Es falso que las mujeres embarazadas vacunadas con Pfizer perdieron a sus bebés

COCUYO CHEQUEA · 16 JUNIO, 2022 08:30

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Es falso que un documento de la empresa farmacéutica Pfizer revela que entre 82 y 97% de las mujeres embarazadas vacunadas contra COVID-19 perdieron a sus bebés, como dice una imagen en redes sociales. Si bien la compañía publicó un informe con los efectos adversos reportados, no se ha confirmado si se deben a la aplicación de la vacuna. Además, los datos fueron malinterpretados.

La imagen viral dice: “un documento de Pfizer revela que entre el 82-97% de las mujeres embarazadas perdieron a sus bebés. El 45% de las 270 madres embarazadas reportaron eventos clínicos adversos, y más del 60% de estos fueron graves”.

Si bien en Venezuela no se aplica la vacuna contra COVID-19 de Pfizer/BioNTech, ha circulado desinformación sobre las vacunas de ARN mensajero (ARNm), en su mayoría promovida por cuentas anti-vacunas o que difunden teorías de la conspiración.

Documentos

La sección de verificación de la agencia de noticias AFP chequeó una versión de la desinformación que dice que 90% de las embarazadas vacunadas perdieron a sus bebés. La imagen hace referencia a un informe de reporte de eventos adversos recibidos hasta el 28 de febrero de 2021.

AFP Check explica que, antes y después de la aprobación de sus vacunas, Pfizer facilita los informes de sus estudios a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). Se pueden consultar estos documentos en la web de la ONG Profesionales Médicos y de Salud Pública por la Transparencia.

El documento titulado Análisis acumulativo de informes de eventos adversos posteriores a la autorización de BNT162B2 (el nombre de la vacuna) señala que los reportes no deben interpretarse como una tasa de incidencia. El sistema de notificación espontánea solo produce proporciones de notificación.

En algunos reportes, la información clínica está incompleta. También advierten que la acumulación de efectos adversos no indica que un evento en particular fue causado por la vacuna. Podría deberse a otra enfermedad o factor como la historia médica del paciente o los fármacos que esté tomando.

Número de abortos

Al momento de la publicación del informe, se había distribuido alrededor de 126 millones 212 mil 580 dosis de la vacuna. De allí, se reportaron 42.086 personas vacunadas (25.379 confirmados y 16.707 no confirmados) que notificaron algún evento adverso. De esta población, 270 son mujeres embarazadas, de las cuales 34 reportaron datos sobre la gestación y 238 no reportaron más información.

Se reportaron 23 abortos espontáneos, dos partos prematuros con muerte neonatal, dos abortos espontáneos con muerte intrauterina y un aborto espontáneo con muerte neonatal. Estos casos representan 10,37% de los embarazos registrados, porcentaje que está muy lejos del “82 al 97%” que menciona la imagen viral en redes sociales y el 90% que aparece en la versión de la cadena que verificó AFP Check.

Ahora ¿cómo se llegó al cálculo de los porcentajes desinformadores? Chequeado explica que se tomaron los 34 casos de personas embarazadas que reportaron datos de la gestación y los 28 casos que terminaron en un aborto espontáneo. El cálculo se hizo con base en estos números y no sobre el total de personas embarazadas con el fin de desinformar.

Con los datos correctos, el porcentaje sería del 10,37%, número cercano a la estimación de abortos espontáneos en la población general (del 10% al 26%), según señala el medio de verificación Maldita.es.

Uno de los miembros del equipo de seguridad de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, Tom Shimabukuro, dijo que la frecuenta de abortos espontáneos “es bastante común, del 10 al 20% según la edad”. Según contó AFP Check, el pasado 26 de febrero presentó un informe sobre la seguridad de las vacunas contra COVID-19 en el embarazo.

Vacunación durante el embarazo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la vacuna de Pfizer/BioNTech para las personas embarazadas. Los CDC apoyan que se mantengan al día con las vacunas contra el COVID-19; es decir, también pueden recibir dosis de refuerzo.

La institución sigue acumulando evidencia que demuestra que la vacunación durante la gestación es segura y efectiva. No se ha detectado riesgo mayor de aborto espontáneo en personas embarazadas que recibieron la vacuna antes de quedar embarazadas o en las primeras etapas de la gestación.

En síntesis, es falso que farmacéutica Pfizer reveló que entre 82 y 97% de las mujeres embarazadas perdieron a sus bebés después de la vacunación contra COVID-19. La empresa solo publicó los eventos adversos reportados, lo que no implica que estén vinculados con la vacuna. Además, se malinterpretaron los datos para desinformar.