Inicia preparación de la Semana Santa con misa de envío de los Palmeros de Chacao

LA HUMANIDAD · 3 ABRIL, 2022 12:11

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano

Foto por Referencial

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Después de dos años de actividades a media máquina por la pandemia, vuelve la peregrinación a la imagen de la Virgen María Auxiliadora y la misa de envío de los Palmeros de Chacao, en Caracas.

La alcaldía informó en sus redes sociales que la peregrinación se llevó a cabo a las 9:00 de la mañana de este domingo, 3 de abril, desde el Parque Humboldt, ubicado en la quinta trasversal de la urbanización La Castellana, hasta el puesto Guardaparque de Chacaíto. La misa de envío está pautada para las 4:00 de la tarde en la iglesia parroquial San José de Chacao.

Con un poco más de tranquilidad, se reinicia la tradición de la Semana Santa. Hace un año un pequeño grupo de 20 Palmeros buscaron las palmas benditas en el Parque Nacional El Ávila y las bajaron sin procesión. El Instituto Nacional de Parques (Inparques) aprobó que los montañistas voluntarios, con pruebas de PCR negativas para COVID-19, subieran a buscar las palmas.

La tradición en pandemia

En ese entonces, la jornada de vacunación contra COVID-19 en el país tenía poco más de un mes en desarrollo, por tanto la población inmunizada era bastante reducida.  

En 2020, los Palmeros solo celebraron una misa a puerta cerrada en la Iglesia San José de Chacao. Asistieron apenas 20 personas.

La tradición de los Palmeros de Chacao fue declarada Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad por parte la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en el año 2019.

La historia de los palmeros se remonta a finales del siglo XVIII cuando una epidemia de fiebre amarilla azotó a Caracas. En ese entonces, el párroco de la ciudad, José Antonio Mohedano, hizo una promesa: si paraba la enfermedad, antes de cada Semana Santa buscarían palmas en El Ávila.

Después que superado el contagio, quedó la tradición de buscar las palmas en el parque, donde desde entonces los palmeros suben el llamado Viernes de Concilio en la tradición católica, retornan el sábado y se distribuyen en las celebraciones del domingo.