Expulsión de embajadora de la UE afecta el diálogo y la ayuda humanitaria, señalan internacionalistas - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 24 FEBRERO, 2021 13:27

Expulsión de embajadora de la UE afecta el diálogo y la ayuda humanitaria, señalan internacionalistas

Texto por Efecto Cocuyo @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

9
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La jefa de la delegación de la Unión Europea (UE) en Venezuela, Isabel Brilhante Pedrosa, se enfrenta a su segunda expulsión del país en menos de un año. Esto, luego de que el organismo anunciara nuevas sanciones contra 19 funcionarios venezolanos y aumentara la lista de personas sujetas a medidas restrictivas a 55.

 La Asamblea Nacional (AN) elegida el 6 de diciembre, aprobó este 23 de febrero un acuerdo en el que declara  “persona non grata” a la diplomática y solicitó al gobierno de Nicolás Maduro su expulsión. Este miércoles 24 de febrero el Ejecutivo ejecutó la medida a través del canciller Jorge Arreaza.

Internacionalistas advierten que una decisión de este tipo perjudicará las negociaciones que EEUU busca con el apoyo de Europa y la labor de la embajadora en el país para el alivio de la crisis humanitaria.

 Complica aislamiento

 “A diferencia de la primera decisión de expulsión de hace unos meses, esta vez se actuó con habilidad instrumental, Maduro no procede primero y la expulsa directamente sino es a través de esa AN que está mostrando malestar e indignación por las sanciones”, señala el internacionalista Félix Arellano.

 A juicio del profesor universitario la expulsión de Brilhante Pedrosa complica más el aislamiento internacional del gobierno de Maduro, aunque Miraflores diga que no está aislado porque cuenta con sus aliados internacionales. Asegura que precisamente son esos aliados, China y Rusia, los que han sugerido  “prudencia”  a Maduro.

 “El objetivo de China y Rusia es buscar consensos con EEUU, Rusia tiene muchos frentes abiertos y quiere dejar un espacio para hablar con (Joe) Biden, por lo que Miraflores no tiene apoyos tan activos”, agrega.

 Apunta además que la UE siempre ha estado dispuesta a dialogar y nunca ha hablado de acciones bélicas contra Venezuela, por lo que  “radicalizar posiciones” solo complica el panorama. Asegura que ya la administración de Biden inició los contactos con la UE para buscar las conversaciones con el gobierno de Maduro, pero advierte que no es un proceso rápido.

Revisar las causas

 El 29 de junio de 2020, Maduro anunció la expulsión de la embajadora, después de las sanciones del Consejo del grupo de 27 países contra 11 funcionarios venezolanos.

 Tres días después se revirtió la medida tras una conversación telefónica entre el canciller Jorge Arreaza y el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, en la que se acordó mantener relaciones y facilitar el camino para el diálogo político.

 Este miércoles Arreaza entregó a la embajadora la carta con la declaratoria de “personan non grata” y le dio un plazo de 72 horas para abandonar el país.

 “Se vuelve a considerar una medida de este tipo sin ir al fondo. El Gobierno debe preguntarse por qué todos los países de la UE deciden sancionar a funcionarios, incluyendo a aquellos que tienen simpatía con socialismos autoritarios de América Latina, por qué todos piensan que en Venezuela se perdió la democracia y se violan los DDHH“, expresa el presidente del Colegio de Internacionalistas de Venezuela, Juan Francisco Contreras.

 Destaca que la situación venezolana ha llevado a países como Suiza, siempre celoso del secreto bancario, a revelar datos sobre cuentas bancarias de funcionarios o personas ligadas con millones de dólares, mientras el pueblo venezolano sufre penurias.

 El analista advierte que Brilhante Pedrosa viene desempeñando una labor muy importante de financiamiento a organizaciones venezolanas para brindar ayuda humanitaria (alimentos, medicinas e insumos) a quienes más lo necesitan, lo cual se vería perjudicado con su salida del país.

 “Es una medida que rompe la posibilidad de buscar soluciones a la crisis venezolana con la ayuda de países vecinos, incide en la crisis migratoria, genera un ambiente para que la situación en Venezuela siga empeorando”, alerta.