Gobiernos respaldan a Lula y condenan «intento de golpe» en Brasil

INTERNACIONALES · 9 ENERO, 2023 07:36

Ver más de

Efe | @EFEnoticias


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Varios Gobiernos de América y Europa, así como organismos como la Unión Europea, la Celac y la Alba, rechazaron este domingo el ataque de seguidores del expresidente brasileño Jair Bolsonaro a la sede del Ejecutivo, la Corte Suprema y el Congreso de Brasil, al tiempo que manifestaron su respaldo a Luiz Inácio Lula da Silva, quien asumió el poder el pasado 1 de enero.

El presidente argentino, Alberto Fernández, expreso a través de Twiter su «repudio»a los ataques de los bolsonaristas radicales y manifestó su «incondicional apoyo y el del pueblo argentino» a Lula ante el “intento de golpe de Estado”.

En esa misma línea, el presidente de Chile, Gabriel Boric, salió a respaldar a Lula, y no dudó en calificar el intento de golpe de los ultraconservadores como un «cobarde y vil ataque a la democracia».

«Impresentable ataque a los tres poderes del Estado Brasilero por parte de bolsonaristas», añadió a través de redes sociales.

A su vez, la Cancillería española brindó su «apoyo incondicional» a Lula, «elegido democráticamente por el pueblo brasileño».

Asimismo, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, dijo que «desde la Internacional Socialista (de la que es titular) apoyamos firmemente al Gobierno del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva. Apoyamos el Gobierno democrático elegido en las urnas. Condenamos la actuación de los grupos que se oponen a los resultados legítimos».

Por su parte, el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, condenó el «intolerable» e «inaceptable» asalto a las instituciones democráticas en Brasilia.

«Esperemos que se reconozca la legitimidad a nivel internacional», agregó Rebelo, que en declaraciones a un canal local adelantó su intención de conversar este mismo domingo con el mandatario brasileño.

BIDEN: «VOLUNTAD DEL PUEBLO NO DEBE SER SOCAVADA»

El presidente estadounidense, Joe Biden, afirmó por su parte que la voluntad del pueblo de Brasil no debe ser socavada y dijo que desea «seguir trabajando» con Lula.

«Condeno el asalto a la democracia y la transferencia de poder pacífica en Brasil», indicó en su cuenta de Twitter el mandatario de EE.UU., quien viajó hoy a El Paso (Texas, EE.UU.), en la frontera con México.

Por su parte, su homólogo colombiano, Gustavo Petro, cercano ideológicamente a Lula, pidió una reunión urgente de la Organización de Estados Americanos (OEA) para atender el intento de «golpe» en Brasil.

«Toda mi solidaridad a Lula y al pueblo del Brasil. El fascismo decide dar un golpe. Las derechas no han podido mantener el pacto de la no violencia. Es hora urgente de una reunión de la OEA, si quiere seguir viva como institución y aplicar la Carta Democrática», dijo Petro en un mensaje publicado en Twitter.

Entretanto, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no solo condenó los ataques, sino que señaló como presunta responsable del intento de golpe a “la cúpula del poder oligárquico” de Brasil.

Asimismo, manifestó que Lula “no está solo”, porque cuenta con “el apoyo de las fuerzas progresistas de su país, de México, del continente americano y del mundo».

Rechazo unísono al intengo de golpe 

Otro de los mandatarios progresistas de Latinoamérica, el boliviano Luis Arce, condenó el «asalto» de «grupos antidemocráticos» a las sedes de los tres poderes del Estado brasileños.

«Los fascistas siempre buscarán tomar por la fuerza lo que no lograron en las urnas. Nuestra solidaridad con el pueblo brasileño y el presidente @LulaOficial», escribió Arce en Twitter.

Mientras que el Ejecutivo de Dina Boluarte en Perú, condenó «enérgicamente» el asalto a las sedes de los poderes en Brasil, así como de «cualquier intento de desconocer» la legitimidad de las elecciones presidenciales de octubre pasado en las que Lula venció a Bolsonaro.

En tanto, el Gobierno de Nicolás Maduro indicó que desde Venezuela ven con «estupor y preocupación» los actos violentos emprendidos por “grupos fascistas y de extrema derecha”, que, a su parecer, fueron «aupados por sus líderes dentro y fuera del país»

Por su parte, el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, publicó un mensaje en su Twitter oficial donde lamentó y condenó “las acciones llevadas a cabo en Brasil que atentan contra la democracia y las instituciones».

En Ecuador, el presidente Guillermo Lasso, a quien se considera como un mandatario conservador, condenó a través de Twitter las «acciones de irrespeto y vandalismo» en Brasil, que «atentan contra el orden democrático y la seguridad ciudadana».

También en Centroamérica y el Caribe se pronunciaron a favor del orden institucional en Brasil.

«Condenamos enérgicamente los actos violentos y antidemocráticos que ocurren en Brasil, con el objetivo de generar caos e irrespetar la voluntad popular expresada con la elección del presidente Lula», afirmó el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, en su perfil de Twitter.

Desde Honduras, su presidenta, Xiomara Castro, incluso promovió que los presidentes de América Latina se trasladen «a Brasil si fuera necesario» para «defender la democracia».

Y en Panamá, el presidente Laurentino Cortizo repudió el asalto «a la institucionalidad democrática de Brasil» y expresó su respaldo «incondicional» al Gobierno «legítimo» Lula.

La Celac, la UE y el Alba también se pronuncian

A los pronunciamientos de los Gobiernos de la región y Europa, también se suman los de organismos multilaterales como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la Unión Europea (UE) y la Alianza Bolivariana para Los Pueblos de Nuestra América (Alba).

«La Presidencia Pro Tempore de la Celac manifiesta su respaldo al Gobierno de @LulaOficial, elegido por el pueblo de Brasil, y rechaza las acciones violentas contra las instituciones democráticas brasileñas», señaló en su cuenta de Twitter la Celac, que agrupa a 33 países de América Latina y el Caribe.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, manifestó su «pleno» apoyo a Lula, y condenó en los términos «más enérgicos» el «ataque».

Mientras que desde la Alba, su secretario general, Félix Plasencia, manifestó su apoyo al presidente brasileño y rechazó el intento de los golpistas, a los que calificó de ser «neofacistas».

Por último, la Alianza para el Desarrollo en Democracia (ADD), integrada por Costa Rica, Ecuador, Panamá y República Dominicana, afirmó que «la violencia no puede tener cabida frente a la decisión popular expresada en las urnas». 

INTERNACIONALES · 27 ENERO, 2023

Gobiernos respaldan a Lula y condenan «intento de golpe» en Brasil

Texto por Efe | @EFEnoticias

Varios Gobiernos de América y Europa, así como organismos como la Unión Europea, la Celac y la Alba, rechazaron este domingo el ataque de seguidores del expresidente brasileño Jair Bolsonaro a la sede del Ejecutivo, la Corte Suprema y el Congreso de Brasil, al tiempo que manifestaron su respaldo a Luiz Inácio Lula da Silva, quien asumió el poder el pasado 1 de enero.

El presidente argentino, Alberto Fernández, expreso a través de Twiter su «repudio»a los ataques de los bolsonaristas radicales y manifestó su «incondicional apoyo y el del pueblo argentino» a Lula ante el “intento de golpe de Estado”.

En esa misma línea, el presidente de Chile, Gabriel Boric, salió a respaldar a Lula, y no dudó en calificar el intento de golpe de los ultraconservadores como un «cobarde y vil ataque a la democracia».

«Impresentable ataque a los tres poderes del Estado Brasilero por parte de bolsonaristas», añadió a través de redes sociales.

A su vez, la Cancillería española brindó su «apoyo incondicional» a Lula, «elegido democráticamente por el pueblo brasileño».

Asimismo, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, dijo que «desde la Internacional Socialista (de la que es titular) apoyamos firmemente al Gobierno del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva. Apoyamos el Gobierno democrático elegido en las urnas. Condenamos la actuación de los grupos que se oponen a los resultados legítimos».

Por su parte, el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, condenó el «intolerable» e «inaceptable» asalto a las instituciones democráticas en Brasilia.

«Esperemos que se reconozca la legitimidad a nivel internacional», agregó Rebelo, que en declaraciones a un canal local adelantó su intención de conversar este mismo domingo con el mandatario brasileño.

BIDEN: «VOLUNTAD DEL PUEBLO NO DEBE SER SOCAVADA»

El presidente estadounidense, Joe Biden, afirmó por su parte que la voluntad del pueblo de Brasil no debe ser socavada y dijo que desea «seguir trabajando» con Lula.

«Condeno el asalto a la democracia y la transferencia de poder pacífica en Brasil», indicó en su cuenta de Twitter el mandatario de EE.UU., quien viajó hoy a El Paso (Texas, EE.UU.), en la frontera con México.

Por su parte, su homólogo colombiano, Gustavo Petro, cercano ideológicamente a Lula, pidió una reunión urgente de la Organización de Estados Americanos (OEA) para atender el intento de «golpe» en Brasil.

«Toda mi solidaridad a Lula y al pueblo del Brasil. El fascismo decide dar un golpe. Las derechas no han podido mantener el pacto de la no violencia. Es hora urgente de una reunión de la OEA, si quiere seguir viva como institución y aplicar la Carta Democrática», dijo Petro en un mensaje publicado en Twitter.

Entretanto, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no solo condenó los ataques, sino que señaló como presunta responsable del intento de golpe a “la cúpula del poder oligárquico” de Brasil.

Asimismo, manifestó que Lula “no está solo”, porque cuenta con “el apoyo de las fuerzas progresistas de su país, de México, del continente americano y del mundo».

Rechazo unísono al intengo de golpe 

Otro de los mandatarios progresistas de Latinoamérica, el boliviano Luis Arce, condenó el «asalto» de «grupos antidemocráticos» a las sedes de los tres poderes del Estado brasileños.

«Los fascistas siempre buscarán tomar por la fuerza lo que no lograron en las urnas. Nuestra solidaridad con el pueblo brasileño y el presidente @LulaOficial», escribió Arce en Twitter.

Mientras que el Ejecutivo de Dina Boluarte en Perú, condenó «enérgicamente» el asalto a las sedes de los poderes en Brasil, así como de «cualquier intento de desconocer» la legitimidad de las elecciones presidenciales de octubre pasado en las que Lula venció a Bolsonaro.

En tanto, el Gobierno de Nicolás Maduro indicó que desde Venezuela ven con «estupor y preocupación» los actos violentos emprendidos por “grupos fascistas y de extrema derecha”, que, a su parecer, fueron «aupados por sus líderes dentro y fuera del país»

Por su parte, el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, publicó un mensaje en su Twitter oficial donde lamentó y condenó “las acciones llevadas a cabo en Brasil que atentan contra la democracia y las instituciones».

En Ecuador, el presidente Guillermo Lasso, a quien se considera como un mandatario conservador, condenó a través de Twitter las «acciones de irrespeto y vandalismo» en Brasil, que «atentan contra el orden democrático y la seguridad ciudadana».

También en Centroamérica y el Caribe se pronunciaron a favor del orden institucional en Brasil.

«Condenamos enérgicamente los actos violentos y antidemocráticos que ocurren en Brasil, con el objetivo de generar caos e irrespetar la voluntad popular expresada con la elección del presidente Lula», afirmó el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, en su perfil de Twitter.

Desde Honduras, su presidenta, Xiomara Castro, incluso promovió que los presidentes de América Latina se trasladen «a Brasil si fuera necesario» para «defender la democracia».

Y en Panamá, el presidente Laurentino Cortizo repudió el asalto «a la institucionalidad democrática de Brasil» y expresó su respaldo «incondicional» al Gobierno «legítimo» Lula.

La Celac, la UE y el Alba también se pronuncian

A los pronunciamientos de los Gobiernos de la región y Europa, también se suman los de organismos multilaterales como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la Unión Europea (UE) y la Alianza Bolivariana para Los Pueblos de Nuestra América (Alba).

«La Presidencia Pro Tempore de la Celac manifiesta su respaldo al Gobierno de @LulaOficial, elegido por el pueblo de Brasil, y rechaza las acciones violentas contra las instituciones democráticas brasileñas», señaló en su cuenta de Twitter la Celac, que agrupa a 33 países de América Latina y el Caribe.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, manifestó su «pleno» apoyo a Lula, y condenó en los términos «más enérgicos» el «ataque».

Mientras que desde la Alba, su secretario general, Félix Plasencia, manifestó su apoyo al presidente brasileño y rechazó el intento de los golpistas, a los que calificó de ser «neofacistas».

Por último, la Alianza para el Desarrollo en Democracia (ADD), integrada por Costa Rica, Ecuador, Panamá y República Dominicana, afirmó que «la violencia no puede tener cabida frente a la decisión popular expresada en las urnas». 

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO