Rocío San Miguel: Han ocurrido 10 accidentes con helicópteros rusos en Venezuela desde 2005

SUCESOS · 24 FEBRERO, 2022 10:02

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Al menos 10 accidentes con helicópteros rusos han ocurrido en el país desde que fueron adquiridos por Venezuela, entre los años 2005 y 2006, sostiene la presidenta de Control Ciudadano, Rocío San Miguel.

En una entrevista telefónica con Efecto Cocuyo, San Miguel indicó que las causas de estos siniestros nunca se conocen en definitiva, y cuando esto ocurre se designa una Junta de Evaluación de los accidentes.

“El país, lamentablemente, nunca tiene información de las verdaderas causas de estos accidentes, se presuponen fallas mecánicas, falta de visibilidad,  fallas que pudieran ocurrir por impericia humana, pero nunca en definitiva se rinde cuentas al país de lo que realmente ocurre, que es un deber en mora por parte de la Fuerza Armada Nacional (Fanb)”, dijo San Miguel.

El pasado martes 22 de febrero, un helicóptero perteneciente a la Fanb se estrelló al oeste de Barquisimeto, estado Lara. El siniestro dejó dos funcionarios militares muertos y dos heridos; la nave viajaba del estado Yaracuy a la ciudad de Maracaibo.

A San Miguel le llama la atención la alta siniestralidad en la que han estado involucradas las aeronaves rusas. Desde Control Ciudadano han tenido registro de siete aeronaves Mi-17-V5, el mismo modelo de helicóptero que se precipitó ayer en Barquisimeto.

“No podemos olvidar que han ocurrido otros tres accidentes con helicópteros rusos, dos de ellos con helicópteros de ataques, los MI-35M2 y uno de ellos con un helicóptero  ruso 172, pero VIP, adaptado para el servicio presidencial”, agregó.

San Miguel indicó que hasta este 23 de febrero, Control Ciudadano documentó al menos 46 fallecidos y 15 heridos tras los 10 accidentes de helicópteros rusos que se han registrados desde su adquisición.

“Aparte de la pérdida y la afectación de la vida humana, hay por supuesto una afectación presupuestaria sobre la cual la Fuerza Armada tiene que rendir cuentas al país”, explicó San Miguel.

Factores de riesgo

Aunque no hay claridad sobre las causas de estos accidentes, la experta en temas militares señaló que hay cinco factores que deben evaluarse en estos accidentes aéreos. El primero es la obsolescencia, pero esta no aplica porque los helicópteros rusos fueron adquiridos apenas hace 16 años.

“10 de estas unidades han sido enviadas nuevamente a Rusia, para sus refaccionamiento con lo cual habría que determinar si parte de estas 10 unidades que se enviaron a Rusia en el año 2016, han tenido o forman parte de las que se accidentaron concretamente durante los años 2016-2019-2020 y 20222, asegura San Miguel.

Otros de los factores de los que habla San Miguel es la evaluación de posibles problemas de mantenimiento y de reposición de piezas. Una de las teorías que señala San Miguel es sobre el entrenamiento que reciben los tripulantes de estas aeronaves.

San Miguel señaló que los entrenamientos aéreos en Venezuela tienen altos estándares, como por ejemplo los de la Aviación Militar, pero explica que habría que revisar si la doctrina de entrenamiento de componentes de la Fanb como el Ejército y de la Guardia Nacional, cumplen con los paramentos que exigen en la Aviación.

Otro de los elementos que tienen que valorarse según San Miguel, son la posible disciplina de vuelo, que es uno de los factores que pueden generar un accidente y por supuesto las fallas humanas.

“Es muy difícil para control ciudadano determinar o atreverse a señalar específicamente en este caso,  cualquiera de estas causas pero son parámetros que tienen que ser evaluados y sobre todo suministrarse correctivos para que se eviten este tipo de circunstancias gravosas”, explicó.

Sin información

Para la experta la falta de información oficial en este tipo de accidentes aéreos se debe a una práctica enraizada durante las dos últimas décadas en la Fuerza Armada Nacional, y obedece a la falta de rendición de cuenta y al manejo inadecuado de entender que la Fanb es un bien público del Estado que debe rendir cuentas al país.

“Creo que es una política errónea que termina por hacer daño a la institución (…) es difícil hacer correctivos cuando se desconoce las propias causas de estos accidentes. Incluso me atrevo a más, las causas de estos accidentes se desconocen incluso dentro de la Fuerza Armada Nacional”, comentó.

Para la directora de Control Ciudadano no queda descartada la posibilidad, en un futuro de que familiares de las víctimas de las tripulaciones puedan demandar al Estado, como han ocurrido en otros países.

“La práctica del Estado ha sido ascender al grado inmediato superior a los miembros de la tripulación que fallecen en los accidentes aéreos como una manera de compensar a la viuda, a los familiares o al cónyuge, pero eso de ninguna manera puede considerarse una compensación”, destacó.