Chúo Torrealba sobre el revocatorio: Se acabó el último atajo

POLÍTICA · 22 ENERO, 2022 13:40

Ver más de

Mabel Sarmiento | @mabelsarmiento


¿Cómo valoras esta información?

131
QUÉ CHÉVERE
8
QUÉ INDIGNANTE
16
QUÉ CHIMBO

“Se acabó el último atajo. Si por un referendo revocatorio que no era una amenaza seria al régimen (sin unidad, sin trabajo de base para “el día antes”, sin propuestas políticas para “el día después”) la mayoría madurista del CNE vulneró toda racionalidad técnica ¿De qué no serán capaces el 2024?”.

Eso se preguntó el activista social y comunicador popular Jesús “Chúo” Torrealba a horas de que el Consejo Nacional Electoral (CNE), anunciara que el próximo miércoles 26 de enero comenzará la recolección de firmas (manifestación de voluntades) para solicitar el referéndum revocatorio en contra del gobernante Nicolás Maduro.

Para Torrealba, aunque Barinas demostró que sí se puede derrotar con votos al régimen, es evidente que no es serio llegar al 2024 como estamos desde 2016: “Con una oposición desarticulada, desvinculada de la gente, sin estrategia común, sin dirección colectiva ni vocería consensuada”.

A su entender hay que construir 2024 desde ya y hay que hacerlo de abajo hacia arriba. Una opción, dijo, sería crear comités por el cambio democrático en cada centro de votación, en los que militantes de partidos y sociedad civil apoyen y organicen la lucha diaria por las realidades de la gente.

También dice que urge, igualmente, renovar y relegitimar las direcciones de los partidos democráticos, y que esas nuevas direcciones construyan mecanismos y normas que les permitan articular sus recursos para elaborar unitariamente sus propuestas y trabajar concertadamente para aplicarlas

“Esa articulación de las nuevas direcciones políticas es la unidad posible y deseable, porque la diversidad es inherente a la democracia. Y su primera tarea podría ser hacer -a más tardar en el primer trimestre del 2023- las primarias para escoger al candidato del país que quiere cambio.

“Hay que entender que desplazar al madurismo del poder no es sólo un asunto de fuerza social y política. Es indispensable combinar la presión interna y el apoyo internacional para lograr un acuerdo político integral que dé garantías a todos los actores en el escenario post 2024”.

Considera que es necesario un nuevo mapa del futuro, una oferta más allá de “salir de Maduro”: superar la emergencia humanitaria compleja, detener el éxodo, reconstruir la economía, revivir la convivencia y rehabilitar la democracia exige más que “redactar un programa de gobierno.

Este nuevo mapa, aclara, no debe confundir amplitud con incoherencia. “Unir es importante, deslindar también lo es. Tal como en el pacto que dio lugar a la experiencia democrática 1958-1998, ahora sólo deben estar quienes respalden la ruta democrática, pacífica, electoral y constitucional.

De acuerdo a su análisis, el gobierno que administra Nicolás Maduro manipula la necesidad atroz de la gente como mecanismo de dominio político y control social. “Sectores de oposición han creído que el dolor de la gente es un ‘daño colateral’ en su búsqueda del poder. Es un imperativo ético y político superarlos y derrotarlos a ambos”.

2024 no está “lejos”, son muchas las tareas, difíciles los obstáculos y poco el tiempo, es hora de “preocuparse” y ocuparse, ciudadanos y comunidades avancemos, escribió el dirigente social en su cuenta de Twitter.