en su mejor momento. Muestra de ello, indica, son las recientes diferencias evidenciadas en la demorada designación de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia y las críticas de Pedro Carreño al Tribunal anterior al mando de Maikel Moreno. También, apuntó, el diálogo tripartito con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que aseguró, ha generado mucha discusión dentro del Psuv.

Sobre esto último lamentó la frustración de los trabajadores por los resultados de esa mesa y rechazó el protagonismo que se le dio a Fedecámaras que sí dijo sentirse satisfecha luego de las conversaciones, algo que considera contradictorio, si se supone que el gobierno de Maduro es «obrerista».

 Caso Jaua

Que la militancia escogiera a través de una votación directa y secreta a la dirección del Psuv, fue una petición que también hizo recientemente el excanciller Elías Jaua, uno de los dirigentes históricos del chavismo que hoy se ve excluido de la directiva y que podría correr la misma suerte de Navarro, Giordani y otros tantos como Rafael Ramírez.

Evans sostiene que la «eliminación sistemática de los hijos de Chávez» ha sido una política de Maduro y su entorno desde la muerte del líder de la revolución. El castigo para los críticos dentro del chavismo, dijo, va desde mandarlos a un rincón, donde a su juicio está Jaua, hasta perseguirlos judicialmente como es el caso del exministro de Petróleo y presidente de Pdvsa por 12 años, exiliado en Italia.

«Algunos han sido neutralizados, subordinados, el único de los hijos de Chávez que se mantiene con cierta fuerza es Diosdado, pero cada vez más disminuido», asegura.

En cuanto al futuro del exministro en varias carteras, incluyendo Agricultura y Tierras, no cree que se atreva a dar el paso de asumir una candidatura presidencial por parte del chavismo disidente ni ir de frente contra Maduro.

Factores de la Alternativa Popular Revolucionaria (APR) como Patria Para Todos (PPT) de Rafael Uzcátegui, simpatizan con la idea de hacerle la propuesta a Jaua para que sea el abanderado a Miraflores por la izquierda que ya no acompaña a Maduro. En la APR aún no se da una discusión formal sobre las opciones para 2024.

«Yo tengo muy serias dificultades para calificarlo dada su muy mediocre, o incluso cabría un calificativo peor, trayectoria al frente del Ministerio de Agricultura y Tierras (…) Yo no pondría a Elías Jaua al frente de absolutamente nada y estoy convencido de que Chávez tampoco lo haría», opina Navarro.