Blyde estima que en las “próximas semanas” Gobierno y oposición discutan agenda de negociaciones

POLÍTICA · 9 JULIO, 2021 12:43

Ver más de

Efecto Cocuyo @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

7
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El político Gerardo Blyde dio, este 9 de julio, un balance de la gira internacional que encabezó en representación del gobierno interino de Juan Guaidó, en la búsqueda de apoyo internacional para un proceso de negociaciones con la administración de Nicolás Maduro.

En entrevista con Circuito Éxitos, el exalcalde de Baruta aseguró que en las distintas conversaciones que sostuvo con actores internacionales, con la facilitación del reino de Noruega, hubo consenso en que debe haber un proceso integral que permita una solución democrática para la crisis del país y su reinstitucionalización.

En este sentido, estimó que en las próximas semanas los representantes de la gestión de Maduro y la oposición deben sentarse en la mesa para acordar una agenda que concrete tales negociaciones. 

El objeto de la gira fue fortalecer el apoyo de la comunidad internacional. Actualizarlos en el estatus en el que se encuentra el proceso de pendulación, que está pronto a cerrarse. Y luego conocer, de propia voz de ellos, exactamente qué tratamiento debe dársele al levantamiento de sanciones”, dijo.

En dicho proceso de pendulación, según explicó, se negocian los temas a discutir y entre ellos los puntos más importantes que permitan la convivencia política en el país. Además, agregó, se explora la intención de las partes que se sentarán en la mesa de negociación.

Venezuela necesita una salida”

El 11 de mayo, Guaidó presentó al país un Acuerdo de Salvación Nacional que plantea dichas conversaciones con el chavismo para lograr elecciones generales libres, liberación de presos políticos, regreso de exiliados, entrada de ayuda humanitaria y justicia transicional, a cambio del levantamiento progresivo de sanciones. Poco después de un mes , Blyde anunció la gira internacional para promover el acuerdo.

El mismo Maduro y otros voceros del chavismo han dicho que para sentarse primero se deben eliminar las medidas restrictivas.

“Intentar de nuevo negociaciones con fines maximalistas llevará al fracaso”, opinan politólogos

 

“Hemos tratado por mucho tiempo que la salida venezolana sea negociada. No se iba a producir a través del quiebre del régimen ni un golpe militar; y lo dijimos cuando el régimen se levantó de las negociaciones de Barbados. Un año después, volvimos a reiterar que Venezuela necesita negociar una salida democrática que permita reinstitucionalizar el país para que estas cosas que están pasando en Caracas no sigan ocurriendo, para que el Estado esté presente cumpliendo sus funciones”, manifestó.

El político se quejó por el tiempo que está tardando el chavismo para tomar decisiones y alertó sobre intenciones del gobierno de Maduro de bombardear el proceso al proponer que sea un proceso televisado. Esto, afirmó, dañaría el proceso.

Subrayó que el país necesita soluciones más rápidas. Guaidó ha dicho que la oposición está lista para negociar y que cualquier retraso que se produzca debe ser atribuido a Miraflores. El país sede de las conversaciones tampoco está definido y hasta ahora se maneja México o la misma Noruega como posibles escenarios.

Lo que no incluyen las negociaciones

Durante la entrevista con el periodista Román Lozinsky, Blyde aclaró que temas como el proceso en la Corte Penal Internacional (CPI) por delitos de lesa humanidad en Venezuela no formarán parte del proceso de negociación porque debe haber justicia para las víctimas.

Los procesos, cuando una víctima acude a la justicia internacional es porque el sistema interno en el país donde vive no le puede proveer el resarcimiento de los daños; y no se puede impartir justicia porque no hay separación de poderes. Y no se puede negociar en una mesa porque nosotros no somos parte en ese juicio, porque no somos las víctimas, aunque nos duelan mucho”, advirtió.

Indicó que en todo caso, del acuerdo político producto de las negociaciones que busca una reinstitucionalización del país, podría lograrse el rescate de un sistema judicial venezolano que pueda resarcir a esas víctimas y a partir de allí, las víctimas decidir si desisten del proceso internacional.