Venezuela llega al Día del trasplantado sin medicinas y con la procura de órganos suspendida - Efecto Cocuyo

SALUD · 4 JUNIO, 2021 16:08

Venezuela llega al Día del trasplantado sin medicinas y con la procura de órganos suspendida

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Shoribell Yustiz recibió un trasplante hace cinco años. Luego de someterse a diálisis durante doce meses, su padre le donó uno de sus riñones. Este 2021, con 38 años de edad, ella teme que su cuerpo pueda rechazar el órgano debido a la falta de los medicamentos que ahora entrega con intermitencia el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss). 

“Debo tomar tres tipos de medicinas y solo he podido retirar una de ellas. Los trasplantados podemos, Dios no los permita, empezar a rechazar nuestro riñón y volver a diálisis”, dice a Efecto Cocuyo desde el estado Lara.

Venezuela llega al Día mundial del paciente trasplantado, que se conmemora cada año el 6 de junio, sin suficientes medicamentos necesarios para que el cuerpo no rechace el órgano o tejido que le permite vivir. Las entregas de los inmunosupresores y otros productos, a cargo de las farmacias de alto costo del Ivss, son intermitentes. 

Entregan el Micofenolato vencido. El Micofenolato sódico también ha presentado fallas. Ha sido muy irregular”, añade. Resalta que el medicamento Azaprin suma tres meses sin llegar.

Otro de los fármacos que deben recibir los trasplantados, la Prednisona, está ausente desde 2020. Yustiz ha tenido que reducir las dosis de Prednisona para que no se le agote con rapidez. 

“La Prednisona, que más de 80 % de los pacientes trasplantados la tomamos, tiene un año que no llega a través de la farmacia. Podemos adquirirla en Venezuela, pero su precio es muy elevado”, destaca. “Yo tomaba 10 miligramos diarios y ahora tomo 5 mg para poder rendirlas”.

Pacientes renales exigen transportes, insumos y personal médico este #28May

Más de 2.500 en riesgo

Según Reymer Villamizar, director y fundador de la organización Amigos Trasplantados de Venezuela (ATV), en el país quedan entre 2.500 y 2.600 personas trasplantadas. La ausencia de medicamentos forzó a muchos a emigrar, mientras otros regresaron a diálisis o fallecieron. 

“La principal falla está en el interior del país, donde los medicamentos están llegando incompletos. No entregan todo a los pacientes, que ya gastaron su stock o reserva y se están autodosificando”, explica a Efecto Cocuyo. 

Villamizar destaca que los medicamentos e inmunosupresores llegan de manera irregular y poco continua a los estados Zulia, Táchira y Bolívar. “Eso representa una ansiedad más para las personas que dependen de los medicamentos inmunosupresores”, añade. 

El director de ATV además llama a las autoridades sanitarias a velar por la salud de las personas en diálisis. 

“La exigencia es que el Estado se aboque al grave problema que existe de infraestructura en las unidades de diálisis: muchas tienen máquinas dañadas, las plantas de ósmosis no reciben el mantenimiento adecuado, los pacientes pagan el suministro del agua y en muchos casos reciben solo dos horas y media de diálisis, cuando los estándares son cuatro horas”, dice. 

Para Shoribell, la primera exigencia que eleva a las autoridades en el Día mundial del paciente trasplantado es el cumplimiento del tratamiento inmunosupresor con normalidad. También exige la reactivación de los trasplantes. 

Ambos exhortan a las autoridades a priorizar la vacunación contra el COVID-19 para las personas con enfermedades crónicas, trasplantados y personas en diálisis. La sugerencia de ATV es habilitar las farmacias de alto costo del Ivss. 

“Saludamos cualquier iniciativa en pro de los pacientes”, expresa Villamizar.

En cuatro años se dejaron de hacer 960 trasplantes por suspensión del Programa de Procura de Órganos, alerta ONG

Cuatro años sin trasplantes 

Cinco días antes del Día del paciente trasplantado, Venezuela cumplió cuatro años desde que la Fundación Venezolana de Donaciones y Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células (Fundavene) suspendió el Sistema de Procura de Órganos y Tejidos (Spot).

La principal razón de la suspensión fue la ausencia de inmunosupresores a escala nacional, medicamentos indispensables para impedir que el cuerpo rechace la donación del órgano o tejido. 

Ante la falta de estadísticas oficiales, la Organización Nacional de Trasplante de Venezuela (Ontv) estima que el país dejó de hacer 960 trasplantes desde esa fecha, de los cuales 150 pudieron ser para niños.

Desde 2017 tampoco existe lista de espera para recibir trasplantes, lo que obliga a personas con enfermedades renales a permanecer en diálisis. Sin embargo, la Ontv advierte sobre la disminución constante del número de pacientes en diálisis.

“Dentro de las posibles explicaciones se encuentran la elevada tasa de mortalidad, la frágil y crítica situación actual de los hospitales, las condiciones de las unidades de diálisis extrahospitalarias, al fenómeno de la diáspora tanto de pacientes como del personal de salud, y ahora la pandemia de COVID-19″, dijo la Ontv , en un comunicado de prensa.

Este 1 de junio, 92 organizaciones no gubernamentales exigieron la reactivación del programa de trasplantes con las condiciones idóneas para el proceso, que se garantice el suministro regular de inmunosupresores y que se vacune contra el COVID-19 a las personas en situación de vulnerabilidad.