Informes de Bachelet no impiden violación de DDHH en Venezuela

POLÍTICA · 10 DICIEMBRE, 2019 08:39

Informes de Bachelet no impiden violación de DDHH en Venezuela

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Este 10 de diciembre se celebran 71 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cartilla que adoptó la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas en 1948, donde se resumen los 30 principios inherentes a toda persona desde su nacimiento.

Estas garantías fundamentales resumen los derechos básicos de todo ser humano y sentaron las bases para la protección universal de mujeres y hombres desde entonces, una vez que terminó la Segunda Guerra Mundial y el planeta quedó fracturado en los dos grandes bloques que hasta 1990 dirigieron por un lado Estados Unidos y, por el otro, la Unión Soviética.

Venezuela fue uno de los 48 estados que, en París (Francia), aprobó la Declaración Universal. Siete décadas después el país vive un proceso de deterioro social, económico y político, que llevó incluso a la ONU a crear una comisión de investigación para el país, a pesar de que fue aceptado para ser miembro del Consejo de Derechos Humanos del organismo el pasado mes de septiembre.

La Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los DDHH, que preside la chilena Michelle Bachelet, ha sido durante todo 2019 una crítica importante ante la realidad de la falta de protección de las garantías fundamentales en Venezuela.

En el mes de marzo una comisión técnica de esta institución realizó una inspección en hospitales, cárceles y otras instancias, donde constataron las denuncias de organizaciones defensoras de derechos humanos en el país.

Esto sentó las bases para que la Alta Comisionada visitara el país del 19 al 21 de junio. Antes de partir dio una declaración en el aeropuerto de Maiquetía, donde anunció que dos de sus funcionarios quedarían en Venezuela.

Se reunió con Nicolás Maduro, Jorge Arreaza, Diosdado Cabello y Juan Guaidó; pero el corazón de su visita la hizo con familiares, víctimas y sobrevivientes de graves violaciones de DDHH en el país.

El 4 de julio se publicó el informe de su oficina, conocido como el Informe Bachelet, donde se detallaron las gravísimas vulneraciones de derechos en ámbitos sociales, políticos, económicos, de salud y las ejecuciones extrajudiciales de los cuerpos de seguridad en Venezuela, especialmente del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), pero sobre todo de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Bachelet le recomendó al chavismo gobernante disolver las Faes y designar una comisión internacional independiente para castigar a los responsables e impartir justicia.

Ninguno de sus consejos fueron oídos. La violación a los DDHH se mantiene. Mentirosa, traicionera, de ser una ficha de Estados Unidos y de haber gobernado con la Constitución de Pinochet en Chile, fueron apenas algunos de los epítetos con la que la calificaron desde Nicolás Maduro hasta Diosdado Cabello, pasando por el resto de los funcionarios a los que señaló o tienen responsabilidad en las violaciones de DDHH en el país.

Violación constante

Incluso el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) convocó a una marcha contra Bachelet. Maduro la declaró “enemiga de Venezuela”, pero meses después en el marco de la Asamblea General de la ONU su canciller Jorge Arreaza firmó un memorando de entendimiento para permitir la estadía de los dos funcionarios de su oficina en el país, a quienes después de permitirles quedarse en junio, les negaron su entrada por más de un mes cuando salieron del país en agosto.

Una actualización oral del informe escrito presentado en julio, solo ratificó las vejaciones a los DDHH en el territorio nacional. En septiembre ONG alertaron sobre el agravamiento de las condiciones de los venezolanos, tres meses después de la visita de Bachelet y el incumplimiento por parte del gobierno.

Justo el 9 de septiembre, Bachelet lamentó que Maduro ignorara su pedido de disolver las Faes y habló de 57 nuevas ejecuciones extrajudiciales desde que habló en el informe de julio.

Violencia de género y torturas: los temas denunciados por Bachelet en los que Maduro guardó silencio

Pero un mes después, el chavismo calificó como un logro el ingreso del país al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, tras la votación que se realizó el 17 de octubre pasado. Sin embargo, fue una victoria agria porque un día después de su escogencia, el mismo organismo ordenó designar una comisión que investigará la violación de derechos humanos por parte del gobierno chavista contra los venezolanos.

Esto no ha impedido que haya masacres en comunidades indígenas, como la más reciente en Ikabarú, estado Bolívar; el asesinato a manos de dos funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) del capitán Rafael Acosta Arévalo, ni que se mantengan presos políticos en las cárceles; o sigan falleciendo niños, niñas y adolescentes en hospitales como el J.M de Los Ríos, entre la política de violación a derechos humanos que ocurren en Venezuela.