Sigue la hiperinflación, pero desacelera: ¿cuáles son las causas?

Sigue la hiperinflación, pero desacelera: ¿cuáles son las causas?

La hiperinflación se mantiene, aunque desacelera. Los registros de la Asamblea Nacional y de firmas de análisis económico, entre ellas Ecoanalítica, muestran un descenso en el ritmo de crecimiento de la inflación desde el pasado mes de febrero. Pero ello no significa que el fenómeno inflacionario haya desaparecido.

Mientras el Parlamento estimó la inflación de febrero en 53,7%, Ecoanalítica precisa que fue de 60%. Si bien la cifra representa una reducción con respecto a los meses anteriores, no quiere decir que los precios se hayan estabilizado. Por el contrario, siguen su ritmo ascendente pero de una manera menos acelerada.

Las primeras proyecciones de la firma para el mes de marzo revelan que el ritmo inflacionario habría cerrado entre 45% y 50%.

¿Cuáles son las causas de este descenso? ¿Se traducen en mejoras económicas para el país? ¿Es sostenible en el tiempo?

El economista Asdrúbal Oliveros explica que la desaceleración se relaciona con dos factores: la restricción al crédito bancario a través del encaje legal y la pérdida de poder de compra de los venezolanos.

“Sin crédito para reponer mercancía, la mayoría de las empresas estiran sus suministros en gran medida. Y eso genera que los precios no aumenten tanto”, aseguró Oliveros en una transmisión por Instagram Live de Ecoanalítica.

Bancos no pueden cumplir el encaje legal, advierte diputado Alvarado

Pero hay otro efecto. Es el encarecimiento del dólar. Desde finales de enero el precio de la divisa en el mercado paralelo se estabilizó entre los Bs. 3.000 y Bs. 3.400. Y ese estancamiento genera que su variación se mantenga por debajo de la inflación.

“Algunos productos venezolanos están siendo muy caros con respecto a los precios internacionales. Y por eso muchas personas prefieren importarlos, traerlos de afuera, porque salen más baratos que los productos venezolanos. Con lo que compro una lata de atún en Venezuela puedo comprar tres o cuatro en los Estados Unidos“, indicó el economista.

Colapso de los servicios públicos

La economía colapsó, advierte el director de Ecoanalítica. Para finales de este año, en medio de las fallas del servicio eléctrico que afecta al país desde el 7 de marzo, estima que la contracción económica puede superar el 20%.

Además, solo en el último mes, Venezuela perdió 2,5% del Producto Interno Bruto (PIB). Eso se traduce en unos $2.100 millones de dólares, según los cálculos de la firma.

“La afectación eléctrica va a permanecer en nuestra economía por un buen tiempo. Este tema nos seguirá pasando factura, pero de alguna manera hay que insistir en que el país cambie”, indicó Oliveros.

Los apagones reducen los inventarios del país, advierte Leonardo Vera

Foto principal: Mairet Chourio

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!