«Sin recursos, no podemos ayudar a los pacientes con cáncer», dice doctora del Luis Razetti

SALUD · 4 FEBRERO, 2022 14:23

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Sin agua, aire acondicionado, personal o insumos se mantiene precariamente de pie el Instituto de Oncología Luis Razetti (Iolr), ubicado en Cotiza, parroquia San José, al oeste de Caracas. Es el centro principal que tiene la capital de Venezuela para atender a los pacientes con cáncer, pero detrás de sus paredes descoloridas no hay más que un hospital que poco puede hacer por las personas que sufren la enfermedad. 

Representantes del Comité de Pacientes Oncológicos, especialistas y pacientes se reunieron a las afueras del centro de salud, en el marco de este 4 de febrero, Día Mundial contra el Cáncer.

«Lo del agua es de verdad fatal. Hay un solo quirófano funcionando, a medias porque se ha ido el personal enfermería, de bionanálisis y médicos. Han renunciado porque ellos no aguantan estar en una situación como esta. No quieren venir a gastar su poquito de pasaje por los ingresos que son menos de 12 dólares. Además, sin recursos, no podemos hacer nada por los pacientes con cáncer», dijo Yadira Rosales, médico y bioanalista del Razetti, a Efecto Cocuyo

Rosales expresó que hay doctores que se van de vacaciones o solicitan permisos, pero que luego no regresan a sus puestos de trabajo. 

«Pedimos al ejecutivo que se comprometa a darle respuesta a esta población tan vulnerable. Porque, recuerden, Hugo Chávez, su ‘comandante’, murió de cáncer. Lo que nos lleva a preguntarnos: si hay una ruta materna, ¿por qué no una oncológica», puntualizó la doctora Rosales. 

Así mismo, Mercedes Hidalgo, representante del Comité de Pacientes Oncológicos, comentó que el cáncer es una enfermedad que no espera y que los pacientes que acuden a los hospitales no tienen la respuesta necesaria, tanto en el interior como en las principales ciudades del país.

Hermel Rodríguez, sobreviviente del cáncer y directora de la Fundación Hermel Rodríguez Puro Corazón, agregó que tener cáncer en Venezuela es «una bomba de tiempo».

«Sobre todo para las que tienen cáncer de útero, porque no se consigue la braquioterapia», dijo. 

En 2019, la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV) alertó que los equipos para radioterapia y otros tratamientos en el país estaban inoperativos «casi en su totalidad» y que la mayoría de los pacientes oncológicos no podían costear un procedimiento en una clínica, por los altos precios.

De acuerdo con SAV, más de 74 mil venezolanos y venezolanas fueron diagnosticados con diferentes tipos de patología, solo en 2021. En ese mismo año fallecieron 30.100 personas a consecuencia de la enfermedad. 

Seguro Social sin medicamentos

Varios pacientes con cáncer y familiares se concentraron este viernes 4 de febrero en las puertas del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss), en el centro de Caracas, para exigir la entrega de medicamentos y la rehabilitaciones de las unidades oncológicas en el interior del país.

Odilia Velazquez, de 43 años, fue diagnosticada con cáncer de mama en 2017. Se operó en 2018 y hoy tiene dificultades para conseguir el medicamento que necesita: Tamoxifeno. En el Ivss nunca se lo han proporcionado, por lo que debe ir a varias farmacias o buscar en Internet para encontrarlo.

«Esta enfermedad, de por sí, es un proceso difícil y este país no te lo hace menos duro. Si tú no tienes el dinero, ¿cómo haces?», dijo.

A Yeimi Crespo, una docente de 45 años, le hace falta el mismo Tamoxifeno. A ella le diagnosticaron tumoración en un seno en 2019 y tuvo que dejar su trabajo para concentrarse en el tratamiento. Recibe apoyo esporádico de la fundación Senosalud, pero aclara que vive en La Guaira y se vuelve difícil trasladarse hasta Caracas sin saber si encontrará el fármaco que requiere para su hormonoterapia.

Maryuly Barrios sí ha localizado algunas farmacias y páginas web donde conseguir Bevacizumab, lo que precisa para retomar sus quimioterapias para su cáncer de ovarios. No obstante, cuesta entre 500 y 2.000 dólares que no puede pagar. Es trabajadora del Metro de Caracas. 

«Ese es un medicamento que debería donarlo el Seguro Social. ¿Cómo es posible que uno lo consiga a la venta en redes sociales y en el seguro nunca hay? Ese es un medicamento que necesitamos para que los tumores no vuelvan a aparecer. Soy madre y estoy luchando, porque quiero estar con mis hijos», señaló Barrios. 

No hay que acostumbrarse a morir

«No nos podemos acostumbrar a morir. La vida de nosotros la decide Dios, no el gobierno», manifestó Mildred Varela, sobreviviente del cáncer de seno.

Insistió en que es fundamental que se dote a los hospitales de los insumos necesarios y exigió que la directiva del Ivss se reúna con los pacientes y sus familias para dar respuesta a sus casos.

Así mismo, desde el Razetti convocaron al personal de todos los centros de salud de Caracas a una concentración, el próximo martes 15 de febrero, a las 10 a.m., con el fin de exigir mejores condiciones sanitarias y equipamiento, además de las reivindicaciones salariales. 

Cáncer en pandemia: pacientes venezolanos se mantienen sin acceso a tratamientos