"La visita de la Cidh era una lucecita en el fondo", dicen familiares de pacientes del JM de los Ríos - Efecto Cocuyo

SALUD · 5 FEBRERO, 2020 16:29

“La visita de la Cidh era una lucecita en el fondo”, dicen familiares de pacientes del JM de los Ríos

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett Fotos por Iván E. Reyes | @ivanereyes

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Si la delegación de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (Cidh) hubiese podido entrar a Venezuela este martes 4 de febrero, habría podido visitar la mañana siguiente al JM de los Ríos, hospital pediátrico al que el órgano le otorgó medidas cautelares entre 2018 y 2019. Aunque los padres de los niños, niñas y adolescentes no pudieron reunirse con los enviados, decidieron elevar sus denuncias este miércoles, 5 de febrero, cuando tenían previsto el encuentro.

Ante la ausencia de la delegación, médicos, enfermeras, familiares y los comités de madres, padres y representantes de los niños, niñas y adolescentes del JM de los Ríos protestaron en la entrada del hospital de niños más importante del país. Allí contaron a los medios de comunicación, una vez más, la realidad que padecen.

Si los comisionados hubiesen llegado al hospital, el doctor Vietnan Vera, médico adjunto de la terapia intensiva y vicepresidente de la Sociedad de Médicos del JM de los Ríos, les hubiese contado que el agua falla a diario y que suspenden cirugías porque no hay ascensor operativo. Les habría explicado que los niños mueren por complicaciones de sus patologías de base en medio de un sistema de salud que no les proporciona “el máximo nivel de calidad de atención posible”. La ausencia de equipos de rayos X, tomógrafos o resonadores también habría sido un punto de conversación.

“¿Por qué no quieren que a nivel internacional se reconozca la grave situación y la crisis humanitaria compleja que atraviesa el país y que el hospital JM de los Ríos es solamente más un reflejo más de esa triste realidad?”, se cuestionó este miércoles en la entrada del centro pediátrico. “No es posible que siendo el Estado el responsable principal de velar por la salud, la integridad y la vida de estos niños, sea el principal violador de sus derechos. No es posible”, agregó.

vietnan-cidh-jm

En el servicio de Nefrología hubieran encontrado a Frank Rangel. Los riñones de su hijo Winder fallan y es candidato para un trasplante. Frank se pregunta qué le cuesta al Gobierno asegurar que 20 o 40 niños reciban un trasplante. “Tiene dos años hospitalizado por falta de un trasplante de riñón y el Gobierno no se ocupa”, dijo.

En Nefrología también hubieran encontrado a Liliana Chinaglia, quien desde hace cuatro años acompaña a su hijo Deyvis Román a dializarse. Ella quería relatar cómo las bacterias que afectan a los niños del servicio les van reduciendo sus accesos vasculares, las conexiones para poder dializarlos, mientras esperan un trasplante de riñón, procedimiento que no se hace debido a la suspensión del Sistema de Procura de Órganos y Tejidos en el país. Liliana esperaba que la llegada de la delegación de la Cidh ayudase a lograr la reactivación de los trasplantes.

“Hemos salido, hemos hablado, hemos discutido, y no nos hacen caso. Mientras tanto, los niños se van muriendo. El agua falla diariamente y hay que buscar agua rápido porque las máquinas de diálisis la necesitan”, expresó.

En el servicio de Hematología habrían hallado que las consultas externas siguen suspendidas y que las punciones lumbares tampoco se pueden hacer porque el quirófano del servicio está cerrado.

“La visita de la Cidh era una lucecita en el fondo. Estábamos pendientes de que llegaran para ver si conseguíamos de esa manera que se viera la realidad del JM y de otros hospitales. No es posible que nuestros hijos no se pueden hacer ni una simple hematología, que antes se hacía en el hospital. Nuestros hijos están a la espera de un trasplante y tampoco tenemos respuesta. ¿Hasta cuándo vamos a seguir esperando? Hace una semana se nos fue un niño por falta de un trasplante. No podemos seguir de brazos cruzados”, indicó Rosa Colina, madre de una adolescente con talasemia mayor.

Cidh JM

Elsa Murillo, madre de un adolescente de Hematología que aguarda por un trasplante de médula, afirma que si la delegación hubiera visitado el hospital les habría contado cómo, aún con escasos recursos, tienen que recurrir a laboratorios privados para realizar exámenes simples y cómo la salud de sus hijos empeora por no tener medicamentos.

“En vez de estar dándoles apoyo moral a nuestros hijos, tenemos que estar en la calle pidiendo a las autoridades competentes que nos escuchen y nos respeten el derecho a la salud y a la vida. Los niños cada vez se deterioran más por no tener el tratamiento. Aquí hay pacientes que están en riesgo de morir por falta de Exjade, un medicamento que lo toman los pacientes que se trasfunden cada tres semanas”, expresó.

En los pasillos o en la entrada hubieran hallado a Teresa Leal, madre de José Escalona, del estado Guárico, quien acude a los servicios de Oncología, Neurocirugía y Neurología y suma dos años esperando una válvula nueva para drenar el líquido que se acumula en su cabeza debido a tumores cerebrales (germinomas) en estado avanzado. Si los comisionados hubiesen llegado a la protesta, habrían visto al doctor José Soto, jefe del servicio de Medicina II, sostener un cartel con la frase “Salvemos el JM” y clamar por el derecho de sus pacientes a la salud y a la vida.

Ahora la delegación de la Cidh se reunirá con víctimas en Cúcuta, Colombia. Muchos de los familiares que se encontrarían con los enviados en el JM de los Ríos no pueden viajar por el delicado estado de salud de sus hijos. Katherine Martínez, directora de la organización no gubernamental Prepara Familia, aseguró que desde la sociedad civil seguirán insistiendo para que el Estado cumpla las medidas de protección y garantice el derecho a la salud de los pacientes del hospital.

“Alzamos la voz acompañando a las madres, niños, niñas y adolescentes para que dejen entrar a la Comisión Interamericana y se cumplan todas las medidas cautelares ya otorgadas”, aseguró Katherine Martínez.