Sociedad de Infectología rechaza uso de Abdala como vacuna de refuerzo

SALUD · 2 DICIEMBRE, 2021 14:46

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett


¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La Sociedad Venezolana de Infectología (SVI) rechazó el uso de Abdala y Soberana 02 como dosis de refuerzo por considerarlas todavía vacunas candidatas, debido a la ausencia de estudios públicos revisados por pares que confirmen su seguridad y eficacia.

«Rechazamos el uso abierto de Abdala y Soberana 02, ya que son candidatos vacunales que no disponen todavía de estudios científicos publicados y carecen del aval suficiente para su uso abierto en adultos, niños o como refuerzo», indicó la SVI en un comunicado compartido este jueves 2 de diciembre.

El escrito responde al anuncio realizado por el mandatario Nicolás Maduro el pasado 28 de noviembre, fecha en la que afirmó que la vacunación de refuerzo comenzaría en enero de 2022 y emplearía Abdala por recomendación de su consejo científico.

La SVI además expresó su preocupación por las recientes denuncias sobre la posición de algunos centros educativos de exigir a los representantes de niños, niñas y adolescentes una justificación por escrito que indique por qué no quieren vacunar a sus hijos con Abdala o Soberana 2. 

«Es imperativo que la seguridad de los medicamentos, y en especial las vacunas, posean estudios disponibles a la luz pública de seguridad en primer lugar, y evidentemente de eficacia en segundo lugar», añadió. 

Los expertos llamaron a las autoridades a buscar asesoría y apoyo en las sociedades científicas para diseñar las políticas relacionadas con la vacunación en el país, y reiteraron su disposición a colaborar para escoger las mejores opciones factibles, con fundamento técnico y científico, a beneficio de la población. 

Opciones de refuerzo

La Sociedad Venezolana de Infectología destacó que distintos países han incorporado el uso de dosis adicionales o de dosis de refuerzos en los esquemas de vacunación contra COVID-19, con prioridad en la población más vulnerable, como los mayores de 60 años, inmunosuprimidos y personal de salud.

En el caso de la región, países como Argentina reforzarán a los mayores de 70 años y al personal de salud al menos 6 meses después de la segunda dosis.

Para los vacunados con Sputnik V, Argentina ofrece dosis de AstraZeneca, Sputnik Light, Pfizer o Moderna para la vacunación de refuerzo.

«En Venezuela no tenemos estas opciones, por lo que sería importante la procura directa de vacunas como opciones de refuerzo», añadió la SVI.