Trinidad y Tobago anuncia dos investigaciones por muerte de niño migrante

VENEZUELA MIGRANTE · 8 FEBRERO, 2022 18:55

Ver más de

Efe | @EFEnoticias

Foto por Efe

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La Policía y la Guardia Costera de Trinidad y Tobago iniciaron dos investigaciones paralelas para aclarar las circunstancias de la muerte, el pasado fin de semana, de un niño venezolano que migraba junto a su madre al país isleño, fallecido tras ser tiroteada su embarcación.

El ministro de Seguridad Nacional de Trinidad y Tobago, Fitzgerald Hinds, informó este martes en conferencia de prensa que se iniciaron investigaciones por parte de las dos agencias gubernamentales sobre el incidente que involucró a la Guardia Costera.

Hinds expresó «sinceras condolencias» a los padres del niño fallecido y al gobierno y pueblo de Venezuela.

La líder de la oposición, Kamala Persad Bissessar, condenó por su parte lo que denominó como «asesinato de un bebé«.

Bissessar aseguró que «desgarraba el corazón» ver a la Guardia Costera de su país disparando contra un barco migrante, consecuencia de lo cual murió el niño venezolano.

Preguntó el porqué se abrió fuego contra una embarcación que transportaba a mujeres y niños, además de insistir en si había información de que las personas a bordo portaban armas.

Piden renuncia del ministro de Seguridad

Pidió también la renuncia de Hinds como ministro de Seguridad Nacional.

El primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley, expresó su «más sentido pésame» en su nombre y el de todo el pueblo de Trinidad y Tobago por la pérdida de la vida del niño venezolano durante el incidente del fin de semana.

«Seguimos haciendo un llamado a nuestros vecinos venezolanos para que no se animen a arriesgar sus vidas y las de los demás en cruces fronterizos ilícitos y peligrosos», agregó Rowley.

La Guardia Costera informó sobre el incidente que mientras patrullaba, la lancha TTS Scarborough detectó una embarcación que había cruzado la frontera marítima de Trinidad y Tobago desde Venezuela el sábado por la noche.

«Se utilizaron todos los métodos disponibles, incluido el uso del megáfono, la bocina del barco, el reflector y bengalas para detener la embarcación sospechosa, pero continuó intentando evadir al TTS Scarborough», señala el comunicado de la Guardia Costera sobre el incidente.

«Disparos de advertencia»

De acuerdo con los protocolos, a continuación se emplearon disparos de advertencia delante de la embarcación.

Según la Guardia Costera, la embarcación con los venezolanos a bordo continuó realizando maniobras agresivas e intentó embestir a la lancha de la agencia de seguridad.

La Guardia Costera detalló que la embarcación, finalmente, se detuvo y que solo entonces se descubrió que había migrantes a bordo que habían permanecido ocultos y que, por lo tanto, no habían sido vistos previamente.

El Gobierno de Venezuela ha pedido a Trinidad y Tobago que realice una investigación exhaustiva para esclarecer la muerte del niño.

Guaidó lamenta muerte

El líder opositor Juan Guaidó señaló sobre el suceso que los disparos realizados por la Guardia Costera de Trinidad y Tobago no tienen justificación.

«La muerte de un niño venezolano, que junto a su madre huía de la dictadura, nos duele en el alma como país. Los disparos realizados por la Guardia Costera de Trinidad y Tobago no tienen justificación, lo mataron (…) pedimos justicia», escribió Guaidó en su cuenta de Twitter.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) y cuatro de sus principales agencias expresaron su «consternación» por el fallecimiento del niño venezolano.

La ruta migratoria hacia las diferentes islas del Caribe, la menos utilizada por los 6 millones de venezolanos que han salido del país según la ONU como consecuencia de la crisis, saltó a la palestra tras el naufragio hace un año de una embarcación en la que viajaban 41 venezolanos hacia Trinidad y Tobago.