Médicos, padres y pacientes elevan sus voces para salvar al JM de los Ríos - Efecto Cocuyo

SALUD · 20 NOVIEMBRE, 2019 18:19

Médicos, padres y pacientes elevan sus voces para salvar al JM de los Ríos

Texto por Mariana Souquett | @nanasouquett Fotos por Mairet Chourio | @mairetchourio

Ver más de

Mariana Souquett | @nanasouquett

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

Casi veinte pares de zapatos estaban ordenados en la estatua que adorna la entrada del principal centro pediátrico de Venezuela. Cada par correspondía a un nombre y una edad. “Erick, 11 años”. “Wilmarys, 2 años”. “Samuel, 7 meses”. “Yonaiker, 2 meses”. “Andrés, 15 años”. Todos fallecieron en el JM de los Ríos, en Caracas, entre 2018 y 2019. Este miércoles, 20 de noviembre, los niños fueron recordados en una protesta que tenía una exigencia primordial: salvar al hospital de niños y sus pacientes.

“Esos nombres que ven atrás fueron de algunos de mis pacientes. Muchos de ellos fallecieron por falta de medicamentos e insumos”, dijo Flor Pérez, enfermera del servicio de Medicina III, área que tiene filtraciones de aguas turbias en los cuartos de los pacientes.

Cumplimiento de las medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) a 14 servicios del hospital, suministro regular de medicinas e insumos, reactivación de los trasplantes, alimentación de calidad, reactivos, agua potable y la reparación y dotación de insumos eran algunas de las peticiones que, en pancartas, estaban plasmadas en las rejas principales del centro de salud.

 

salvar al JM de los Ríos

Médicos, residentes de posgrado, enfermeras, padres, madres, niños, niñas y adolescentes manifestaron a las afueras del JM de los Ríos,  a 30 años de la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño, el tratado internacional de aplicación obligatoria para los gobiernos más ratificado de la historia. Su artículo 24 establece que los Estados deben reconocer el derecho del niño al disfrute del más alto nivel posible de salud.

“En Venezuela no se cumplen con los derechos establecidos en la Convención. Hay una importante vulneración del derecho a la vida, a la salud, el derecho a la alimentación, a la recreación”, expresó Katherine Martínez, directora de la organización no gubernamental Prepara Familia.

La capacidad de atención se ha limitado en el hospital luego de 83 años de su inauguración debido a fallas en sus servicios y déficit de personal. Trabajadores denuncian que en el centro no se pueden hacer hematologías, pruebas de esfuerzo ni ecos. Además, el suministro de agua es intermitente.

“En este hospital hasta el año 2000 tuvimos 420 camas operativas. Aquí en Venezuela nacen 650.000 niños al año y la capacidad actual es de 92 camas. Esto es como un gran hospital tipo I en una ciudad capital. Hemos venido perdiendo la capacidad de atención y eso significa retraso en la atención y en solución para los pacientes“, aseguró Huniades Urbina, presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría (Svpp) y ex director del JM de los Ríos.

Las quimioterapias también son escasas. El servicio de Medicina II solo puede recibir a cinco pacientes, a pesar de que tiene capacidad para ingresar a 27 niños.

“Es importante que los derechos del niño sean conocidos, respetados, apoyados y defendidos. Por eso estamos aquí los médicos, las enfermeras, las madres, los que hacemos vida en el hospital de niños. Actualmente en nuestro país los derechos del niño están siendo flagrantemente violados”, expresó José Garibaldi Soto, doctor de Medicina II.

Este 2019 egresa el último residente del área de Cardiología, situación que obligará a distribuir a los pacientes entre los demás servicios. Oftalmología tiene una sola doctora que acude al centro de salud aunque ya está jubilada. “Está aportando un servicio al hospital por todos los años que vino”, relató Adinson Malavé, residente de Pediatría. Este miércoles en Hematología había 20 pacientes recibiendo quimioterapias y solamente dos enfermeras para atenderlos.

“Las enfermedades malignas en los niños en general tienen muy buen pronóstico de curación, alrededor del 70 %, siempre que se hagan las cosas como deben ser. Tenemos porcentajes inferiores y estimamos que si esta situación continúa, eso va a impactar en la cantidad de niños que puedan curarse”, dijo la doctora Susana Pachano, doctora del servicio de Hematología.

José Medina tuvo que viajar de Barinas a Caracas para que a su hijo de 4 años le aplicaran quimioterapias para el rabdomiosarcoma de vías biliares que padece. Buscó el medicamento Colistín para tratarle una infección por la bacteria pseudomona, ya que no había en el hospital. Hasta que no cure la enfermedad, no le pueden aplicar quimioterapias.

Muchos de los pacientes de Hematología han fallecido a la espera de un trasplante de médula tras la suspensión de los convenios internacionales que sostenía el gobierno de Nicolás Maduro. En ese y otros servicios, algunos niños no han podido recibir tratamiento por falta de quimios y medicinas.

salvar al JM de los Ríos