OPINIÓN · 14 MAYO, 2021 04:30

¿COVID o productividad?

Ver más de

Oscar Doval

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

En estos días pasados leía unas anotaciones y hasta garabatos, que había realizado por estas fechas en el 2020. Rezaban sobre cómo uno podía reinventarse como empresario, durante uno de los momentos más críticos que había vivido la humanidad desde el punto de vista económico, sanitario y social. En un intento de actualización sobre el tema, haremos 2 entregas, en virtud de las cuales, a la luz de la pandemia, hablaremos de las maromas que debemos hacer los empresarios venezolanos, para poder mantener nuestra actividad productiva e incluso aprovechar las oportunidades emergentes de mercado.

Desde el inesperado inicio del COVID-19 entramos en una crisis sistémica, con un gran impacto social. Tras 15 meses de contagios y muertes, la pandemia sigue sacudiendo al mundo. Muchos expertos nos advierten que el coronavirus llegó para no irse.

Dada la aparición de nuevas variantes, y posibles mutaciones futuras, en el mejor de los casos, el virus se instalará como una endemia. Una endemia como la influenza, que año tras a año aparece, y guadaña en mano, arrastra miles de seres humanos.  A esto se suma, una crisis financiera que supera las más graves caídas económicas mundiales de la historia contemporánea, incluyendo la Gran Depresión (1929).

Para el momento que tomé las referidas notas, me alarmaba las 4 millones de personas identificadas con COVID. Un año después, ya pasamos los 160 millones de casos y 3,5 millones de muertos. Esto, sin contar los casos escondidos por el natural –y hasta conveniente- subregistro de muchos países.

Lo aseverado nos ocurre con las medidas de aislamiento, contención sanitaria y asistencia médica «de avanzada» adoptadas por gran parte del planeta. La vacunación ya bastante difundida en el orbe desarrollado -como EE. UU., la U.E. y algunos ricos asiáticos y del medio oriente- alcanza 1,3 millardos de individuos.  Este 16% de la población mundial vacunada, no tiene todavía certeza absoluta de inmunidad en el largo plazo.

Por otra parte, menos del 20% del mundo, tiene acceso a la detección temprana, al uso de antivirales sofisticados como el remdesivir, agentes anticoagulantes, esteroides, oxígeno y ventilación mecánica, lo que puede revertir las letales complicaciones del COVID.

El resto de la humanidad, incluyendo la mayoría de los venezolanos, seguimos con los tapabocas, y el alcohol pa´ las manos y pal´ buche. También practicamos, el medio encierro –porque igual hay que rebuscarse la vida-, y el “dios nos ampare” en la punta de la lengua. Y claro está, la estampita de nuestro debutante y amado beato, José Gregorio, siempre a mano.

“Pare o none”…o comemos o nos cuidamos del COVID

Por la crisis sanitaria entramos en una espantosa recesión económica mundial, dada la importante merma en el consumo, el desempleo y la ruptura de las cadenas de suministros a nivel mundial. Poco a poco, nos hemos ido despertando de la parálisis planetaria producida por la emergencia del virus. O nos movemos y comenzamos a producir, o nos morimos de hambre, no de coronavirus.

Por cierto, esto los gringos y los chinos, lo tenían claro desde el primer día, ya que sus aparatos productivos, apenas acusaron algo de timidez las primeras semanas de pandemia, después se “fueron con todo”.

El resto del mundo, sobre todo en los países subdesarrollados como Venezuela, estamos todavía presos en la ya gastada duda: “hambre o virus”. La verdad, va ganando la muerte por virus, porque la gente se ha visto obligada a salir a trabajar con las mínimas medidas sanitarias, sumando, cada vez más, contagiados y muertos a las estadísticas.

¿Qué hacemos los empresarios venezolanos?

Dado mi desempeño como asesor estratégico y financiero, y además, por haber estudiado psiquiatría, suelen preguntarme qué hacer para afrontar la crisis. No sé si buscan al psiquiatra o al consultor. Más aún, en un complejo entorno, como nuestra amada Venezuela, que ya venía con una “plomamentazón” en el ala, dada la grave contracción económica, mayor del 80%, en los últimos 5 años.

Siempre digo:

Ante todo, no podemos parar. Si bien debemos tomar todas las medidas sanitarias, de prevención, detección temprana, aislamiento y seguimiento de casos nuevos; ¡no podemos parar!. Si paramos, vamos a terminar de hundir nuestras empresas, hundir a nuestros trabajadores y hundir a la patria, en una crisis económica irreversible.

Lo anterior lo afirmo desde la responsabilidad que conlleva mi juramento hipocrático. Vamos a cuidarnos todos del contagio, pero sigamos bregando por el futuro. Nos encontramos ante una pandemia, que tuvo principio, pero cuyo fin es incierto. Por lo tanto, entendiendo lo riesgoso de la situación, y mitigando dicho riesgo al máximo, debemos normalizar lo más posible nuestra existencia. 

Durante los últimos años, los empresarios venezolanos, hemos llevado, sobrellevado, sobrevivido y hasta en algunos casos, rentabilizado nuestro capital, durante una de las crisis de hiperinflación y devaluación más severa que ha visto América Latina. Aún así, seguimos “echándole pichón”, con una resiliencia a prueba de toda psicosis, que pocos líderes organizacionales en el mundo pueden exhibir.

Billete verde…¿la salvación?

El consumo en el mundo y particularmente en Venezuela se ha contraído, pero no ha desaparecido. Existen segmentos vivos de mercado, demandando productos. Nuestros consumidores han mutado sus patrones y capacidad de consumo en los últimos 2 años.

La enorme masa flotante de efectivo en divisas -estimada en 2,4 millardos de dólares- es la causa de este fenómeno. Apenas con 2 a 3 años de data, esta enorme cantidad de dinero, rotando en las calles a una velocidad vertiginosa, se encuentra encerrada en un país, que no cuenta con maneras de sacar la plata de sus fronteras. La falta de corresponsales bancarios, debido a las criminales sanciones financieras, ha producido este raro fenómeno de dolarización de facto de la economía y en cash. Debido a tal circunstancia, se estima, que entre el 70% y 80% de las transacciones en Venezuela son en dólares, y de ellas, un 90% en efectivo.

Los dólares en cash, pasan de mano en mano, en todos los niveles económicos de la población, fomentando un sustancial crecimiento de la economía informal o “economía del rebusque”.

La mayoría de nuestra gente, con empleo formal o no, cobra una parte de salario en dólares. Además, el venezolano se “rebusca” vendiendo bienes y servicios en divisas. Por ejemplo, el plomero que fue a mi casa la semana pasada, quien tiene un empleo formal en una ferretería, me cobró 80 dólares por diagnosticar y cambiar la resistencia del calentador de agua.

Hoy, según las últimas encuestas de Datanálisis, un 45% de los venezolanos percibe que económicamente está mejor que en 2017 y 2018, los años de hambruna y emagrecimento.

Dadas las circunstancias mencionadas, y producto de recientes estudios de nuestra propia firma consultora, Moore GSF, podemos identificar 5 grupos de consumidores. Consumo de lujo, con ingresos familiares superiores a US$2000 / mes, que representa un 3% de la población. Consumidores “holgados”, con ingresos entre US$500 y US$2000, que podrían comprender un 7% de los venezolanos. Consumidor de “necesidades básicas”, con ingresos entre US$300 y US$500, que contabilizan un 35% de la gente. Aquellos, que acceden sólo a “alimentación”, con ingresos entre US$100 y US$300, se estiman en un 35% de la población. Y por último, consumidores de “subsistencia”, con ingresos menores a US$100/mes y que representan el 35% restante de nuestra gente.

Un 70% de los venezolanos está viviendo una economía del “día a día” o microfinanciera. Además de los consumidores de alta gama -que son buscados y deseados como clientes por todos nosotros- el segmento microfinanciero -al que los empresarios no estamos acostumbrados- es un interesante nicho de mercado a atender.

Este tipo de consumo del “día a día” es el más extenso y difundido en toda América Latina, África y buena parte de Asia. En virtud del mismo, los potenciales clientes se manejan según la sencilla fórmula de una comedida adquisición de productos, generada por la necesidad real de los mismos y la disponibilidad de dinero.

Los productos más económicos, independientemente de la calidad, así como las presentaciones y empaques más pequeños y sencillos que permitan reducir los precios, son los grandes ganadores en este tipo de economía.

En la siguiente entrega, seguiremos hablando de la economía microfinanciera, así como las oportunidades de desarrollo de nuestra querida Venezuela. Asimismo, les expondré algunas anécdotas familiares y de grupos de foco, que nos permitirán manejar nuestras empresas de manera más adecuada.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: La abuela judía, mi madre y Luis Vicente…

 

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 6 DICIEMBRE, 2021 05:22

El cerebro: un voraz devorador de combustible

En 1984, el Campeonato Mundial de Ajedrez fue cancelado debido a la cadavérica figura de Anatoly Karpov, quien se disputaba el título. Durante los cinco meses anteriores y decenas de partidos, Karpov perdió 10 kilos y los organizadores del torneo temían por su salud. Ahora se sabe que los ajedrecistas pueden quemar hasta unas 6.000 […]

OPINIÓN · 5 DICIEMBRE, 2021 05:30

¡Todos a Barinas!

Mi amigo y compadre Andrés Cañizález, reconocido experto en comunicación y recientemente llegado de Argentina, me ha sugerido el título del presente artículo. Y es que con lo ocurrido en ese estado llanero, más allá de lo emblemático en términos electorales y su asociación directa con la figura del expresidente Hugo Chávez, este lugar del […]

OPINIÓN · 4 DICIEMBRE, 2021 05:45

Entre mascarillas y condones te veas

La humanidad no ha salido de un virus que puede ser mortal cuando aparece otro o la variante de cualquiera de ellos. A pesar de los avances de las ciencias, el desarrollo de la farmacéutica y algunos pocos bien montados servicios sanitarios en el mundo, virus como el VIH y el del COVID-19, entre otros […]

OPINIÓN · 3 DICIEMBRE, 2021 05:50

Indolencia y maldad contra el pueblo

El pasado miércoles 1 de diciembre Maduro se confesó. Y como se dice en el campo jurídico a confesión de parte relevo de pruebas. En acto público afirmó: “El bloqueo del corazón y de la mente, la indolencia, la incapacidad, la corrupción, la ineficiencia es peor que el bloqueo gringo así lo digo hoy, 1 […]