Analistas pronostican resultados electorales cantados y una AN chavista

POLÍTICA · 22 NOVIEMBRE, 2020 09:56

Analistas anticipan resultados electorales cantados y una AN chavista que buscará reconocimiento

Texto por Deisy Martínez

Ver más de

Deisy Martínez

¿Cómo valoras esta información?

6
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

Solo restan 15 días para el evento electoral del 6 de diciembre. Analistas políticos no esperan grandes sorpresas ante lo que parece ser un final cantado en estas votaciones: que el chavismo ganará y retomará el control de la Asamblea Nacional (AN), sea reconocida o no por la oposición y buena parte de la comunidad internacional.

 “Las reglas electorales han sido diseñadas fundamentalmente a favor del Gobierno y su partido. El 6 de diciembre volveremos a ver que todos los recursos del Estado estarán a la disposición del Psuv (Partido Socialista Unido de Venezuela)”, advierte el politólogo Guillermo Tell Aveledo a Efecto Cocuyo.

Señala que la oposición participante tendrá poco impacto en el proceso electoral porque está dividida, lo cual traerá dispersión de votos. Recalca que el resultado está cantado porque no son elecciones competitivas y están dirigidas a favorecer a la primera minoría del país que representa el chavismo.

La oposición minoritaria que postula candidatos al Parlamento está agrupada en alianzas. La llamada Alianza Democrática (Cambiemos, Esperanza por el Cambio Avanzada Progresista, más las tarjetas electorales de Acción Democrática y Copei) y Venezuela Unida (Primero Venezuela y Voluntad Popular). También compiten por separado el Movimiento al Socialismo (MAS), Soluciones (que acude aliado con Redes), Unión y Progreso y Prociudadanos.

La oposición mayoritaria agrupada en el G4 (Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular y un Nuevo Tiempo) y liderada por el presidente interino y de la AN, Juan Guaidó, califica de fraude las votaciones del 6 de diciembre. Estos comicios tampoco son reconocidos por la Organización de Estados Americanos (OEA), el Grupo de Lima, Grupo Internacional de Contacto ni la Unión Europea por considerar que carecen de garantías democráticas.

 Punto para la abstención

Las elecciones parlamentarias del año 2015, en las que resultó ganadora la oposición con 112 diputados frente a 55 del Gran Polo Patriótico, registraron 74,17 % de participación. Para los comicios de diciembre de este año, encuestadoras estiman que un porcentaje parecido se lo llevará la abstención.

El analista político y presidente de la encuestadora Datincorp, Jesús Seguías, coincide en que a la abstención histórica propia de las elecciones para cargos que no tienen un poder tan tangible como el presidente de la República, gobernadores o alcaldes, se sumará de manera importante para el 6 de diciembre, la negativa a participar tanto del votante opositor como del chavismo descontento.

 Indica que hasta hace un mes la intención de voto rondaba 40 % (totalmente decididos a sufragar) entre los venezolanos, mientras que firmas como Datanálisis la ubican en 30 %.

Sin duda ese día habrá abstención pero esta no será un obstáculo para que el chavismo cante victoria, simplemente la van a ignorar”, apunta Aveledo.

Correlación de fuerzas

Durante los simulacros electorales del 25 de octubre y el 15 de noviembre, observadores de ambos procesos como la Asociación Civil Súmate, el Observatorio Electoral Venezolano (OEV) y el Observatorio contra el Fraude de la AN, constataron el uso de mecanismos de control social como el carnet de la patria, por parte de la maquinaria chavista.

Ello, según denunciaron, para obligar a las personas a participar en los simulacros y en las elecciones a cambios de beneficios como alimentos (Clap) y bonos del sistema patria, en un intento de reducir la abstención que se proyecta para la jornada.

Aunque lo interesante de ese día será ver cómo actúa el chavismo inconforme con las políticas del Gobierno, si se abstiene o si terminan votando por una oposición moderada que participa en estas elecciones y que le es atractiva”, agrega Seguías.

 Una vez que el chavismo se apodere del Parlamento producto de estas elecciones, Aveledo indica que otro elemento digno de evaluar será la correlación de fuerzas entre los grupos cercanos a Nicolás Maduro con la hoy candidata Cilia Flores a la cabeza versus el que lidera Diosdado Cabello.

 “Será interesante ver cómo se mueven, quién será el presidente de la AN, el jefe de fracción y en ese sentido podríamos ver la consolidación del dominio de Maduro en el Parlamento”, dice.

¿Qué pasará con la AN roja?

 Las promesas del chavismo de llegar a la AN no son nuevas, la recuperación económica del país y más poder para el pueblo a través de leyes como la del Parlamento comunal.

 Tanto Aveledo como Seguías indican que el chavismo en la AN y el gobierno de Maduro intentarán maniobrar además con los contados reconocimientos que puedan tener entre sus aliados como Rusia, China y uno que otro país que aceptará negociar, así como lo hacen Estados Unidos y Corea del Norte. Esto, en cuanto a la aprobación de créditos y convenios internacionales de cooperación.

 “Con estas elecciones el Gobierno aspira a la pacificación del país, apaciguar las protestas, desmovilizar a grupos violentos. También fortalecer los decretos leyes que dicte el Ejecutivo, especialmente en lo que tiene que ver con el Arco Minero y el nuevo capitalismo u oligarquía que serán los nuevos protagonistas de la economía nacional”, expresa.

 Otro escenario de una AN nuevamente roja, señala, no es distinto al de gestiones pasadas, en las que concedían leyes Habilitantes al Ejecutivo para luego bajar los brazos.

Igualmente, como ya ha sucedido, los caballitos de batalla como lo son Cilia Flores, Iris Varela, Jorge Rodríguez, Francisco Ameliach, entre otros, una vez alcanzando el objetivo de llegar al Poder Legislativo, volverán a dejar los curules para formar parte del Gabinete de gobierno o competir por alguna gobernación.

Posible rol negociador

Para Seguías, el Parlamento que resulte de los comicios del 6 de diciembre podría tener incluso un rol negociador ante la comunidad internacional y la propia oposición representada por Leopoldo López en el exterior, para buscar salidas a la crisis política, económica y social del país.

 “La nueva AN, aunque no le guste a muchos, será una piedra en el zapato para la comunidad internacional, porque más de un país terminará reconociendo a los que están allí no a los que están en el aire. A partir de enero comienza una nueva etapa y creo que esta Asamblea tendrá un rol importante como factor de negociación”, asevera.

 Señala que no es casualidad que López haya reconocido desde Madrid que una transición no es posible sin el chavismo.

 “Así gane la AN, el Gobierno la sigue teniendo difícil porque con Joe Biden como presidente de Estados Unidos las presiones no van a bajar; entonces no puede creer que tiene a Dios agarrado por la chiva y pretender aumentar los abusos a través del Parlamento, debe evaluar sus decisiones, igual será presionado para negociar”, asegura.

 Una señal de que el chavismo está dispuesto a negociar indica, sería colocar a un miembro de la oposición minoritaria en la directiva del Poder Legislativo.