Por ser presidente de Venecápital, Asociación Venezolana de Capital Privado -dedicada a poner a nuestro país en el radar internacional, como destino excepcional de inversión- me corresponde -frecuentemente- hacer contactos con actores claves de la economía global. Sin mayor vocación diplomática, esta labor tiene por objeto el recoger experiencias y recomendaciones para atraer inversionistas, que nos permitan activar el aparato productivo y economía de la patria.

Hace pocos días me dieron el teléfono de un reconocido analista económico y político vietnamita, Le Anh Khoi Nguyen, y el pasado miércoles a las 9 p.m. (hora Venezuela) y 8 a.m. del jueves (Vietnam), se dio un encuentro interesantísimo. 

Sucumbiendo a mi insuperable obsesión por lo anecdótico y vivencial, les transcribo a continuación la conversación:

Presentándonos

—Buenos días Sr. Le, le habla Oscar Doval, soy la persona que le comentó la Sra. Nguyen Thi Minh Thu de la Embajada.  Soy el presidente de Venecápital, institución dedicada a atraer inversiones para el desarrollo de Venezuela.

Chào buổi sáng, hân hạnh, ông Doval, tôi có thể giúp gì cho ông  (buenos días, un placer Señor Doval en qué lo puedo ayudar).

—Me han contado que el crecimiento económico de Vietnam ha sido vertiginoso en los últimos 20 años.

— 35 năm trước ông Doval, kể từ năm 1986 (35 años Sr. Doval, desde 1986)  

—¿Qué pasó hace 35 años, Sr. Le?

Năm 1986, Đảng Cộng sản Việt Nam thực hiện cải cách thị trường tự do được gọi là Đổi Mới. Với quyền của nhà nước là bất động, tài sản tư nhân ở nông thôn và các doanh nghiệp, và đầu tư nước ngoài được thúc đẩy. Nền kinh tế Việt Nam sau đó đã đạt được tốc độ tăng trưởng nhanh chóng về sản xuất công nghiệp và nông nghiệp, xây dựng, xuất khẩu và đầu tư nước ngoài.  (En 1986, el Partido Comunista de Vietnam aplicó reformas de libre mercado conocidas como Doi Moi -Renovación. Se promovió la propiedad privada en el campo y las empresas, y la inversión extranjera. La economía de Vietnam alcanzó, entonces, un rápido crecimiento en la producción industrial y agraria, la construcción, las exportaciones y la inversión extranjera).

—¿Cúanto ha sido el crecimiento de la economía desde entonces?

—GDP của Việt Nam tăng hơn 1800% kể từ năm 1985 (El PIB de Vietnam ha crecido más del 1800% desde 1985, alrededor de 6% interanual, siendo hoy una de las economías más sólidas de Asia)

No los mareo más con la transcripción en vietnamita, sigamos preguntando sobre la economía…

—¿Por favor, hábleme de las variables demográficas, macroeconómicas y sociales del país?

—Vietnam tiene una población de 96.484,000 personas, ostentando el lugar 40 entre las economías del mundo. Tuvimos un PIB ajustado por paridad adquisitiva de 750 millardos de dólares en 2019 y un PIB per cápita de 3.634 dólares. La deuda externa del país representa apenas el 43.37% del PIB señalado.

—Además, la pobreza crítica es menor del 5%, con un salario mínimo de 120 dólares mensuales. El desempleo se estima en un 12%  y el analfabetismo es casi inexistente.

—Sr. Li, ¿es cierto que las Zonas Económicas Especiales, han contribuido sustancialmente al desarrollo económico de Vietnam?

—Es totalmente cierto. Antes de la delimitación de Zonas Económicas Especiales, ya teníamos historia de unos 20 años, con 325 Parques y Zonas  Industriales, que no son más que áreas pequeñas y delimitadas con gran concentración de empresas organizada, según cadenas de valor. Estas empresas, pueden incluir cualquiera de los tres sectores de la economía, el de la explotación de materia prima, la manufactura y la comercialización.

—¿Cómo funcionan las Zonas Económicas Especiales y cuál es su contribución en términos económicos al desarrollo del país?

—Se delimitaron tres grandes Zonas Económicas Especiales, en cuyo seno se encuentran muchos de los parques industriales que le mencioné, y cada una, puede incluir varias de las 58 provincias del país.  Existe una zona norte, fundamentalmente dedicada a la agricultura, agroindustria y manufactura. Una zona central, dedicada al comercio internacional, logística, astilleros y explotación de petróleo y gas. Y por último, contamos con una zona sur, más dedicada al comercio, y desarrollo de empresas de tecnología y telecomunicaciones.

 —Hacia el año pasado, estas Zonas Económicas contaban con 10.800 proyectos de inversión extranjera, manejando montos de 228,4 millardos de dólares y 10.180 proyectos de inversión de locales cuantificados en 110 millardos de dólares.

—¿Qué medidas han tomado para atraer esos montos de inversión extranjera a los Parques Industriales y Zonas Económicas Especiales de Vietnam?

Mano de obra calificada y económica. Como le comenté, el salario mínimo en Vietnam es de 120 dólares y un especialista o gerente calificado puede estar cobrando alrededor de 800 dólares mensuales. Además, los inversionistas cuentan con exenciones fiscales, servicios y necesidades básicas garantizadas, además de seguridad jurídica.

—Sr Le, ¿cómo es el gobierno de Vietnam?

—Si bien Vietnam apuesta a una economía de mercado competitiva y global, nuestro país es gobernado a través de un sistema guiado y controlado por nuestro partido líder, el Partido Comunista de Vietnam.

 —La Asamblea Nacional vietnamita está conformada por 500 representantes. Actualmente, 479 de ellos son miembros del Partido Comunista de Vietnam y 21 son independientes.

 —El actual presidente de Vietnam es Nguyễn Xuân Phúc, que ocupa el puesto desde el 5 de abril de 2021. Su mandato será por 5 años no prorrogables y fue elegido por la mayoría de la Asamblea Nacional. Además, existe un Vicepresidente, nombrado también por la Asamblea Nacional, que cumple funciones ejecutivas y a quién reportan los ministros.

—Señor Doval, le agradezco la consideración y la cortesía, pero la idea era hablar de temas económicos y no políticos. Le puedo asegurar, que la mayoría de la población de Vietnam está muy conforme con el desarrollo económico y político del país. Por eso, en elecciones totalmente libres cada 5 años el pueblo ha elegido, a una mayoría de representantes propuestos por el Partido Comunista de Vietnam desde su fundación desde 1977, como miembros de la Asamblea Nacional.  

—Sr Doval, debo atender un compromiso de trabajo así que debo dejarlo. Gracias por su entrevista.

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Ahora, que en la Asamblea Nacional venezolana se encuentra en discusión la ley de Zonas Económicas Especiales, deseamos de todo corazón que la misma pueda, de verdad facilitar, el desarrollo de Venezuela, nuestra tierra de gracia.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Isabel, La Monja, Senegal y Jorgito