"Sin tratamiento tenemos recaídas y nos deprimimos más", claman pacientes en protesta frente al Ivss - Efecto Cocuyo

SALUD · 23 AGOSTO, 2019 15:24

«Sin tratamiento tenemos recaídas y nos deprimimos más», claman pacientes en protesta frente al Ivss

Texto por Mariana Souquett | @nanasouquett

Ver más de

Mariana Souquett | @nanasouquett

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

A Helme Rodríguez, de 57 años, le diagnosticaron cáncer de mama hace cinco años. A medida que los años pasaban, fue testigo de cómo sus medicamentos comenzaron a desaparecer. Solo en 2019 ha estado cuatro meses sin conseguir Tamoxifeno, su tratamiento oral. Ella y otras personas que padecen la escasez de insumos y medicamentos protestaron frente a la sede del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) este viernes 23 de agosto.

«Cada vez hay más pacientes, menos médicos y menos medicinas. Sin tratamiento sufrimos recaídas y nos deprimimos más», agregó Rodríguez desde la manifestación en la parroquia Altagracia de Caracas.

Sobrevivientes al cáncer, personas con trasplantes, hemofílicos y representantes de la sociedad civil se reunieron con las autoridades del Ivss y les entregaron un documento. En ese texto, denunciaron irregularidades en la entrega de medicamentos de alto costo, la ausencia de quirófanos óptimos, de reactivos en los laboratorios y de equipos que permitan brindar a los pacientes un diagnóstico y un tratamiento oportuno.

«Desde hace cuatro meses no llegan los bloqueadores hormonales. No hay reactivos, no hay contraste para hacerse las tomografías. Hay gente suicidándose por el desespero o tomando antidepresivos como si fueran aspirinas», denunció Mildred Varela, representante de la Asociación Civil Conquistando la Vida (Aconvida).

En la manifestación también se encontraba Ilusión Romero. Hace cinco años le donó un riñón a Iván Romero, su padre, luego de que le detectaran insuficiencia renal crónica. Para evitar el rechazo del riñón, Iván necesita tomar inmunosupresores, pero desde hace tres meses en la farmacia de alto costo del Ivss solo le han proporcionado una de tres medicinas.

«A veces le tocan 120 pastillas y le dan solo 80, cuando antes las cajas venían hasta personalizadas. Necesita Rapamune, Myfortic y Prednisona y no se consiguen. Los médicos le han rebajado las dosis para que no se quede sin tomar ningún medicamento», expresó Romero.

En la misma situación está Luis Lusinchi, quien fue trasplantado hace 15 años. Necesita micofenolato de sodio, un inmunosupresor que evita que su cuerpo rechace el riñón que le donó su hijo. Desde hace tres meses, la farmacia de alto costo del Ivss, dejó de suministrárselo. «Hemos buscado otras opciones, pero conseguirlo en otro país nos cuesta mil dólares», expresó Esperanza, su esposa.

Sin tratamiento para radioterapias o quimioterapias

Consuelo Graterol tiene 66 años y vive en Los Valles del Tuy. Padece cáncer de pulmón desde 2017 y necesita Carboplatino para poder continuar su quimioterapia, que le corresponde el 4 de septiembre. Pero solo una ampolla le cuesta 40 dólares. «Pedimos ayuda a nuestros familiares, pero no nos alcanza», dijo Francisco García, su hijo.

Grecia Soliz se mudó de Ecuador a Venezuela hace 20 años. Este 2019, a sus 49 años, debe aplicarse radioterapia. Hacerlo le cuesta 5 mil dólares, una cantidad que no puede reunir.

«Me iba a tratar en el hospital Domingo Luciani, pero el equipo dejó de funcionar. Desde el Ministerio de Salud me ofrecieron ir a Maracaibo. Mi viaje estaba pautado para el 26 de agosto, pero ayer (22 de agosto) me dijeron que la máquina se dañó y que debo seguir esperando», dijo.

Dennis Vásquez, de 39 años, tiene linfoma no Hodking. Se trata en el Instituto de Oncología Dr. Luis Razetti, en Cotiza, donde también ha llegado la escasez de insumos y la falta de equipos.

«Cada vez que vamos a recibir quimioterapia tenemos que llevar las soluciones, los antialérgicos, los yelcos, los macrogoteros. No hay agua y el aire del quirófano no sirve», relató. Dennis además debe hacerse radioterapia, sin embargo la máquina del hospital oncológico no funciona.

A Marivel Velásquez, de 51 años, aún le falta recibir dos quimioterapias en el oncológico Luis Razetti de Cotiza para completar su tratamiento. Allí, cerca de 70 pacientes se han asociado en el grupo «Corazones Latentes» para apoyarse ante la falta de contraste, soluciones, equipos y medicamentos.

El 6 de septiembre volverán a reunirse con representantes del Seguro Social para abordar los avances en las exigencias que plantearon este 23 de agosto. «Los pacientes contaron sus carencias de acuerdo con sus patologías. Les estamos dando un voto de confianza de aquí a ese próximo encuentro», declaró Mildred Varela por parte de Aconvida.

Lea también:

A dos meses de su promesa, el Ivss incumple con dotación de tratamientos para hemofílicos

Fotos: Iván Reyes | @ivanereyes