Dólar para lerdos - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 27 ABRIL, 2019 05:28

Dólar para lerdos

Ver más de

Eritza Liendo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Todos hemos sido testigos –cuando no partícipes directos– de cualquier debate (entre especialistas o profanos) acerca de la pertinencia o la necesidad de eso que llaman dolarizar la economía venezolana.

Como en todo debate, las posiciones son encontradas: algunos abogan por sincerar los procesos comerciales y financieros y aceptar, de una buena vez, que el bolívar como moneda de curso legal ya está más que pulverizado. Otros, simplemente, ven esta posibilidad como un despropósito que implicaría una serie de engorrosas transformaciones.

Durante el mes de marzo, el manejo del dólar como moneda de uso y de cambio se agudizó notablemente, pero eso fue ninguna novedad. Hace ya mucho rato que hasta las transacciones más sencillas se hacen con divisas.

Cuántos no hemos visto pagar un cachito y una malta con billetes verdes. Incluso hay negocios (panaderías, automercados, licorerías y tiendas de ropa) con cajas habilitadas sólo para la cobranza en moneda extranjera (incluso euros).

De manera implícita, se ha suscrito un convenimiento de pago que ha sido aceptado de manera tácita: el presupuesto más sencillo ya se presenta dolarizado con arreglo a la fluctuación de las tasas.

Al cambio del día

Más allá de cualquier decisión emanada del Gobierno, hay una situación que se está dando de hecho. Y esa situación es la que determina la dinámica social en términos de intercambios comerciales. En muchos casos, todo el que puede hacerlo paga con dólares. Es una práctica recurrente. Quien no se haya sumado a eso ¡que tire la primera piedra!

No habría problema si las reglas del juego fueran las mismas para todo el mundo. La verdad verdadera es que no funciona así. Por lo menos, ocho plataformas sirven como referencia para saber por dónde van los tiros con el asunto de las tasas cambiarias. (@TheAirTM, @DolarToday, @DolarToday (BTC), @yadio_io, @BolivarCucuta, @MoviCambios, @MKambio y @Cotizaciones). Sin contar, por supuesto, con el dólar Dicom, que hace ya un rato sobrepasó la barrera de los cinco mil bolívares. Eso lo sabe hasta un niño.

Sin embargo –y esto es algo que se evidencia incluso en los estados que la gente comparte en sus redes sociales–, se arma la de San Quintín a la hora de pagar. Las opciones son muy limitadas: a) gastar todos los dólares que lleves (sean muchos o sean pocos), b) no recibir el vuelto en dólares y c) no recibir el vuelto en bolívares. Aunque uno tenga razón, ¡termina preso!

La tasa de cambio, en la generalidad de esos casos, es absolutamente discrecional. No aceptan los dólares al cambio del día (según ninguna plataforma conocida); los aceptan a la tasa medalaganaria. Si te sirve, bien. Si no te sirve, también.

Dólar para lerdos

Ese estar a merced de lo que decidan los demás, a partir de premisas del todo arbitrarias, debería dar lugar a una nueva categoría. Ya no deberíamos hablar sólo del dólar oficial (tasa Dicom) y del dólar paralelo. Habría que acuñar un nuevo término; inventar(nos) una nueva categoría.

Cuando la moneda pierde su valor de uso y queda sólo con su valor de cambio, se convierte en mercancía. Y el que tiene una mercancía con la que puede negociar ¡no quiere perder! La pone en el mercado al precio que le parezca y la negocia con quien esté dispuesto para la transacción: es la antigua ley de la oferta y la demanda… pero con los matices personales que le añada cada quien.

Hace poco nos tocó ver cómo en una panadería caraqueña estaban aceptando el dólar como forma de pago a un cambio de 3 mil bolívares cuando ya el dólar iba como por 3 mil ochocientos. Eventualmente, entró al lugar un tipo de muy buen ver que, a juzgar por la expresión alelada de todos los presentes, asumimos que quizás se trataba de un actor o un cantante de ésos que, por andar uno tan desactualizado, no sabe ni quién es.

El galán de marras preguntó si podía cancelar su compra con moneda extranjera y quiso saber en cuánto estaban aceptando el dólar: “Lo estamos aceptando en 3 mil… ¡pero a ti te lo puedo aceptar hasta en 3 mil quinientos”, respondió coqueta y ruborizada la chica de la caja.

Obviamente, no era ella quien podía tomar esa decisión: es sólo la cajera, y esos parámetros los decide el dueño. Pero la anécdota da una idea de cómo se bate el cobre con lo de las tasas cambiarias. A quien tenga un dólar en su bolsillo más le valdría comérselo o usarlo para hacer una infusión.

Está claro que nadie quiere perder. Aunque todos sepan exactamente cuál es la escala actualizada de cotizaciones, querrán siempre obtener el mayor beneficio con el mínimo esfuerzo. Sobre la base de este argumento, se va instaurando, poco a poco, la cultura del dólar para lerdos: el de los bolsas que, por decisión de los demás, tienen que agarrar aunque sea fallo… y morir callados.

* * *

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores

Del mismo autor

Morir tres veces

 

ESPECIALES · 12 MAYO, 2019

Madres coraje de Venezuela

Texto por Julett Pineda

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 JULIO, 2017

Caracas 450

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

OPINIÓN · 17 SEPTIEMBRE, 2019 04:56

Libertad de Expresión: Desafíos para la próxima década

Estamos a la vuelta de la esquina con el año 2020, envuelto en un cierto aire de expectativa por su resonancia, ya que desde hace bastante se habla del 20-20. En todo caso será el punto de inflexión para dar inicio a lo que será la tercera década del siglo XXI. En diversos campos, al […]

OPINIÓN · 16 SEPTIEMBRE, 2019 05:38

Luchar o huir depende de sus huesos

Cuando enfrentamos un peligro repentino, ya sea encontrarnos con una serpiente de cascabel o ver la última película de terror de Stephen King, la frecuencia cardíaca aumenta, la respiración se vuelve más rápida y se bombea combustible en forma de glucosa por todo el cuerpo para prepararnos a enfrentar el peligro o huir. Se cree […]

OPINIÓN · 15 SEPTIEMBRE, 2019 04:40

¿Se trancó el juego en Venezuela?

El panorama luce demasiado confuso como para avizorar una salida apegada a los principios elementales de la democracia.

OPINIÓN · 14 SEPTIEMBRE, 2019 05:21

Medios y género

Los transfobícos detestan a las mujeres trans porque son hombres que se han feminizado hasta el extremo