Se cumplen 102 años de la muerte del beato José Gregorio Hernández este #29Jun

LA HUMANIDAD · 29 JUNIO, 2021 08:35

Ver más de

Mabel Sarmiento | @mabelsarmiento


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El santuario Nuestra Señora de La Candelaria, ubicado en Caracas, está abierto desde la madrugada de este 29 de junio, para conmemorar los 102 años de la muerte del beato José Gregorio Hernández (JGH).

Desde las 12:00 a.m. se están oficiando misas cada dos horas y a partir de las 9:00 a.m. el cronograma de las eucaristías será el habitual:  9:00 a.m., 11:00 a.m., 12:00 p.m., 1:00 p.m., 5:00 p.m. y 6:00 p.m. Esas dos últimas celebraciones serán presididas por el Arzobispo Jorge Urosa y el Cardenal Baltazar Porras, respectivamente.

El padre Gerardino Barracchini, vicepostulador de la causa de JGH, dijo que el santuario estará abierto a la feligresía para que acuda a llevar sus plegarias, a pedir sanación y para conocer las reliquias de primer grado; e invitó a la población a consignar los presuntos milagros bien documentados ante la causa.

Pueden ir todos los días a partir de las 8:00 a.m., pues la vicepostulación está documentando el milagro que elevará al médico de los pobres a la plena santidad universal.

Siguiendo los pasos

La última lección que dictó José Gregorio Hernández en el Hospital Vargas fue sobre la lepra o enfermedad de Hansen, luego sus pasos se detuvieron en la esquina Amador, en la parroquia La Pastora.

José Gregorio Hernández murió atropellado el 29 de junio de 1919. Esa misma fecha, pero 31 años antes, recibió con mención sobresaliente su título de médico, una profesión que ejerció con sentido de servicio al bien común y al país, pues fue el pionero de los estudios médicos.

Al morir por las calles de Caracas gritaban: ¡Ha muerto un santo! Para el pueblo, fiel seguidor, ya estaba en los altares.

Pero corrieron 100 años y seis meses para ver algo oficial. Desde Roma, el pasado 9 de enero de 2020 la Comisión de Médicos, conformada por dos especialistas, fue que aprobó el primer milagro, requisito indispensable para beatificarlo, nombramiento que se materializó finalmente el 30 de abril de 2021.

Este 28 de junio, en un encuentro de manera presencial que sostuvo el clero venezolano, el Cardenal Baltazar Porra aseguró que más de 40 países han solicitado las reliquias del beato, que murió hace 102 años.