Connacionales infectados y acusados - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 25 JULIO, 2020 04:35

Connacionales infectados y acusados

Ver más de

Leoncio Barrios | @Leonciobarrios

¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“El problema es que parte de los repatriados por su voluntad tienen urgencia de llegar”

La pandemia del Covid-19 puede tener una explicación científica, especulativa, la que sea. Pero eso no es suficiente para calmarnos. La influencia judeo-cristiana que pesa en la mayoría de nuestras culturas occidentales, exige encontrar culpables y, de ser posible, que paguen por lo hecho. Así actuamos en lo cotidiano y en lo trascendental. 

Los primeros acusados

Con respecto a este cataclismo mundial ha habido varios acusados. Los chinos, varias centenas de millones juntos, por ser allí donde se originó la pandemia. El gobierno chino porque, supuestamente, no dijo lo que debía decir a quien debía decir, en el momento que debía decirlo. Algunos dicen que por haber creado el virus.

La Organización Mundial de la Salud por no haber oído, advertido a tiempo y claramente lo que podía pasar. Por no enviar suministros. Por ser agencia de una conspiración transnacional con intereses aún no descubiertos. Cualquier razón sirve para desplazar responsabilidades.

A nivel local, el gobierno —de cualquier país— es el culpable de la tragedia vivida por no haber tomado las previsiones necesarias ante las advertencias (entonces, ¿alguien advirtió?), por no responder eficientemente ante el embate del virus. Por paralizar las economías nacionales. Por dejar infectar a tanta gente, morir a mucha.

Muy pocos gobiernos han salido bien parados por su respuesta a la epidemia. Las oposiciones se regodean, celebrando no gobernar en estos momentos inéditos y dificilísimos. Aprovechan de pasar factura buscando ganancias electorales en río revuelto. Los gobiernos también. Todos tiran para su lado.

Después del desconfinamiento o la cuarentena

El control del virus no ha sido fácil. Ni para las autoridades que han actuado con responsabilidad, menos para las que han sido ligeras en sus respuesta. Es más difícil de lo que se creía. Pareciera que todavía no hay luz al final del túnel epidémico. Apenas, alivio en algunos lados.

Ahora, la responsabilidad es de la gente, de miles de millones de personas en todo el mundo. En lo chiquitico, el deber de parar el virus es mío, tuyo, de nosotros. De quien viene y de quien va. El peligro aumentó. Los gobiernos vigilan, toman medidas, la cosa va y viene. Brotes, rebrotes, aguas calmas, nuevas olas. ¿Nueva calma?

El tiempo pasa; el virus, no

La pandemia del Covid-19 y su consecuencia del confinamiento tiene dinámicas y consecuencias económicas, políticas, sociales y personales que varían en el tiempo y en el espacio. Esas variaciones le dan un perfil propio a la epidemia en cada país e, inclusive, a cada región dentro del país.

Europa y Asia, después de 4 meses de confinamiento estricto han logrado una “nueva normalidad”. La economía se reactiva poco a poco. Igual la vida social. La gente se siente algo tranquila pero el susto no ha pasado. Brotes y rebrotes. Las consecuencias económicas y sociales, ya  preocupantes, apenas comienzan a verse.

En América y el Caribe, a 5  meses de cuarentena estricta en muchos países, el número de infectados sigue en ascenso. Los gobiernos son acusados. Ellos buscan a quien acusar. En el juego de acusaciones, los más débiles, siempre, tienen las de perder.  Ahora, somos nosotros, los ciudadanos y ciudadanas. Particularmente, quienes no cumplen con las medidas de protección. Piensan que no les pasará. Los escogidos serán otros.

Una situación particular

Los datos de la epidemia de Covid-19 en Venezuela suelen no ser tomados en cuenta por las instituciones, ni las agencias de noticias internacionales. La desconfianza hacia el gobierno nacional, por otras razones, se ha extendido hasta los reportes epidemiológicos. El gobierno paralelo no tiene arte, ni parte. El país no existe en el mapa epidemiológico regional, ni mundial.

Venezuela sufre. No tanto por la cantidad de infectados y muertes a causa del Covid-19 sino por las estrictas medidas de confinamiento y sus consecuencias psicológicas, sociales y económicas en la población. Las autoridades no explican la estrategia de prevención. El esquema 7×7, una semana sí, otra, no; confunde. Aunque se justifique epidemiológicamente, al no explicarlo, confunde. La confusión dispara las sospechas, las dudas.

Venezuela tiene años con un tráfico aéreo limitado. El turismo externo desapareció. Muy pocos vienen por negocios internacionales. Más gente sale del país que la que entra. El virus viaja en avión por todo el mundo. De Venezuela la mayor cantidad de líneas aéreas se fueron hace tiempo. Allí pudiera estar una de las razones del porqué el coronavirus se manifestó relativamente tarde y con pocos casos en ese país.

El dedo acusador

En los reportes diarios sobre la epidemia en Venezuela aparece una categoría sobre el origen del contagio que resulta a antipática por lo que significa: casos importados. ¿Los acusados? Quienes vienen del exterior. Es decir, a quienes llegan a pie. Son venezolanos y venezolanas que, precisamente por la pandemia, regresan a su país con todo el derecho a hacerlo.

El problema es que parte de esos repatriados por su voluntad tienen urgencia de llegar a donde vayan. Toman trochas y caminos verdes para evadir los controles sanitarios. Los trocheros son parte de la llegada del virus  a Venezuela pero se ha podido evitar. Y siendo leal a nuestra cultura de la culpabilidad, ¿quién más sabe dónde están esos caminos verdes y no tomó, ni ha tomado las medidas sanitarias necesarias?

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Cuarentena de cien días y más

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 8 AGOSTO, 2020 04:35

Más pobreza: la única certeza

La pandemia del Covid-19 ha sembrado incertidumbre. Sin embargo, ya hay, al menos un aspecto cierto, pero tan negativo como el coronavirus: la crisis económica. A mucha gente lo económico le preocupa tanto, o más, que la amenaza sanitaria. Lo que inquieta no es tanto la economía mundial, ni la nacional, sino la doméstica, la […]

OPINIÓN · 7 AGOSTO, 2020 04:35

Una historia de arbitrariedades

Venezuela, su historia reciente, se va llenando de casos de arbitrariedad. Una definición encontrada de paso en la web nos señala que las arbitrariedades corresponden a una forma de actuar basada solo en la voluntad o en el capricho; y que por tanto no obedece a principios dictados por la razón, la lógica o las […]

OPINIÓN · 6 AGOSTO, 2020 04:49

Lactancia materna y la responsabilidad de los Estados

“Cuando tuve a mi primer hijo y me recomendaron que le diera pecho sentí dudas y temores sobre si mi leche realmente lo alimentaría, si tendría la cantidad suficiente y todas esas cosas que nos preocupan a las mujeres”, Teresa. En esta Semana de la Lactancia debemos insistir en que amamantar está plagado de ventajas […]

OPINIÓN · 6 AGOSTO, 2020 04:45

Sobrevivir es el desafío en cárceles venezolanas

Las cárceles venezolanas están llenas de jóvenes. Según el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) en su reciente informe sobre la situación carcelaria en 2019 había un total de 43.992 reclusos distribuidos en 44 cárceles que están funcionando de 52 recintos existentes. Esa cantidad de personas privadas de libertad no incluye a quienes están los calabozos […]