Empresarios presentan su plan de vacunación gratuita con 6 millones de dosis

CORONAVIRUS · 25 MARZO, 2021 15:15

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

14
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Vacunación gratuita y bien monitoreada. El sector privado nacional lanzó su propuesta de un plan de vacunación con una previsión inicial de 6.000.000 de dosis que puedan traerse a Venezuela y completar su aplicación en cuatro meses y medio.

La meta es que las empresas privadas venezolanas paguen las vacunas y un conjunto de los trabajadores de estas compañías y sus familiares puedan beneficiarse de forma gratuita. Además, el plan contempla la donación de 1.200.000 vacunas del cargamento total, que serían administradas a grupos de venezolanos vulnerables que sean listados y propuestos por el Ejecutivo nacional.

“No es un proyecto de comercialización. Es un proyecto de apoyo al país, porque queremos ayudar a que el derecho humano de acceder a las vacunas sea viable para todos los venezolanos”, afirmó Ricardo Cussano, presidente de Fedecámaras (Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela), en medio de la presentación oficial del proyecto ante la prensa este jueves 25 de marzo.

Este plan de vacunación privado acaba de ser enviado a los representantes del Ejecutivo y de la Asamblea Nacional  del 6 de diciembre para que evalúen su aprobación definitiva. Su diseño tomó tres meses y contempla todas las fases del proceso, que va desde la importación de las vacunas hasta la creación de un sistema digital para repartir las citas y la aplicación en un conjunto de 100 clínicas privadas en distintas regiones del país.

Monitoreo completo  

La Academia Nacional de Medicina, la Red de Epidemiología, Médicos Unidos de Venezuela, la Asociación Venezolana de Clínicas Privadas y hasta representantes de las iglesias católica y judía fueron parte del diseño de este plan de vacunación privada.

“Es importante controlar la cadena de frío desde el país que se importa. Por eso, vamos a pedir un embalaje o empaque pasivo que garantice la preservación de la temperatura de las vacunas hasta por ocho días en el traslado”, detalló Antonio Orlando, presidente de Meditron, que es la empresa privada que estaría encargada de toda la fase de recolección, distribución y monitoreo de las vacunas importadas.

Este plan de vacunación privada fue diseñado para que se reciban ocho embarques distintos cargados con 750.000 vacunas y que llegarán a través de vuelos chárter a Venezuela. Esto puede beneficiar a 6.000.000 de venezolanos si se compra la vacuna de una sola dosis o a 3.000.000 de personas, en el caso de cualquiera de las vacunas que requieren doble dosis de aplicación.

Su distribución se haría en camiones comunes hasta las neveras centrales de distribución en las distintas ciudades del país y en algunos otros casos con camiones cava que puedan preservar la temperatura requerida de -18 grados centígrados o de entre 2 y 8 grados centígrados, de acuerdo con las vacunas que se compren.

El proyecto considera también todo un monitoreo en tiempo real. Esto para la temperatura de las vacunas durante sus traslados y también para el conteo de las vacunas con un sistema de cruzado entre dosis entregadas, dosis inoculadas y ampollas vacías recogidas en los centros de salud.

Las 100 clínicas privadas participantes habilitarían una zona especial de vacunación con un mínimo de cinco módulos para la atención al público. Aunque lo clave es que el plan también hizo los cálculos de todos los materiales y equipos necesarios para llevarlo a cabo: los camiones, las neveras de refrigeración, las inyectadoras, los equipos de protección y el personal necesario.

Aprobación pendiente

Cussano reiteró a lo largo de la rueda de prensa que Fedecámaras solo espera que el Ejecutivo entable las conversaciones “de forma expedita”, para que este plan pueda ponerse en marcha con cualquiera de las vacunas disponibles en el mercado internacional.

Hasta ahora en Venezuela solo están aprobadas de forma oficial la vacuna rusa de Sputnik V y la china de Sinopharm. Fedecámaras incluso tuvo unos encuentros con el embajador ruso en Venezuela, Sergey Mélik-Bagdasárov, para adelantar las conversaciones.

El contacto inicial con otros laboratorios como Johnson & Johnson también fueron hechos por los empresarios y obtuvieron respuestas positivas, aunque la compra de las vacunas “siempre pasa por las aprobaciones del sector público para que sea posible”, como lo especificó el presidente de Fedecámaras para Efecto Cocuyo.    

Los empresarios no solo necesitan la participación del Ejecutivo para facilitar la compra de las vacunas en el extranjero sino para garantizar la gasolina y el diésel para los traslados. El engranaje para que este plan de vacunación privado funcione incluye también el papeleo de la importación y los permisos para recoger las vacunas en la puerta del avión.

Foto principal: Fedecámaras