Suman más de 450 casos de sarampión en el J.M. de los Ríos en cuatro meses - Efecto Cocuyo

SALUD · 25 ABRIL, 2018 22:00

Suman más de 450 casos de sarampión en el J.M. de los Ríos en cuatro meses

Texto por Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

Ver más de

Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“Antes veíamos un caso de sarampión cada cinco días. Ahora solo en una guardia nocturna llegan cinco o siete casos”, dice un residente de medicina del J.M. de los Ríos. Rápidamente, la infección viral proliferó en el país y dentro de las instalaciones del hospital de niños. El primer caso llegó al centro pediátrico la semana del 22 de diciembre de 2017 y, desde entonces, los pacientes que presentan el mismo cuadro clínico no han parado de llegar.

Solo en la semana del 15 de abril ingresaron unos 80 casos de sarampión al hospital. Una fuente del centro de salud confirmó esta cifra a Efecto Cocuyo y agregó que, desde las últimas dos semanas de 2017 hasta la fecha, se han registrado más de 450 casos de la enfermedad que fueron tratados de forma ambulatoria.

Del total de casos, solo unos 20 aproximadamente han podido ser confirmados por pruebas de cultivo porque el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (Inhrr) no ha enviado los resultados. Sin embargo, los médicos han hecho los registros según la clínica de los pacientes y el nexo epidemiológico.

Hasta este 25 de abril de 2018, había cuatro pacientes con sarampión hospitalizados en el servicio de Infectología del centro pediátrico. Se habilitó también el área de Caumatología “inaugurada” el pasado 8 de enero para atender a los pacientes con quemaduras y que está inoperativa por falta de médicos intensivistas— para aislar a los niños contagiados.

Doctores consultados coinciden en que el sarampión se salió de control en el hospital y que no se cumplen los parámetros para evitar su propagación dentro de las instalaciones.

En Medicina III un paciente fue ingresado al área de triaje con una cardiopatía por falta de cama en el servicio. Durante su estadía en el sitio, se contagió con sarampión. “Era un niño que venía con una patología base y tuvo un contagio intrahospitalario porque entró en contacto con otro paciente infectado“, apunta el residente.

Sin protección y sin medidas para aislar a los casos que ingresan, los niños están propensos a contigarse en los mismos pisos del J.M. de los Ríos. “Aquí llegan los niñitos a sus consultas médicas y vuelven al hospital a los 15 días porque se contagiaron de sarampión aquí”, apuntó la fuente.

Lea también: Muere bebé de un año con sospecha de sarampión en el J.M. de los Ríos

Las alarmas por la reemergencia del sarampión se encendieron en agosto de 2017, cuando la Alianza Venezolana por la Salud (AVS) denunció que la cobertura de vacunación contra la enfermedad había sido insuficiente y ocasionó la reaparición 15 años después desde la última vez que se registró un brote en el país.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) divulgó en su último boletín epidemiológico, con fecha del 16 de marzo, que durante los primeros cuatro meses de 2018 Venezuela ha confirmado 159 casos de sarampión. Con esta cifra, el país puntea en la región como la nación con mayor cantidad de registros.

El organismo regional también advirtió que la enfermedad se propagó a los estados Apure, Anzoátegui, Delta Amacuro, Distrito Capital, Miranda, Monagas, Vargas y Zulia y que desde la segunda mitad de 2017 fueron confirmados 886 casos en el territorio nacional.

En alerta por la influenza A

El pasado 16 de abril se confirmó un caso de influenza AH1N1 en el hospital de niños. El paciente tiene nueve meses de nacido, reside en Antímano y fue referido del hospital Elías Toro, en Catia. Actualmente permanece hospitalizado en la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica (Utip).

Vietnan Vera, médico intensivista de la Utip, dijo a Efecto Cocuyo que hay otro caso sospechoso de AH1N1 en el hospital y que se esperan los resultados de los cultivos para confirmar que se trate de influenza.

Vera denunció que las condiciones de trabajo en la Utip no son las adecuadas y advirtió que el centro no cuenta con el medicamento necesario para tratar la gripe AH1N1. “Oseltamivir no hay y el que se le administró al niño estaba vencido. Teníamos uno que venció en 2011 y otro en 2015”, dijo.

Lea también: Confirman caso de influenza AH1N1 en el hospital de niños de Caracas

El médico intensivista también denunció que el suministro de agua en el hospital es irregular, lo que propicia el contagio de pacientes, padres, doctores y trabajadores de la salud. “¿Cómo hacemos para lavarnos las manos si ni siquiera hay agua?”, inquirió.

Tanto el sarampión como la influenza AH1N1 son prevenibles con vacunas. La inmunización para tratar el primero fue incluida en el recién implementado Plan Nacional de Vacunación luego de que la enfermedad se propagara a distintos estados del país.

La vacuna de la segunda varía cada seis meses, dependiendo de la cepa de la temporada. El Estado no la incluye en el esquema de vacunación.