Lula Da Silva, lo que se espera de su nuevo mandato #CocuyoClaroyRaspao

INTERNACIONALES · 3 NOVIEMBRE, 2022 20:34

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Por tercera vez, el izquierdista Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva ganó las elecciones presidenciales de Brasil. Esta vez, se llevó el 50,9 % de los votos frente al 49,1 % de su contendor, el ultraderechista Jair Bolsonaro, en una segunda ronda comicial; un mínimo margen que denota la polarización que atraviesa el país amazónico.

Para muchos analistas, a un Brasil dividido políticamente se le suman problemas socioeconómicos como el hambre y el desempleo, situaciones que, aseguran, hará que este nuevo periodo presidencial sea para Lula muy diferente a los dos anteriores.

Para el periodista Lucas Berti, editor del portal Giro Latino, escritor de The Brazilian Report y articulista en Brasil para El País, Da Silva sabe que no tendrá la oportunidad de perpetuarse en el poder, aun cuando muchos brasileños teman esta posibilidad.

«La gente tiene miedo de que este tercer mandato de Lula lo tome como un proyecto personal de poder, pero él ha dicho que gobernará por otro cuatro años más y ya», describió Berti durante su participación en el espacio #CocuyoClaroyRaspao de este jueves 3 de noviembre.

A partir del 1° de enero, Lula, por su lado, se topará con inmensos desafíos, en un país con deudas sociales, altos índices de pobreza extrema y violencia, incertidumbre económica y, como no le había pasado en sus primeros dos mandatos, con una agenda conservadora muy fortificada tras la gestión del líder ulraderechista, que seguramente complicará los planes que Lula había imaginado en la campaña.

«Lo primero que tenemos que considerar es que Brasil viene de un contexto totalmente dividido porque la extrema derecha se postuló como una respuesta al partido de Lula. La diferencia de votos fue una muy estrecha, pero Bolsonaro estuvo muchos años en el Congreso de Brasil y no estaba acostumbrado al nivel más alto de la política», analizó el periodista durante su conversación con Luz Mely Reyes, directora de Efecto Cocuyo, y Xabier Coscojuela, miembro del consejo editorial de Tal Cual.

Berti cree que este nuevo mandato sí tiene que ser diferente, por cuanto Lula «no está elegido solo, tiene con él el Frente Amplio. A diferencia del Lula en 2002, ahora Lula tiene una estructura democrática», dijo.

Analistas en Brasil aseguran que, en todo caso, la victoria de Lula sería un fuerte impulso para la llamada «segunda marea rosa latinoamericana», pero que las presiones de sus aliados moderados, las dificultades fiscales, así como la fuerte presencia de la derecha en el Congreso, dificultarán su plan de transformación económica y social, como el que el presidente electo y su sucesora Dilma Rousseff intentaron implementar a partir del segundo gobierno del expresidente, en 2006.  

Sobre sus alianzas, Berti pronostica que Lula estará de la mano con los presidentes izquierdistas de Latinoamérica, pero que en el caso de Venezuela estará también pendiente del diálogo que el Gobierno de Nicolás Maduro debería entablar con la oposición.

«Un ejemplo es el gobierno de López obrador en México. Es un gobierno que no critica a Maduro, pero si está dispuesto a ser mediador para el diálogo», explicó. 

Vea el programa aquí:

Si quieres saber más sobre este tema, lee también:

INTERNACIONALES · 8 DICIEMBRE, 2022

Lula Da Silva, lo que se espera de su nuevo mandato #CocuyoClaroyRaspao

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Por tercera vez, el izquierdista Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva ganó las elecciones presidenciales de Brasil. Esta vez, se llevó el 50,9 % de los votos frente al 49,1 % de su contendor, el ultraderechista Jair Bolsonaro, en una segunda ronda comicial; un mínimo margen que denota la polarización que atraviesa el país amazónico.

Para muchos analistas, a un Brasil dividido políticamente se le suman problemas socioeconómicos como el hambre y el desempleo, situaciones que, aseguran, hará que este nuevo periodo presidencial sea para Lula muy diferente a los dos anteriores.

Para el periodista Lucas Berti, editor del portal Giro Latino, escritor de The Brazilian Report y articulista en Brasil para El País, Da Silva sabe que no tendrá la oportunidad de perpetuarse en el poder, aun cuando muchos brasileños teman esta posibilidad.

«La gente tiene miedo de que este tercer mandato de Lula lo tome como un proyecto personal de poder, pero él ha dicho que gobernará por otro cuatro años más y ya», describió Berti durante su participación en el espacio #CocuyoClaroyRaspao de este jueves 3 de noviembre.

A partir del 1° de enero, Lula, por su lado, se topará con inmensos desafíos, en un país con deudas sociales, altos índices de pobreza extrema y violencia, incertidumbre económica y, como no le había pasado en sus primeros dos mandatos, con una agenda conservadora muy fortificada tras la gestión del líder ulraderechista, que seguramente complicará los planes que Lula había imaginado en la campaña.

«Lo primero que tenemos que considerar es que Brasil viene de un contexto totalmente dividido porque la extrema derecha se postuló como una respuesta al partido de Lula. La diferencia de votos fue una muy estrecha, pero Bolsonaro estuvo muchos años en el Congreso de Brasil y no estaba acostumbrado al nivel más alto de la política», analizó el periodista durante su conversación con Luz Mely Reyes, directora de Efecto Cocuyo, y Xabier Coscojuela, miembro del consejo editorial de Tal Cual.

Berti cree que este nuevo mandato sí tiene que ser diferente, por cuanto Lula «no está elegido solo, tiene con él el Frente Amplio. A diferencia del Lula en 2002, ahora Lula tiene una estructura democrática», dijo.

Analistas en Brasil aseguran que, en todo caso, la victoria de Lula sería un fuerte impulso para la llamada «segunda marea rosa latinoamericana», pero que las presiones de sus aliados moderados, las dificultades fiscales, así como la fuerte presencia de la derecha en el Congreso, dificultarán su plan de transformación económica y social, como el que el presidente electo y su sucesora Dilma Rousseff intentaron implementar a partir del segundo gobierno del expresidente, en 2006.  

Sobre sus alianzas, Berti pronostica que Lula estará de la mano con los presidentes izquierdistas de Latinoamérica, pero que en el caso de Venezuela estará también pendiente del diálogo que el Gobierno de Nicolás Maduro debería entablar con la oposición.

«Un ejemplo es el gobierno de López obrador en México. Es un gobierno que no critica a Maduro, pero si está dispuesto a ser mediador para el diálogo», explicó. 

Vea el programa aquí:

¿Cómo valoras esta información?

2

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO