Guaidó crea comisión especial para enfrentar narcotráfico y terrorismo

POLÍTICA · 7 ABRIL, 2020 17:31

Guaidó crea comisión especial para enfrentar narcotráfico y terrorismo

Texto por Deisy Martínez │@deicamar

Ver más de

Deisy Martínez │@deicamar

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Narcotráfico y terrorismo. El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, anunció la creación de una comisión especial presidencial para la  seguridad policial e inteligencia.

Entre las funciones están la de realizar gestiones para adelantar convenios y acuerdos internacionales con organismos como la DEA, para enfrentar el narcotráfico y el terrorismo en Venezuela.

Al término de la sesión ordinaria de este martes, 7 de abril, el titular del Parlamento designó a los políticos en el exilio, David Smolansky y Carlos Paparoni al frente del grupo.

El comisionado especial de Seguridad e Inteligencia, nombrado por Guaidó, Iván Simonovis, también forma parte de la nueva instancia.

El líder opositor, reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 50 países, advirtió que en medio de la pandemia del COVID-19, el gobierno interino y la AN seguirán trabajando para combatir los delitos de narcotráfico y terrorismo.

“La comisión presidencial deberá presentar un documento técnico y compartir información con las agencias de inteligencia internacional. Venezuela no es un país que apoya el narcotráfico y el terrorismo. El dictador, hoy señalado de narcotraficante,  no va a poder tachar a nuestro país, por el contrario debemos fortalecer nuestra lucha contra este flagelo al que se vinculó la dictadura”, afirmó.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó a 15 altos funcionarios, entre ellos Nicolás Maduro y el presidente de la Constituyente, Diosdado Cabello,  por narcoterrorismo el 26 de marzo. Ofrece una recompensa por $15 millones por el primero y $10 millones por el segundo.

Investigación contra Rosneft

La agenda legislativa de este martes incluyó dos puntos. Se aprobó un acuerdo que prevé una investigación sobre la presunta venta de la participación accionaria de la empresa rusa Rosneft en las empresas mixtas petroleras venezolanas.

También se abordó la situación de los migrantes venezolanos, especialmente los que se están regresando desde Colombia, como consecuencia del nuevo coronavirus.

El presidente de la Comisión de Energía y Petróleo, Elías Matta planteó que desde el Parlamento, en coordinación con las juntas ad hoc de Pdvsa y la Corporación Venezolana de Petróleo (CVP),  se investigue la venta de acciones y se exhorte a la estatal rusa cumplir con las leyes venezolanas.

“El 28 de marzo Rosneft anunció una supuesta venta de todas las acciones de su empresa en Venezuela, que se retiraba y le vendía sus acciones a una empresa propiedad de la Federación Rusa. Recordamos que tiene 40% de acciones de la empresas mixtas:  Petrovictoria, 40%; en Petromiranda, 40%; Petroperijá,  40%; en  Boquerón 40%, y 40% Petromonagas”, detalló el diputado.

Acotó que en un inicio Petromonagas solo contaba con 17% de acciones, pero en 2016 se le vendió de manera irregular 23% más de activos, con lo que se elevó la propiedad accionaria a 40%.

“Esta Asamblea le advirtió a Rosneft  que esa transacción debía pasar por esta AN según el artículo 150 de la Constitución, eso no pasó y ese control accionario es írrito y luego anunció que se va del país”, advirtió.

Retornados vulnerables

Durante el debate sobre la situación de los migrantes venezolanos,  Guaidó aseguró que su gobierno a través de los representantes internacionales  y la AN se mantiene en constante contacto con organismos como la Oficina Internacional de Migraciones (OIM), Acnur y Unicef para tomar medidas a favor de los desplazados en las fronteras, tanto en Colombia como Brasil.

Enfatizó que esas gestiones buscan actualmente soluciones ante el retorno de venezolanos que se encontraban en territorio neogranadino y que se vieron obligados a regresar al quedarse sin sustento debido a la cuarentena.

“Las  gestiones seguirán para facilitar la atención, respuesta legal, sabemos la importancia de dar una respuesta oportuna, son venezolanos con plenos derechos estén donde estén”, apuntó.

Los parlamentarios que intervinieron no solo expresaron preocupación por la vulnerabilidad de quienes están regresando por Cúcuta, sino por que se adopten los controles epidemiológicos necesarios para evitar la propagación del virus hacia los estados de residencia de esas personas.

También rechazaron el toque de queda impuesto en la zona fronteriza con Colombia porque impide que habitantes de la región se desplacen para buscar alimentos y combustible.

“Los que están regresando están hacinados en San Antonio del Táchira, secuestrados por grupos armados y la Guardia Nacional, sin comida, sin abrigo y sin saber cuánto tiempo estarán en esa situación (…) la frontera está bajo terror y amenaza de grupos auspiciados por el protector del Táchira, Freddy Bernal”, denunció la diputada Gabriela Arellano.

Persecución

Previo al orden del día mediante puntos de información, las diputadas Delsa Solórzano y Adriana Pichardo, alertaron sobre las violaciones de derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad del Estado, en lo que va de la cuarentena decretada desde el lunes 16 de marzo.

Solórzano pidió la palabra para destacar que en las últimas horas fueron emitidos dos informes importantes. Uno por parte de la Unión Interparlamentaria Mundial a través del Comité de Derechos Humanos, en el que se alerta a la comunidad internacional que el régimen de Maduro está utilizando la pandemia para perseguir y detener a diputados venezolanos o a gente de su entorno. Se exige la liberación inmediata de legisladores encarcelados y de miembros de los equipos de trabajo.

Así mismo destacó el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) que coloca a Venezuela en el capítulo 4 como “Estado forajido en materia de derechos humanos”.

Pichardo aludió a las 283 excarcelaciones anunciadas por la ministra para el Servicio Penitenciario, Iris Varela y exigió que con similares medidas se beneficien a los presos políticos que hoy también se ven amenazados por el peligro de contraer COVID-19.

“Los años de desidia y abandono hacen que las medidas de prevención contra el COVID-19 sean imposibles de adoptar en las cárceles venezolanas”, advirtió Pichardo.

Sesión virtual sin preguntas

La sesión legislativa de este martes se realizó mediante el uso de la aplicación para reuniones virtuales Zoom. Los tres debates anteriores en cuarentena se hicieron con trasmisiones en vivo con solo Guaidó sentado en un escritorio en escena y pases por videoconferencia a los diputados.

Pero esas transmisiones resultaron muy accidentadas por la mala conexión a internet. Esta vez se obtuvo un mejor resultado.

El único video y micrófono abierto de forma permanente fue el de Guaidó. Los  de los parlamentarios se activaron a medida que intervenían y luego fueron silenciados. Uno audios se escuchaban mejor que otros. A ratos, la interferencia de algún micrófono no silenciado interrumpía, lo que era rápidamente subsanado por el anfitrión de la reunión virtual.

Se observaron conectados  a varios diputados en el exilio como Gabriela Arellano, o en la clandestinidad como Luis Stefanelli y Jorge Millán. También lo hizo, el huésped de la embajada de Chile, Freddy Guevara.

El debate previsto para las 10:30 a.m., inició con casi dos horas de retraso y culminó a las 12:33 p.m. El acceso a la prensa a la sesión virtual se dio una vez se conectaron los diputados, no se permitieron preguntas de los periodistas ni durante ni culminada la sesión.