Criados entre algodones - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 19 SEPTIEMBRE, 2019 05:28

Criados entre algodones

Ver más de

Fernando Pereira | @cecodap | @fernanpereirav

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“Una de las consecuencias de este tipo de crianza es que genera niños tiranos, pequeños déspotas”

“No te equivoques, asume tu papel. Mi papá te paga tu sueldo; no me obligues a decirle que te bote”.

Este fue el comentario de un adolescente a un profesor que le llamó la atención en un colegio privado en Caracas. En este espacio hemos hablado recurrentemente de los niños “criados entre alambres de púas”. Sometidos a los rigores de la calle, de la violencia familiar, de ambientes hostiles, instituciones educativas o de salud sin las condiciones mínimas requeridas.

Hoy nos referiremos a la otra cara de la moneda: a los niños y adolescentes criados “entre algodones”. Padres hiperprotectores que actúan como parachoques ante cualquier dificultad del entorno. Se filtra cualquier información y se ajusta la realidad a modo de la película “La Vida es Bella” de Benigni. Meticulosamente se construyen burbujas aislantes y protectoras y permanentes para que no deban padecer los rigores de vivir en un país con las asperezas del nuestro.

Se actúa desde el amor; pero Samantha Biosca nos alerta sobre una de las consecuencias de este tipo de crianza: genera “niños tiranos” Pequeños déspotas que no aceptarán una negativa, exigirán pero no estarán dispuestos a dar nada a cambio.

Cristina Gutiérrez advierte de otra posible consecuencia: niños plagados de miedos, sin autonomía, incapaces de asumir cualquier desafío cotidiano. “Porque el miedo provoca que uno no pueda ser uno mismo y a partir de esto empiezan otros problemas más serios: la falta de identidad, la tolerancia cero a la frustración…”

Gutiérrez plantea que sobreproteger es desproteger “no podemos esconderles las piedras del camino porque la vida está llena de dificultades, se las podemos enseñar entendiendo que si se cae debe levantarse”

¿Enseñas a tu hijo a lidiar con la frustración?

Esta pregunta me sorprendió en una guía para orientar a familias en la prevención de adicciones. Señalan a “los padres que lo dan todo”, que crían entre algodones,  no ayudan en el tema de la prevención.

Atiborran a los hijos de chucherías, juguetes…; le dan dinero sin criterio; asisten antes de tiempo para solucionar cualquier conflicto; ceden ante los berrinches y pataletas sin indagar sus causas; no establecen límites; creen que les generarán un trauma, se sienten culpables por no dedicarle el tiempo que requieren y los complacen en todo, si no les compran la prenda o accesorio de moda para que no se queden fuera de grupo.

¿Qué relación tiene esta incapacidad con tolerar la frustración con las adicciones? Lo explica con claridad una guía elaborada por la Confederación Española de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA): “No tolerar la frustración es un factor de riesgo. Las drogas o algunas conductas con potencial adictivo, en las primeras fases, te dan una falsa sensación de control y hacen más llevaderas la sensación de frustración”.

El adolescente puede comenzar a asociar que ante la frustración que le produce un hecho, fracaso, conflicto, beber, fumar, comer, jugar apostando, consumir cualquier droga son sus formas de mitigar su estado anímico.

Algodones y  ejemplo

CEAPA nos advierte que los padres enseñan principalmente a través del ejemplo y no solo con la palabra (aunque no se den cuenta):

  • Cierran los ojos en un gesto de placer cuando inhalan el primer cigarrillo de la mañana. Enseñan que fumar es agradable.
  • Toman una copa de licor después de una discusión. Enseñan que beber quita los nervios.
  • Para “animar” a una hija que acaba de sufrir una ruptura de pareja dicen: ¡Vámonos de compras! Y esta noche… frente a la pantalla y un kilo de helado. Enseñan que comprar o comer… quita la tristeza.
  • Agarran el carro después de tomar alcohol. Enseñan que es más importante la comodidad para volver a casa que la vida de los demás.
  • Pasan horas viendo televisión. Enseñan que pasar horas delante de una pantalla es más grato que compartir.
  • Comentan con frecuencia sobre la apariencia o la ropa de los demás emitiendo juicios de valor negativos… Enseñan que la apariencia es importante y útil para juzgar y excluir a los demás.

Criar entre algodones no hará más felices a los niños; al contrario les privará desarrollar su sistema inmunológico social para tener los “anticuerpos” que les permita resolver los conflictos que implica vivir y crecer.

Foto: https://www.guiainfantil.com

* * *

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores

Del mismo autor

Inicia año escolar retando a la esperanza

 

ESPECIALES · 12 MAYO, 2019

Madres coraje de Venezuela

Texto por Julett Pineda

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 JULIO, 2017

Caracas 450

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

OPINIÓN · 14 OCTUBRE, 2019 04:41

Premio de alta energía en el Nobel de Química

Las baterías de iones de litio son un gran ejemplo de cómo la química puede transformar la vida de las personas

OPINIÓN · 13 OCTUBRE, 2019 05:26

¿Reconstrucción?

La reconstrucción es un después que en Venezuela parece una utopía. Sin lugar. Pareciera no haber lugar para los sueños.

OPINIÓN · 13 OCTUBRE, 2019 05:10

Venezuela hoy: ¿se desvaneció la solución?

¿Qué es lo que está ocurriendo en Venezuela que impide una salida a la crisis desde hace varios años? ¿Qué pasa en el continente americano que produce tanta polarización y conflicto entre las diferentes visiones políticas? La política siempre ha estado asociada a pasiones y exacerbaciones pero en esta época pareciera subir nuevamente el fenómeno […]

OPINIÓN · 12 OCTUBRE, 2019 05:30

Sumas que restan o dividen

La política no es exacta lo cual significa que su praxis conduce a resultados frágiles por inestables o eventuales, (incluso, inusitados o denodados) que pueden ser. Pero no por exponer tan endeble condición, no es capaz de invertir o revertir la situación a la cual adscribe o suscribe sus efectos. Por eso, se dice que […]