Lo que está detrás de las tarjetas en la boleta electoral del 21Nov

POLÍTICA · 19 SEPTIEMBRE, 2021 14:03

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

46
QUÉ CHÉVERE
5
QUÉ INDIGNANTE
10
QUÉ CHIMBO

El 9 de septiembre, las organizaciones con fines políticos nacionales escogieron su posición en la boleta electoral para los comicios regionales y municipales del 21 de noviembre.

Y, al igual que sucedió con las parlamentarias de 2020, las tarjetas partidistas reflejadas en el tarjetón electrónico tienen tras de sí una historia de alianzas electorales e intervenciones judiciales, que un elector pasará por alto a la hora de votar, si no está informado sobre los intríngulis políticos del venidero proceso.

Para analistas políticos, expertos electorales y veedores, el Consejo Nacional Electoral (CNE) tiene la obligación de desarrollar una campaña informativa no solo para enseñar a los ciudadanos cómo se vota, sino cuáles son las opciones electorales con las que cuenta, en aras de que el voto sea lo más consciente posible.

Las organizaciones políticas que postulan candidaturas también enfrentan el reto de informar a sus seguidores durante la campaña electoral sobre cuáles tarjetas postulan a sus candidatos, a fin de evitar confusiones.

Por ejemplo, la maquinaria de Acción Democrática (AD), que controla Henry Ramos Allup, para evitar dispersión de votos, debe explicarle a los votantes que los candidatos que apoyan están representados por la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y no por la que dice AD, pues la maneja el grupo de Bernabé Gutiérrez por intervención del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

 Siempre es un deber del CNE realizar una campaña de información y es una deuda que mantiene en ese sentido. Por otro lado los partidos políticos, sobre todo los judicializados como AD y VP también tendrán que hacer el esfuerzo para informar”, señala a Efecto Cocuyo, la exconsultora jurídica del CNE, Egleé González-Lobato.

Lo que está detrás de las tarjetas partidistas nacionales en la boleta electoral para el 21Nov

Las tarjetas judicializadas

Además, de la tarjeta electoral con el símbolo de AD, al menos otras ocho representan a organizaciones con directivas impuestas por el TSJ desde 2020, antes de las parlamentarias de ese año. Los partidos afectados que denunciaron el despojo de sus tarjetas y su derecho a postular candidatos ante el CNE, pertenecen tanto a la oposición como al chavismo disidente.

Es el caso de las fichas de Voluntad Popular (VP), Bandera Roja, Nueva Visión para mi País (Nuvipa), Copei, Compromiso País (Compa), Tupamaro, Movimiento Electoral del Pueblo (MEP) y Patria Para Todos (PPT). Quienes las manejan son señalados de “colaboracionistas”, “falsa oposición” o “afectos” al gobierno de Nicolás Maduro.

En el caso de AD sí hay un riesgo significativo, especialmente porque, salvo un sector muy informado, cuesta entender qué pasa con el control de esa tarjeta, ahí sí puede haber un riesgo de dispersión de la votación, si no es efectiva la campaña de explicar que los candidatos de AD están dentro de la tarjeta de la MUD”, opina el periodista especializado en el tema electoral, Eugenio Martínez.

El chavismo disidente, agrupado en la Alternativa Popular Revolucionaria (APR) también debe difundir que sus abanderados para las megaelecciones regionales están en la imagen del Partido Comunista de Venezuela (PCV) y no en las de Tupamaro, PPT o Compa, porque estas apoyan a los candidatos del chavismo-madurismo. Asimismo, que en estados como Portuguesa, Lara y Barinas, van en alianza con la tarjeta de la Unidad Política Popular (UPP89).

El llamado Copei  “legítimo”, liderado por Roberto Enríquez, igualmente debe aclarar a sus seguidores que las candidaturas que respaldan están en la tarjeta de la MUD y no en la verde porque esta pertenece a la llamada oposición moderada que dirige Miguel Salazar.

Las alianzas

En cuanto a las alianzas el elector debe saber que para votar, si es el caso, a favor de los candidatos del gobierno de Nicolás Maduro, lo puede hacer en las tarjetas del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Tupamaro, Movimiento Electoral del Pueblo (MEP), Alianza para el Cambio, Podemos, Unidad Popular Venezolana (UPV), Organización Renovadora Auténtica (ORA), Somos Venezuela y Patria Para Todos (PPT), porque son los mismos.

Si respalda a los abanderados de la oposición mayoritaria que acompaña a Juan Guaidó, aunque el líder opositor no ha llamado a participar, deberá sufragar en la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). La de la manito agrupa al G4 plus (AD de Ramos Allup, Primero Justicia, Voluntad Popular de Leopoldo López, Un Nuevo Tiempo (UNT), Convergencia y Movimiento Por Venezuela (MPV). UNT, Convergencia y MPV también cuentan con un cuadro en la boleta para el 21 de noviembre.

En cuanto a los partidos de la oposición moderada, que participó en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, los candidatos cuentan con las tarjetas de Avanzada Progresista (AP), El Cambio, Prociudadanos, Primero Venezuela y Venezuela Unida (de los diputados del 6Dic, Luis Parra y José Brito), Cambiemos, Soluciones y los intervenidos por el TSJ: AD, VP, Bandera Roja, Nuvipa,  Compa y Copei.           

Vale acotar que, pese a que tales tarjetas figuraron en la boleta electoral de 2020, el hecho de que la oposición mayoritaria fuera clara en que no postularía candidatos, influyó para que no contaran con gran apoyo de los electores. Solo lograron veinte diputados y la abstención fue estimada en casi 70 %.

Conozca las alianzas partidistas para las megaelecciones del 21 de noviembre

 

Las alianzas más pequeñas en cuanto a partidos nacionales las representan las tarjetas del PCV y UPP89 solo para algunos estados, además de la llamada Coalición Nacional Independiente con las tarjetas de Alianza Lápiz y Puente.

Si los ciudadanos buscan tarjetas alternativas a las coaliciones de partidos mencionados, en el tarjetón electrónico también hallará a otras organizaciones independientes como Unión y Progreso, Movimiento Republicano, Centrados, Movimiento Ecológico, Min Unidad y Fuerza Vecinal que pertenece a los alcaldes mirandinos de oposición.

En cuanto al MAS, divide sus apoyos entre independientes, candidatos del chavismo disidente como Ramón Martínez a la gobernación de Sucre y abanderados de la Alianza Democrática.

¿Hay riesgo de dispersión de votos?

Martínez recuerda que en 2015, fue puesta la tarjeta de Min Unidad al lado de la de la MUD con la intención de confundir y restarle votos a la oposición pero no dio resultado porque el antichavismo logró la mayoría del Parlamento.

Para el 21 de noviembre, la tarjeta de la manito está ubicada a la izquierda de la boleta mientras que la de Min Unidad quedó a la derecha seguida de la de Venezuela Unida. Pero para estas elecciones regionales, la MUD debe lidiar con las tarjetas de los partidos intervenidos por el TSJ ya mencionadas y trabajar para evitar el riesgo de dispersión de votos.

Si no ocurrió en 2015, probablemente no ocurra ahora si la campaña de la oposición es lo suficientemente buena, como fue ese año para diferenciar la tarjeta de la manito del resto de los partidos que están en el tarjetón. La temida dispersión de votos no ocurrió porque la gente estaba bastante clara de cuál era la tarjeta representativa de la oposición y cuál no”, sostiene Martínez.

Indica que, pese a no ser el deber ser, la promoción de voto entubado para facilitar la elección de tantos cargos (3.082 para las regionales) en el sistema electoral venezolano y la preferencia que se le da a los partidos por encima de los nombres de los candidatos en el instrumento de votación, favorecerá la promoción de las tarjetas electorales.

 Lograr la unidad

Para González-Lobato, si la oposición mayoritaria logra la unidad necesaria para vencer al chavismo en las gobernaciones y alcaldías, define apoyos en torno a candidatos con mayor opción de triunfo sin importar si son o no del G4 y posiciona sus nombres ante la opinión pública, el que haya otras tarjetas de “oposición” que pretendan dividir los votos, no representará mayor peligro.

A diferencia de otro tipo de elección en las regionales la gente atiende mucho a los liderazgos naturales y es sensible ante las imposiciones desde Caracas, por lo que para garantizar esa unidad, la MUD debe respetarlos. De lo contario, la situación se complicará en los estados o municipios donde haya más de un candidato porque la gente pudiera cruzar su voto y apoyar a un candidato para la gobernación y otro para la alcaldía, ocasionando una división que favorece al Psuv”, advierte.