Escuelas en Caracas regresan a clases presenciales sin dotación de bioseguridad pero con amplia asistencia este #28Mar

LA HUMANIDAD · 28 MARZO, 2022 15:49

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

Foto por Mairet Chourio (@mairetchourio)

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Escuelas y liceos de Caracas regresaron a clases presenciales plenas este 28 de marzo, luego de que el mandatario Nicolás Maduro llamara a normalizar las actividades educativas en Venezuela tras más de dos años de suspensión y semipresencialidad por la pandemia de COVID-19. 

Los centros educativos públicos registraron una amplia afluencia de estudiantes este lunes, pero en varios de ellos sus autoridades indicaron no haber recibido insumos de bioseguridad de parte del Estado, de acuerdo con el recorrido que Efecto Cocuyo realizó en la capital.

Gremios señalan que la deserción docente se calcula en más del 56 % y alertan que hay escuelas sin condiciones básicas para recibir a los niños, niñas y adolescentes. 

No obstante, en los cinco municipios del área metropolitana de Caracas se observaron nuevamente desfiles de jóvenes con mochilas, uniformes y tapabocas. En el caso del Liceo Andrés Bello, uno de los más emblemáticos de la ciudad, no hubo clases debido que se encuentran en proceso de limpieza. Autoridades informaron que las puertas se abrirán de forma oficial el martes 29 de marzo.

¿Bioseguridad? 

El Colegio Jesús Maestro de la red de Fe y Alegría, ubicado en la zona 10 de José Félix Ribas, en el municipio Sucre, inició actividades a las 7:15 a. m. este lunes. Educadores afirmaron que no recibieron ninguna dotación de insumos de bioseguridad de parte del Estado y comentaron que las autoridades gubernamentales no realizaron revisión sobre las condiciones del plantel.

«Esto es una autogestión casi que obligada. Los papás son los que traen los insumos de limpieza, porque hace mucho tiempo que el Estado no lo hace. Ni siquiera una mascarilla dan», señaló un docente que no prefirió no ser identificada.  

A pesar de que recibieron a niños y representantes con normalidad y hubo un número bajo de inasistencia estudiantil, el déficit docente preocupa a las maestras que se mantienen trabajando actualmente allí. 

«Están contratando gente no graduada porque no hay maestros. Es la primera vez que veo algo así aquí. Son muchachas muy jóvenes. Pero muchas de esas maestras dijeron que no vienen mañana porque se dieron cuenta de cómo es la dinámica y cuál es la retribución».

«Antes nosotros veníamos a dar clases bajo la condición que fuera, pero ahorita no. Y es porque los maestros se dieron cuenta que hacer cosas fuera de la educación es más lucrativo». 

Educadora de Fe y Alegría

En el Liceo Luis Beltrán Prieto Figueroa, en el mismo municipio Sucre, han empezado a llamar a los profesores y profesoras jubilados para reinsertarlos en nómina, debido a la falta de profesionales para dar clases. Iniciaron también bajo la modalidad presencial, la mañana del 28 de marzo. Sin embargo, llamaron a una reunión el martes 29, para conversar sobre la situación de los estudiantes de bachillerato y sus horarios. 

Gremios docentes venezolanos rechazan nuevo ajuste salarial y denuncian reducción de beneficios

La nueva «normalidad»

En el municipio Chacao, los estudiantes del Liceo Talento Deportivo Luis Navarro (antes «Gustavo Herrera») volvieron a las aulas. De 478 inscritos, más de 250 acudieron, informaron los directivos. El liceo sufrió un cambio de nombre y, ahora, de emblema. Para elegir la nueva insignia, autoridades organizaron una votación entre todos los cursos para que los mismos jóvenes eligieran entre varios diseños.

El lunes 28 de marzo, decenas de adolescentes se acercaron a la dirección para escoger el de su preferencia. Distintos profesores vigilaron el proceso. 

«Aquí la mayoría de los estudiantes y profesores están vacunados, porque tuvimos la suerte de tener un centro de vacunación al lado. Estamos gestionando para colocarnos la tercera y ponérselas también a los muchachos. Esto es diferente al año pasado, cuando no venían tantos», explicó la directora del plantel, Xiomara Díaz. 

Aseguró que los estudiantes llevan su propio gel antibacterial o lo fabrican en clase, para una materia llamada Grupo de Creación, Recreación y Producción, con sábila, vainilla y alcohol. 

Luego de la remodelación

Dentro del municipio Libertador, el Liceo Fermín Toro abrió por primera vez el portón luego de dos años en pandemia y seis meses de remodelación. Con baños rehabilitados y pasillos recién pintados, recibieron a 621 estudiantes de una matrícula de 937, en la mañana. 

«Hoy vi esa matrícula bien alta. Estamos verificando el uso del tapabocas, hay niños a los que se les rompe y vienen a avisar. Entonces aquí se les da. Pero no tenemos para toda la matrícula», apuntó la directora Elizabeth González. 

En el centro educativo hay agua en los baños y, en general, las instalaciones están en condiciones para que los profesores puedan ofrecer clases completas. Debido a ello, el horario se mantiene de 7:30 a.m. a 3:30 p.m. para inicial y primaria, de 7:30 a.m. a 4:30 p.m. para media general. El horario no sufrirá reducciones, pues el colegio se apegará a lo decretado por el gobierno. 

González señaló que el 85 % del personal docente de la institución se ha inmunizado. No ofreció detalles sobre la cantidad de estudiantes con la vacuna, pero aseguró que se está gestionando una jornada para aquellos que aún no cuentan con el esquema completo. 

De acuerdo con La Unesco y el Equipo especial internacional de docentes para Educación 2030, solo el 12 % de los profesores en Venezuela estaba vacunado para septiembre de 2021.