Hepatitis de origen desconocido en niños: 5 claves sobre lo que se sabe

SALUD · 27 ABRIL, 2022 18:16

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Tras más de dos años de pandemia por COVID-19, otra enfermedad ha vuelto a poner el mundo en alerta: se trata de casos de hepatitis aguda grave de origen desconocido en niños, con casos detectados en dos continentes. ¿Pero qué se sabe sobre esto?

1️⃣ Los casos

El 5 de abril de 2022, la Organización Mundial de la Salud (OMS) fue notificada de 10 casos de hepatitis aguda grave de etiología desconocida en niños previamente sanos entre los 11 meses y los 5 años en Escocia. Nueve de estos casos iniciaron síntomas en marzo de 2022, mientras que uno tuvo inicio de síntomas en enero. 

Para el 8 de abril, 74 casos habían sido detectados en el Reino Unido y los virus de hepatitis A, B, C, D y E habían sido descartados en pruebas de laboratorio.

El 21 de abril ya se habían confirmado al menos 169 casos en 12 países (11 en Europa y uno en América): Reino Unido (114), España (13), Israel (12), Estados Unidos (9), Dinamarca (6), Irlanda (5), Holanda (4), Italia (4), Noruega (2), Francia (2), Rumania (1) y Bélgica (1).

Los casos se han registrado en niños entre un mes de nacidos y 16 años de edad, mientras que 17 de los afectados han requerido un trasplante de hígado. Se ha reportado al menos una muerte, según la OMS.

Un boletín de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (Ukhsa), publicado el 25 de abril, indica que los casos del Reino Unido ocurrieron principalmente en niños menores de 5 años, que inicialmente presentaban síntomas similares a la gastroenteritis, seguidos por ictericia (color amarillento). En Reino Unido, 43 casos se han recuperado y 7 recibieron un trasplante.

El 26 de abril, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (Ecdc) advirtió que el número de casos llegó a 190. Las autoridades sanitarias de Canadá y Japón informaron que también investigaban posibles casos de esta hepatitis infantil aguda grave de origen desconocido.

La OMS asegura que monitorea la situación y trabaja de cerca con autoridades sanitarias, especialmente en Reino Unido | Foto: OMS

2️⃣ Los síntomas 

Los síntomas detectados incluyen inflamación del hígado (hepatitis aguda), ictericia, diarrea, vómitos y dolor abdominal. El Ecdc destaca la ausencia de fiebre en la mayoría de los casos. También detectaron niveles elevados de enzimas hepáticas, como las transaminasas.

La OMS define como caso probable a una persona hasta los 16 años de edad con hepatitis aguda (que no tenga virus de hepatitis de la A a la E), con enzimas hepáticas como aspartato transaminasa (AST) o alanina aminotransaminasa (ALT) superiores a 500 UI/L.

Entre las medidas de prevención, la OMS recomienda lavado de manos regular e higiene respiratoria, además de someterse a pruebas de sangre, suero, orina y heces en caso de tener síntomas.

Lavarse las manos correctamente sigue siendo importante para la prevención de enfermedades | Foto: EFE

3️⃣ Las hipótesis sobre esta hepatitis en niños

De acuerdo con la OMS, no está claro si ha habido un aumento en el número de casos de hepatitis, o un incremento en el conocimiento de casos de hepatitis que ocurrían a niveles esperados pero no eran detectados. Hay investigaciones en curso para identificar el agente causante.

El 26 de abril, la OMS aseguró que no hay indicios ni evidencias sobre vínculos entre el consumo de algún tipo de alimentos o medicamentos y los casos.

Las hipótesis que señalan que se trata de efectos secundarios de la vacunación contra COVID-19 tampoco están sustentadas, pues la gran mayoría de los niños afectados no estaban vacunados contra COVID-19.

El adenovirus como agente es una hipótesis bajo estudio. El Reino Unido, el país con la mayor cantidad de casos confirmados, observó un incremento importante en las infecciones por adenovirus, particularmente detectadas en muestras fecales en niños, después de registrar bajos niveles durante la pandemia de COVID-19. 

«La información recolectada en nuestras investigaciones sugiere de forma creciente que este aumento en la aparición repentina de hepatitis infantiles está vinculado con infecciones por adenovirus», dijo la directora de Infecciones Emergentes de la Uksha, Meera Chand, reseñó la agencia EFE.

4️⃣ Los adenovirus

A nivel mundial, hasta el 21 de abril, se detectó adenovirus en al menos 74 casos de los cuales 18 resultaron ser adenovirus 41 F. En 20 de los casos además se identificó SARS-CoV-2, el coronavirus causante del COVID-19, mientras que 19 de los casos tenían coinfección de SARS-CoV-2 y adenovirus.

Sin embargo, la OMS destaca que el adenovirus como causante no explicaría por completo la gravedad del cuadro clínico, pues los adenovirus son patógenos comunes que usualmente causan infecciones autolimitadas.

Los adenovirus se transmiten de persona a persona y generalmente causan enfermedades respiratorias, pero dependiendo del tipo pueden causar otras enfermedades como gastroenteritis (inflamación del estómago o de los intestinos), conjuntivitis o cistitis.

Según Andrea Ammon, directora del Ecdc, no se ha detectado ninguna conexión entre los casos ni ninguna asociación con viajes | Foto: EFE
Según Andrea Ammon, directora del Ecdc, no se ha detectado ninguna conexión entre los casos ni ninguna asociación con viajes | Foto: EFE

De acuerdo con la OMS, hay más de 50 tipos de adenovirus inmunológicamente diferentes que pueden causar infección en humanos.

El adenovirus 41 típicamente se presenta como diarrea, vómitos o fiebre, frecuentemente acompañados de síntomas respiratorios. Aunque ha habido casos de hepatitis en niños inmunocomprometidos con infección por adenovirus, el adenovirus 41 no se conoce como causa de hepatitis en niños sanos ni ha sido previamente vinculada a cuadros clínicos similares a los actuales.

Para el Instituto Superior de Sanidad Italiano (ISS), la hipótesis que señala al adenovirus como causa de la hepatitis en sí misma es «improbable», pues no suele estar asociado a la enfermedad hepática.

La OMS, por su parte, destaca que es importante seguir haciendo pruebas de diagnóstico para causas infecciosas y no infecciosas.

5️⃣ Otros factores

Los viajes internacionales y las conexiones con otros países, basados en la información disponible, están descartados como factores.

La OMS también explora la posibilidad de que los casos representen la identificación de un resultado raro que ya existía pero ocurría a niveles no detectados previamente, y que ahora es reconocido debido a las mejoras y el incremento en las pruebas de laboratorio.

Igualmente, llama a investigar más a profundidad factores como una susceptibilidad mayor entre niños (después de bajos niveles de circulación de adenovirus durante la pandemia de COVID-19), el potencial surgimiento de un nuevo adenovirus, así como la coinfección con SARS-CoV-2.

Según la Uksha, puede haber un factor común que cause que un adenovirus normal produzca un cuadro clínico más grave en niños pequeños, como el aumento de la susceptibilidad por menor exposición durante la pandemia, contagio previo de COVID-19 o una coinfección o toxina desconocida hasta la fecha. Coincide con la OMS al indicar que también puede deberse a la emergencia de una nueva cepa de adenovirus con características diferentes.