«Esperamos que sea el primero de muchos»: reanudan trasplantes renales de donante vivo en el J. M. de los Ríos

SALUD · 1 DICIEMBRE, 2022 23:05

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Tras 13 años sin trasplantes renales de donante vivo y 5 años y medio sin trasplantes de donante cadáver, los especialistas del principal hospital pediátrico Venezuela, el J. M. de los Ríos en Caracas, ya pueden volver a decir una frase que anhelaban: «Estamos trasplantando». 

Durante más de 5 horas de este 30 de noviembre de 2022, Ángel Da Silva, adolescente de 17 años, se sometió a una operación de trasplante de riñón. Su madre Ángela fue su donante. Los médicos esperan que la hospitalización de ambos dure, máximo, siete días.

Desde pequeño, Ángel era paciente del J. M. de los Ríos, donde acudía a controles debido a su enfermedad renal crónica. Hace más de un año entró en estadio V, la fase más avanzada de la enfermedad, por lo que ya estaba en diálisis. 

«Estamos contentos porque volvimos a la actividad de trasplantes y contentos porque el paciente y la mamá van muy bien, porque no es solo hacer el trasplante, sino que las cosas vayan evolucionando satisfactoriamente. Esperamos que siga así y que este sea el primero de muchos«, dijo la doctora Belén Arteaga, jefa del servicio de Nefrología del J. M. de los Ríos, a Efecto Cocuyo.

El último trasplante renal pediátrico de donante vivo realizado en el J. M. de los Ríos data de 2009, según cifras de la Organización Nacional de Trasplante de Venezuela (Ontv). Ese año se realizó un solo trasplante de ese tipo. A finales de 2021 comenzaron los esfuerzos por reanudar los trasplantes de donante vivo en el J. M.

Desde 2017 no se realizaban trasplantes de riñón de cualquier tipo en el hospital de niños: ese año se hizo una sola operación antes de la suspensión del Sistema de Procura de Órganos y Tejidos (Spot), programa que permitía hacer trasplantes de donante cadáver.

Entre 2017 y 2022 murieron 74 niños, niñas y adolescentes del servicio de Nefrología del J. M. de los Ríos, y muchos de ellos estaban a la espera de un trasplante renal que no llegó a tiempo. Solo en 2022 han muerto 11 niños, niñas y adolescentes, según registros de la organización Prepara Familia y de Efecto Cocuyo.

Los médicos del J. M. de los Ríos agradecen el apoyo gubernamental, pero esperan que se mantenga y que no baje el interés de las autoridades, para así continuar haciendo los trasplantes necesarios para sus pacientes.

«Esperamos que este sea el inicio de una nueva etapa que perdure en el tiempo y se fortalezca para que el J. M. vuelva a ser el centro de trasplante de referencia nacional pediátrico por excelencia en Venezuela», publicó por su parte la Ontv en sus redes sociales.

Aún falta activar el Spot

La reanudación de los trasplantes de donante vivo no equivale a la reactivación del Sistema de Procura de Órganos y Tejidos, programa que desde 2014 está a cargo de la Fundación Venezolana de Donaciones y Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células (Fundavene), adscrita al Ministerio de Salud. Ese año, Fundavene sustituyó en funciones a la Ontv.

En el caso de las trasplantes de donante vivo, le corresponde a cada centro de salud autorizado para hacer trasplantes realizar la evaluación, selección y preparación del donante y del receptor. En este caso no hay lista de espera.

El de este 30 de noviembre de 2022 es el primer trasplante renal pediátrico en ejecutarse desde que se anunciara el Plan Nacional de Trasplante Renal en noviembre de 2021, un proyecto gubernamental que se desarrollaría con el «esfuerzo unido» de varias instituciones, entre ellas el Hospital Militar de Caracas y la Clínica Popular El Paraíso, donde han realizado algunos trasplantes de riñón a adultos. 

Muchos de los pacientes renales en pediatría tienen más complicaciones urológicas, las cuales deben corregirse de manera quirúrgica para luego poder trasplantarse. Por esta razón, según Arteaga, es más sencillo y rápido hacer trasplantes renales en adultos, pues hay menos patologías que corregir. 

Las condiciones del hospital y del servicio también demoraron la reanudación de los trasplantes de donante vivo en el centro pediátrico de Caracas: se necesitaban insumos y enfermeras y faltaba arreglar quirófanos, laboratorios y habitaciones. 

Madres de niños de Nefrología del JM de los Ríos exigen reactivar trasplantes
Familiares, pacientes y médicos han protestado por años para poder hacer trasplantes | Foto: Efecto Cocuyo (archivo)

En el J. M. de los Ríos aún no tienen fecha para el próximo trasplante renal de donante vivo: aunque todo paciente en enfermedad renal crónica debe ser considerado para un trasplante, no todos están listos para recibirlo. Mientras tanto, continuarán evaluándolos en conjunto con el servicio de Urología hasta que alguno esté en condiciones óptimas.

«La idea es seguir. En cuanto tengamos otro paciente apto con donante, vamos a seguir trabajando», expresó Arteaga. 

El J. M. de los Ríos llegó a tener capacidad para hacer más de 20 trasplantes renales de donante vivo y cadavérico en un solo año, según cifras de la Ontv. Por su menor complejidad, los trasplantes de donante cadáver son preferibles antes que los trasplantes de donante vivo. Entre el año 2000 y el 2009, el J. M. realizó 15 trasplantes renales de donante vivo, mientras que entre 2000 y 2017 se hicieron más de 170 trasplantes de donante cadáver

Los especialistas esperan que pronto se pueda reactivar el Spot, lo que permitiría realizar más operaciones a niños, niñas y adolescentes. De acuerdo con cifras de la Ontv, si todas las modalidades de trasplante hubieran estado activas, hubieran podido hacerse más de 120 operaciones a niños, niñas y adolescentes.

«No está activa la parte del donante cadáver. Sabemos que están trabajando sobre eso y pensamos que en un tiempo no muy lejano se activarán también y que brindemos esa otra oportunidad, porque no todo el mundo tiene un donante vivo», indicó la nefróloga. 

Garantizar inmunosupresores 

La principal causa de la suspensión del Spot en 2014 fue la escasez de inmunosupresores, medicamentos necesarios para que el paciente no rechace el órgano trasplantado. La inmunosupresión empieza desde antes de la operación y debe mantenerse después de la cirugía. 

En el caso del trasplante de este 30 de noviembre, los expertos aseguran que cuentan con un inventario para los próximos meses, y esperan que siga de esa manera. Sin embargo, organizaciones no gubernamentales han alertado sobre la escasez y entrega de medicamentos vencidos este 2022.

Desde la Ontv aplauden los esfuerzos para retomar los trasplantes, pero llaman al Estado a garantizar las medicinas para todos los pacientes en los próximos meses, destacó Anabela Arminio, asesora médica de la Ontv. 

SALUD · 31 ENERO, 2023

«Esperamos que sea el primero de muchos»: reanudan trasplantes renales de donante vivo en el J. M. de los Ríos

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

Tras 13 años sin trasplantes renales de donante vivo y 5 años y medio sin trasplantes de donante cadáver, los especialistas del principal hospital pediátrico Venezuela, el J. M. de los Ríos en Caracas, ya pueden volver a decir una frase que anhelaban: «Estamos trasplantando». 

Durante más de 5 horas de este 30 de noviembre de 2022, Ángel Da Silva, adolescente de 17 años, se sometió a una operación de trasplante de riñón. Su madre Ángela fue su donante. Los médicos esperan que la hospitalización de ambos dure, máximo, siete días.

Desde pequeño, Ángel era paciente del J. M. de los Ríos, donde acudía a controles debido a su enfermedad renal crónica. Hace más de un año entró en estadio V, la fase más avanzada de la enfermedad, por lo que ya estaba en diálisis. 

«Estamos contentos porque volvimos a la actividad de trasplantes y contentos porque el paciente y la mamá van muy bien, porque no es solo hacer el trasplante, sino que las cosas vayan evolucionando satisfactoriamente. Esperamos que siga así y que este sea el primero de muchos«, dijo la doctora Belén Arteaga, jefa del servicio de Nefrología del J. M. de los Ríos, a Efecto Cocuyo.

El último trasplante renal pediátrico de donante vivo realizado en el J. M. de los Ríos data de 2009, según cifras de la Organización Nacional de Trasplante de Venezuela (Ontv). Ese año se realizó un solo trasplante de ese tipo. A finales de 2021 comenzaron los esfuerzos por reanudar los trasplantes de donante vivo en el J. M.

Desde 2017 no se realizaban trasplantes de riñón de cualquier tipo en el hospital de niños: ese año se hizo una sola operación antes de la suspensión del Sistema de Procura de Órganos y Tejidos (Spot), programa que permitía hacer trasplantes de donante cadáver.

Entre 2017 y 2022 murieron 74 niños, niñas y adolescentes del servicio de Nefrología del J. M. de los Ríos, y muchos de ellos estaban a la espera de un trasplante renal que no llegó a tiempo. Solo en 2022 han muerto 11 niños, niñas y adolescentes, según registros de la organización Prepara Familia y de Efecto Cocuyo.

Los médicos del J. M. de los Ríos agradecen el apoyo gubernamental, pero esperan que se mantenga y que no baje el interés de las autoridades, para así continuar haciendo los trasplantes necesarios para sus pacientes.

«Esperamos que este sea el inicio de una nueva etapa que perdure en el tiempo y se fortalezca para que el J. M. vuelva a ser el centro de trasplante de referencia nacional pediátrico por excelencia en Venezuela», publicó por su parte la Ontv en sus redes sociales.

Aún falta activar el Spot

La reanudación de los trasplantes de donante vivo no equivale a la reactivación del Sistema de Procura de Órganos y Tejidos, programa que desde 2014 está a cargo de la Fundación Venezolana de Donaciones y Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células (Fundavene), adscrita al Ministerio de Salud. Ese año, Fundavene sustituyó en funciones a la Ontv.

En el caso de las trasplantes de donante vivo, le corresponde a cada centro de salud autorizado para hacer trasplantes realizar la evaluación, selección y preparación del donante y del receptor. En este caso no hay lista de espera.

El de este 30 de noviembre de 2022 es el primer trasplante renal pediátrico en ejecutarse desde que se anunciara el Plan Nacional de Trasplante Renal en noviembre de 2021, un proyecto gubernamental que se desarrollaría con el «esfuerzo unido» de varias instituciones, entre ellas el Hospital Militar de Caracas y la Clínica Popular El Paraíso, donde han realizado algunos trasplantes de riñón a adultos. 

Muchos de los pacientes renales en pediatría tienen más complicaciones urológicas, las cuales deben corregirse de manera quirúrgica para luego poder trasplantarse. Por esta razón, según Arteaga, es más sencillo y rápido hacer trasplantes renales en adultos, pues hay menos patologías que corregir. 

Las condiciones del hospital y del servicio también demoraron la reanudación de los trasplantes de donante vivo en el centro pediátrico de Caracas: se necesitaban insumos y enfermeras y faltaba arreglar quirófanos, laboratorios y habitaciones. 

Madres de niños de Nefrología del JM de los Ríos exigen reactivar trasplantes
Familiares, pacientes y médicos han protestado por años para poder hacer trasplantes | Foto: Efecto Cocuyo (archivo)

En el J. M. de los Ríos aún no tienen fecha para el próximo trasplante renal de donante vivo: aunque todo paciente en enfermedad renal crónica debe ser considerado para un trasplante, no todos están listos para recibirlo. Mientras tanto, continuarán evaluándolos en conjunto con el servicio de Urología hasta que alguno esté en condiciones óptimas.

«La idea es seguir. En cuanto tengamos otro paciente apto con donante, vamos a seguir trabajando», expresó Arteaga. 

El J. M. de los Ríos llegó a tener capacidad para hacer más de 20 trasplantes renales de donante vivo y cadavérico en un solo año, según cifras de la Ontv. Por su menor complejidad, los trasplantes de donante cadáver son preferibles antes que los trasplantes de donante vivo. Entre el año 2000 y el 2009, el J. M. realizó 15 trasplantes renales de donante vivo, mientras que entre 2000 y 2017 se hicieron más de 170 trasplantes de donante cadáver

Los especialistas esperan que pronto se pueda reactivar el Spot, lo que permitiría realizar más operaciones a niños, niñas y adolescentes. De acuerdo con cifras de la Ontv, si todas las modalidades de trasplante hubieran estado activas, hubieran podido hacerse más de 120 operaciones a niños, niñas y adolescentes.

«No está activa la parte del donante cadáver. Sabemos que están trabajando sobre eso y pensamos que en un tiempo no muy lejano se activarán también y que brindemos esa otra oportunidad, porque no todo el mundo tiene un donante vivo», indicó la nefróloga. 

Garantizar inmunosupresores 

La principal causa de la suspensión del Spot en 2014 fue la escasez de inmunosupresores, medicamentos necesarios para que el paciente no rechace el órgano trasplantado. La inmunosupresión empieza desde antes de la operación y debe mantenerse después de la cirugía. 

En el caso del trasplante de este 30 de noviembre, los expertos aseguran que cuentan con un inventario para los próximos meses, y esperan que siga de esa manera. Sin embargo, organizaciones no gubernamentales han alertado sobre la escasez y entrega de medicamentos vencidos este 2022.

Desde la Ontv aplauden los esfuerzos para retomar los trasplantes, pero llaman al Estado a garantizar las medicinas para todos los pacientes en los próximos meses, destacó Anabela Arminio, asesora médica de la Ontv. 

¿Cómo valoras esta información?

2

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO