Maduro no hace caso a recomendaciones del Consejo de DDHH

POLÍTICA · 15 JULIO, 2020 14:28

Maduro no hace caso a recomendaciones del Consejo de DDHH de la ONU, denuncia Pizarro

Texto por Deisy Martínez

Ver más de

Deisy Martínez

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

El comisionado de derechos humanos ante Naciones Unidas designado por Juan Guaidó, Miguel Pizarro, registra alrededor de 50 recomendaciones acumuladas para que el régimen de Nicolás Maduro respete los DD. HH. en Venezuela. Las sugerencias contenidas en informes presentados por la alta comisionada Michelle Bachelet y que no han sido acatadas deben, a juicio del funcionario, aumentar la presión en el seno de la ONU para que Miraflores las cumpla.

“El cúmulo de recomendaciones lleva a dos opciones: o se convierten en adorno o se transforman en mandatos más fuertes. Hay más de 50 recomendaciones acumuladas, nos toca seguir aumentando la presión. No esperamos un cambio de conducta del régimen, eso solo lo logra el cambio político, pero sí que cesen los tratos crueles e inhumanos en centros de detención como la Dgcim”, expresó Pizarro este miércoles, en rueda de prensa vía Zoom.

El político volvió a referirse al trabajo de Bachelet sobre Venezuela, esta vez por la presentación de un nuevo informe ante el Consejo de DD. HH. de la ONU. La expresidenta de Chile se centró en las violaciones de derechos humanos que gravitan en torno a la explotación ilegal en el Arco Minero del Orinoco y que ha causado 149 muertes desde 2016.

Pizarro destacó que Bachelet también se refirió con detalles a las torturas sufridas por presos políticos en calabozos de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Boleíta, Caracas. Asimismo, la situación general del sistema de justicia que solo actúa según los mandatos del régimen chavista.

¿Qué viene después del informe de Bachelet?

El diputado explicó que el nuevo informe de la alta comisionada sienta bases importantes para que en septiembre la misión de verificación de hechos de la ONU presente a su vez su informe final sobre la situación en Venezuela, ante el Consejo de DD. HH. Aseguró que el documento no contendrá solo narración de hechos sino que incorpora nombres y apellidos, cadenas de mando y niveles de responsabilidad de los victimarios.

En septiembre de 2019, con 19 votos a favor y siete en contra, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó la creación de la misión para investigar ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias, torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes en Venezuela. Ello a raíz de la visita de Bachelet al país y el reporte que presentó luego de entrevistar a un número de víctimas de violaciones de DD. HH.

“La segunda discusión que se planteará  es cómo la oficina puede hacer más, el Consejo y cómo los mandatos desde los países que lo integran pueden ser más efectivos. En el informe no hay ninguna duda de que el régimen no cumple con las recomendaciones, debemos seguir presionando”, agregó.

Dijo entender el malestar de familiares de las víctimas de violaciones de DD. HH. y las críticas de ONG como Foro Penal sobre las actuaciones de la alta comisionada y que les parezca poco contundentes e insuficientes, pero les recordó que el camino para conseguir la justicia “es largo”.  Aseguró que la presión ejercida desde estas organizaciones y de los familiares juega un rol fundamental y debe continuar.

La joya de la corona

Pizarro subrayó que Venezuela tiene un caso abierto en la Corte Penal Internacional (CPI) impulsado por Estados y que además  lo que recoge el Consejo de DD. HH. de la ONU se envía de oficio a la Corte. Recalcó que la joya de la corona para que los violadores de derechos humanos en Venezuela sean castigados, derivará de lo que presente la misión de verificación de hechos sobre las responsabilidades individuales en los crímenes cometidos.

“Mucha gente en el mundo creía que eran exageraciones de la oposición y es desde hace un par  de años que se empieza a entender lo que desde hace tiempo venía sucediendo, un grupo usando todo el poder del Estado para tener  a todo un país como su rehén. El régimen creía que con una silla en el Consejo de la ONU,  esto no iba a pasar y han intentado presionar a la oficina de la alta comisionada pero han conseguido lo contrario”, mencionó.

Arco minero y Dgcim

El político en el exilio insistió en la importancia de que sea la primera vez que un informe de Bachelet recoja con detalles el régimen de torturas en la Dgcim, es decir, que se refiera  a las “palizas” que reciben los presos políticos, “asfixia con bolsas de plástico, inmersión de la cabeza bajo el agua, descargas eléctricas en parpados y genitales (violencia sexual), y a luz blanca prendida todo el tiempo” para impedir el descanso.

“Ya no es una narración de familiares y detenidos, hoy Bachelet tiene esto como parte fundamental de su informe.También habla de la discrecionalidad de jueces y fiscales, que antes de decidir los tribunales ordinarios esperaron instrucciones del TSJ, cómo se le hace imposible a un familiar  el acceso a los expedientes, que las fuerzas de seguridad no aportan información sobre el paradero de los detenidos a las familias”, agregó.

El reporte de Bachelet también abre la puerta, resaltó Pizarro, a que el tema ambiental en Venezuela pueda ser tomado más en cuenta en el seno de la ONU a raíz de la situación en el Arco Minero. Aseguró que también  son pasos fundamentales para obtener justicia.

“Hasta este momento no se había discutido en el sistema de la ONU la actividad en el Arco Minero, que es controlado por grupos y elementos armados que imponen las reglas y reproducen el modelo del pranato que funciona en las cárceles, que golpean, asesinan  quienes osan llevarse oro aunque sea una pepita. Se habla de la explotación sexual contra las mujeres en la zona, las masacres del pueblo Pemón y de Ikabarú y la contaminación de las aguas, entre otros temas”, dijo.