Sector salud exige bono de 50 dólares semanal para combatir la pandemia

CORONAVIRUS · 31 MARZO, 2020 17:32

Trabajadores de hospitales advierten de los riesgos que corren ante el COVID-19 por falta de medidas

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La Intergremial Sindical del Sector Salud denunció el agravamiento de la “precariedad laboral” en la que están para encarar la pandemia del  coronavirus en el país. Los trabajadores de los hospitales públicos exigen a sus empleadores ser atendidos y le garanticen la salud.

El pasado 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud exhortó a los gobiernos a adoptar con “urgencia y determinación” las medidas necesarias para atender la emergencia de salud pública global que representa el coronavirus.

“La pandemia de COVID-19 encuentra a nuestros centros de atención médica en pésimas condiciones”. En medio de la crisis hospitalaria médicos, enfermeros y profesional técnico han denunciado en reiteradas protestas la falta de agua e insumos de limpieza, que los expone a la contaminación.

Más recientemente han reclamado que no cuentan con equipo de protección profesional. En muchos hospitales también escasean las mascarillas y los guantes quirúrgicos y existe una “ausencia total de información y capacitación para protegerse de los efectos del COVID-19″.

Insisten en que la pandemia “impone a los empleadores mayores obligaciones en el cuidado de salud de los trabajadores” y que cada director tiene una responsabilidad penal de hacer cumplir la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo.

“Cada director o supervisor responde penalmente por sus acciones y omisiones que pongan en riesgo la salud de los trabajadores”, advierte el comunicado.

En el comunicado tambiéd destacan los “dramáticos índices de la hiperinflación, el desabastecimiento de alimentos, la escasez de medicamentos, la falta de agua, el déficit de transporte público, “las fallas continuas de electricidad, la inseguridad, y las condiciones deplorables del medio ambiente de trabajo.”

“Se hace aún más perentorio en este escenario de extrema dificultad que se decidan medidas extraordinarias de orden económico y social dirigidas a disminuir el impacto que ha tenido en los trabajadores del sector salud, caracterizado (…) por elementos que dificultan el buen desempeño de las prácticas profesionales de cada uno de los integrantes del equipo de salud”, se lee en el comunicado emitido por los trabajadores del sector.

En ese sentido los agremiados pidieron mejorías en sus condiciones laborales y un bono especial semanal equivalente a 50 dólares.

En Venezuela, el costo de la canasta básica familiar es equivalente a 200 dólares aproximadamente, de acuerdo con las estimaciones del Centro de Documentación y Análisis (Cenda). Por eso ya en distintas oportunidades distintos sindicatos del sector público, incluyendo a los trabajadores de salud, han exigido la dolarización de su salario. El 27 de diciembre del 2019 el personal del Hospital Clínico Universitario pidió que el ingreso mínimo mensual se elevara a 400 dólares. En enero la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud) exigió que el monto mínimo se estableciera en 600 dólares.

Transporte

Además, los agremiados insisten que sus empleadores tienen la responsabilidad de trasladaros a su sitio de trabajo y de regreso a su hogar para protegerlos a ellos ya los ciudadanos del contagio que el personal de la salud podría adquirir en el transporte público.

“Exigimos que en todos los centros de salud haya transporte para los trabajadores, pues si hay obligación de trabajar hay que proteger no solo en el sitio de trabajo, sino también garantizar que se llegue sano a ese sitio.”

La semana pasada, grupos de enfermeros y médicos de hospitales en Zulia y Lara protestaron ante la escasez de gasolina que además les impedía trasladarse a sus centros hospitalarios en vehículos privados. A pesar de que por ordenanzas regionales se prometió garantizar un salvoconducto al personal de la salud para priorizar sus necesidades a la hora de surtir el combustible, para varios profesionales de la asistencia médica, esta medida no se ha efectuado.

Por último, la Intergremial exhortó a los empleadores a tomar un trato digno, “sin amenazas y acoso laboral” hacia el personal de la salud, recordando que estos hechos también constituyen delitos y acarrean responsabilidad penal.