MP imputa a párroco del estado Táchira por caso de abuso sexual

SUCESOS · 15 AGOSTO, 2022 20:01

Ver más de

Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC


¿Cómo valoras esta información?

6
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

El Ministerio Público ordenó la detención e imputación del presbítero Nepomuceno Hernández, párroco de la iglesia San Juan Bautista de San Cristóbal, estado Táchira, a quien señalan de abuso sexual en contra de una niña de 13 años de edad.

Según informó el fiscal general constituyente, Tarek William Saab, el párroco de la iglesia mejor conocida como La Ermita de San Cristóbal, bajo los efectos del alcohol, invitó a la adolescente a comer y procedió posteriormente a agredirla sexualmente.

 

El “padre Nepo”, cómo es llamado cariñosamente en la Iglesia del Táchira, fue ordenado sacerdote el 13 de octubre de 1991. 

Había realizado trabajos pastorales como formador del Seminario Santo Tomás de Aquino, y en las parroquias San José en Torbes, Sagrado Corazón de Jesús en la ciudad de San Cristóbal, San José en Colón y en la Basílica del Espíritu Santo en La Grita.

Un reciente reportaje internacional reveló que la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) omitió el número de casos de sacerdotes que han cometido pederastia y que han sido sancionados por la iglesia católica, alegando que la confidencialidad busca proteger a las víctimas y al estudio “bastante serio” que está desarrollando.

Iglesia venezolana niega complicidad con sacerdotes que han cometido pederastia

Posteriormente, monseñor Mario Moronta, presidente de la CEV, aseveró que la iglesia local está consternada y dolida por los señalamientos y dijo que los abusos sexuales «constituyen un delito y grave pecado contra la vida y la dignidad de la persona».

El reportaje de The Washington Post concluye que sacerdotes condenados por abuso han vuelto al ministerio. Uno de los casos que refiere esta investigación es el del sacerdote Luis Alberto Mosquera, del estado Lara, quien fue condenado a más de siete años de cárcel por abusar sexualmente de un niño, en 2006, pero no terminó su sentencia y, después de dos años, volvió a la iglesia.

El pasado jueves, el fiscal anunció que el MP promueve la campaña «Pedofilia es crimen» con la que busca combatir este delito y «proteger (a los) niños, niñas y adolescentes de los llamados depredadores sexuales, que pueden poner en riesgo su integridad y su seguridad».

SUCESOS · 25 SEPTIEMBRE, 2022

MP imputa a párroco del estado Táchira por caso de abuso sexual

Texto por Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC

El Ministerio Público ordenó la detención e imputación del presbítero Nepomuceno Hernández, párroco de la iglesia San Juan Bautista de San Cristóbal, estado Táchira, a quien señalan de abuso sexual en contra de una niña de 13 años de edad.

Según informó el fiscal general constituyente, Tarek William Saab, el párroco de la iglesia mejor conocida como La Ermita de San Cristóbal, bajo los efectos del alcohol, invitó a la adolescente a comer y procedió posteriormente a agredirla sexualmente.

 

El “padre Nepo”, cómo es llamado cariñosamente en la Iglesia del Táchira, fue ordenado sacerdote el 13 de octubre de 1991. 

Había realizado trabajos pastorales como formador del Seminario Santo Tomás de Aquino, y en las parroquias San José en Torbes, Sagrado Corazón de Jesús en la ciudad de San Cristóbal, San José en Colón y en la Basílica del Espíritu Santo en La Grita.

Un reciente reportaje internacional reveló que la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) omitió el número de casos de sacerdotes que han cometido pederastia y que han sido sancionados por la iglesia católica, alegando que la confidencialidad busca proteger a las víctimas y al estudio “bastante serio” que está desarrollando.

Iglesia venezolana niega complicidad con sacerdotes que han cometido pederastia

Posteriormente, monseñor Mario Moronta, presidente de la CEV, aseveró que la iglesia local está consternada y dolida por los señalamientos y dijo que los abusos sexuales «constituyen un delito y grave pecado contra la vida y la dignidad de la persona».

El reportaje de The Washington Post concluye que sacerdotes condenados por abuso han vuelto al ministerio. Uno de los casos que refiere esta investigación es el del sacerdote Luis Alberto Mosquera, del estado Lara, quien fue condenado a más de siete años de cárcel por abusar sexualmente de un niño, en 2006, pero no terminó su sentencia y, después de dos años, volvió a la iglesia.

El pasado jueves, el fiscal anunció que el MP promueve la campaña «Pedofilia es crimen» con la que busca combatir este delito y «proteger (a los) niños, niñas y adolescentes de los llamados depredadores sexuales, que pueden poner en riesgo su integridad y su seguridad».