Gerente general de Monómeros niega señalamientos de corrupción y confía en renovación de licencia Ofac  

POLÍTICA · 6 JUNIO, 2022 19:25

Ver más de

Deisy Martínez

Foto por Monómeros

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El gerente general de Monómeros, Guillermo Rodríguez Laprea, niega cada señalamiento de supuestos manejos ilícitos en la gestión de la empresa colombo venezolana con sede en Barranquilla, formulados por diputados de la Asamblea Nacional de 2015.

También asegura que los números en 2021 arrojaron buen desempeño de la filial de Pequiven, que le rinde cuentas constantemente a la directiva ad hoc de la petroquímica y al Gobierno interino y recalca que el activo venezolano no está en peligro, porque entre otras medidas, aseguró, la deuda con los proveedores fue saldada.

En entrevista telefónica con Efecto Cocuyo informó igualmente que consignaron ante el Gobierno de Estados Unidos, a través de la Embajada para Venezuela en Bogotá, los requerimientos necesarios para que se proceda a la renovación de la licencia de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (Ofac), fundamental para la operatividad de la empresa.

Vence el 30 de junio

«Se solicitó la licencia a la Ofac desde mediados de 2021, con absoluta responsabilidad y cumplimos con toda la información requerida. La licencia va a salir porque es necesaria para el funcionamiento de la empresa, estamos esperando la renovación en cualquier momento, se vence el 30 de junio pero debe producirse antes», expresó el directivo.

Tras reiterar señalamientos de corrupción en la administración de Monómeros, denuncia que el diputado de la fracción 16 de Julio José Luis Pirela llevó a la Fiscalía de Colombia el pasado 25 de mayo para que se investigue, la Comisión de Contraloría de la AN de 2015 insiste en exigir la reestructuración de la directiva de Monómeros y la realización de una auditoría externa. Se advierte que de ello depende la renovación de la licencia Ofac.

Sin nueva directiva en Monómeros no renovarán licencia Ofac, alerta diputado

Rodríguez Laprea asegura que no hay motivos desde el punto de vista de la gestión de la empresa y sus resultados financieros para que no se renueve la licencia. Advierte que otros elementos políticos dada la crisis venezolana que pudieran interferir, escapan de las manos de la directiva de Monómeros.

Intereses que «hacen daño»

El directivo dice lamentar que la situación de Monómeros esté más clara en Colombia que en Venezuela y atribuye «a quienes le quieren poner la mano» a la empresa de fertilizantes una «campaña de desinformación» que busca dañar el activo.

Recordó que en 2021, una comisión investigadora de la AN de 2015, integrada por el diputado Pirela, estuvo en la empresa y pudo verificar que se intentaba una toma hostil por parte de intereses privados y acreedores. Recalcó que la directiva tuvo la oportunidad de «desmontar» cada una de las denuncias que motivaron la intervención de SuperSociedades de Colombia y los parlamentarios de comprobarlo.

«Con todo y eso el patrimonio de la empresa creció 58.000 millones de pesos en 2021, 29% más de lo que creció en 2020 y una utilidad operacional bruta por 89 mil millones de pesos, para un incremento de 106% mayor que en 2020, por lo que la gestión interna funcionó. Esta información fue certificada por el revisor fiscal en Colombia que es quien decide si los estados financieros son válidos o no», sostuvo.

Criticó que en Venezuela «nadie», producto de la diatriba política, defienda el desempeño de Monómeros, pese a que rinden cuentas ante la directiva ad hoc de Pequiven y el Gobierno interino.

Recordó que en 2021 acudió a una interpelación de la Comisión de Contraloría y respondió de manera respetuosa y exacta a cada una de las preguntas de los diputados, basadas muchas, dijo, en señalamientos falsos.

«Con toda esta campaña no se le hace daño a la directiva de Monómeros sino a la empresa, a los venezolanos y a Colombia, donde atendemos a 800.000 agricultores. Cuando se produjo la primera intervención de SuperSociedades (septiembre 2021), se perdieron 108 millones en líneas de créditos», dijo.

Indicó que actualmente la compañía se mantiene solo con créditos de los proveedores y que en un futuro se aspira a poder acudir al Banco Mundial y al Banco Interamericano de Desarrollo, con un plan para expandir Monómeros.

SuperSociedades y dos nuevos directivos

La Superintendencia de Sociedades de Colombia ratificó la intervención de Monómeros el 4 de enero de 2022, por considerarse que persiste la situación crítica que amerita «el mayor grado de supervisión» de la empresa.

La medida de control sobre el activo venezolano inició en agosto de 2021. En ese momento, SuperSociedades alertaba que la gerencia de Monómeros había incumplido algunas de las obligaciones que guardan relación con el Sistema de Autogestión del Riesgo de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo, así como el Programa de Transparencia y Ética Empresarial. Rodríguez Laprea asegura que cada aspecto fue «desmontado» por la directiva.

 Sostuvo que la intervención de SuperSociedades se mantiene más como acompañamiento para la verificación de los resultados de 2021. De hecho indicó que la Superintendencia fue la que ordenó el nombramiento de dos directivos y cinco suplentes en asamblea de accionistas en febrero de este año. Recalcó que la medida es «temporal» y fue autorizada por la junta ad hoc de Pequiven.

 «La Superintendencia ordenó llenar las dos vacantes (de Carmen Elisa Hernández y Luis Hurtado) que existían desde 2021 con personal de la misma empresa, no externos. La AN tiene la potestad de designar a los dos miembros», subrayó.

De acuerdo con un documento de la  Cámara de Comercio de Barranquilla, divulgado por El Pitazo, Nelson Rafael Della Roca y Hernando Celedón sustituyeron a Hernández y Luis Hurtado.

Otra medida que asegura se está tomando es la auditoría externa, llevada a cabo por una empresa independiente, de la cual estima, se puedan presentar resultados en dos meses.

Rodríguez Laprea asegura que ya se hace una auditoría externa a Monómeros

 Abiertos a la investigación

Factores del G4 son señalados de «bloquear» las medidas sobre Monómeros en la AN de 2015. Con el voto en contra de diputados de Acción Democrática y Primero Justicia, más la abstención de los parlamentarios de Un Nuevo Tiempo (UNT), se frenó el decreto número 38 sobre la reestructuración de la directiva de la empresa presentado por Juan Guaidó en la Comisión Delegada Legislativa.

Fuentes parlamentarias atribuyen la falta de voluntad política al hecho de que cada factor «tendría cuotas de poder» en la directiva de Monómeros.

Rodríguez Laprea declina pronunciarse sobre la diatriba política en torno a Monómeros, pero asegura que no se opone a la reestructuración «ni a todo lo que sirva para mejorar la empresa»  que además la directiva está abierta a cualquier investigación que se haga en Colombia o en Venezuela «porque no tienen nada que ocultar».

Gerente general de Monómeros: La empresa no se perderá en manos de acreedores

La afirmación incluye la solicitud de averiguaciones por parte del diputado Pirela a la Fiscalía de Colombia por diez ilícitos en los que supuestamente incurrió la directiva de Monómeros. Señala que desde el 25 de mayo, cuando se presentó la denuncia no han sido contactados por la Fiscalía del vecino país. También defiende la demanda contra el diputado por «pánico financiero».

«Tenemos la responsabilidad de defender a Monómeros. No tengo nada personal contra el diputado Pirela, pero tener inmunidad no le da derecho a andar difamando y mal poniendo el nombre de nadie. Finalmente lo que se quiere es que la verdad salga adelante», enfatizó.

Para este 8 de junio, fue citada  la junta directiva ad hoc de Pequiven, encabezada por Diana Bracho, a la Comisión de Contraloría de la AN de 2015,  para explique por qué no se ha hecho la reestructuración de la directiva de Monómeros, así como la designación de los directivos hecha en febrero de este año.