Flor Pujol: «Tenemos amplia circulación de ómicron en el país»

SALUD · 13 ENERO, 2022 08:52

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

Foto por EFE (Archivo)

¿Cómo valoras esta información?

9
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Ómicron fue detectada en Venezuela a inicios de diciembre de 2021 y, tan solo un mes después, científicos del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) afirman que su circulación se ha extendido a distintas regiones del país, mientras que sus últimos hallazgos apuntan a que ya puede haber desplazado a la variante delta. 

«Tenemos amplia circulación de ómicron en el país», dijo la bióloga Flor Pujol, jefa del Laboratorio de Virología Molecular del Ivic, encargado de la vigilancia genómica en el país, durante una videoconferencia organizada por la Sociedad Venezolana de Infectología (SVI) este 12 de enero.

Entre los estados mencionados por Pujol están Miranda, Distrito Capital, Monagas, Mérida y Bolívar. 

«Actualmente ya probablemente estamos en el 90 % de prevalencia o más de ómicron. Estamos hablando de occidente, oriente y centro del país. Yo creo que ya pasamos el punto de inflexión. Vamos a tratar de estudiar toda la data para ver cuándo fue el punto de inflexión en que ómicron desplazó a delta», destacó pocas horas después de que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indicara que esperaba que ómicron se convirtiera en predominante en Venezuela. 

Cómo se identifica y calcula

Inicialmente, para identificar la variante en el Ivic, debían realizar una secuenciación del 5 % del genoma, lo que les proporcionaría un mapa con algunas de las mutaciones clave de ómicron. Luego debían confirman con la secuenciación del genoma completo del virus.

En diciembre, escogieron muestras de ocho viajeros provenientes de países donde ya circulaba ómicron: Estados Unidos, Reino Unido, España y Colombia. De las ocho muestras, siete arrojaron el patrón esperado para ómicron, la variante más transmisible del coronavirus detectada hasta la fecha. Después confirmaron dos genomas completos, los cuales cargaron a la base de datos Gisaid para ser reconocidos oficialmente como un país con esa variante.

Sobre el porcentaje de prevalencia de ómicron en el país, Pujol explicó que la estimación del 90 % resulta de los métodos aplicados en su laboratorio, pues estaban probando técnicas y otros métodos caseros a aplicar para cuando llegara ómicron, pero tuvieron que usarlos antes de lo esperado para poder obtener respuestas rápidas. 

La viróloga indicó que aprovecharon una característica de ómicron, una deleción (pérdida de material genético) en su gen S, una particularidad que sale a relucir con el uso de implementos específicos, y más económicos, durante el análisis de la prueba PCR.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el gen S es uno de los tres genes diana del virus, por lo cual esa prueba se puede utilizar como «marcador» de ómicron mientras se confirma el diagnóstico.

«Esto es lo que están aprovechando en Reino Unido, que es lo que han oído como falla en amplificación, failure of detection«, dijo Pujol.

Pruebas, vacunas y prudencia

Sobre el desarrollo de las variantes en el país, la experta brindó un breve repaso: en 2021 la primera variante detectada fue la gamma, a finales de enero. Luego identificaron las variantes lambda y alfa, que nunca predominaron en el país. Después apareció la variante mu, que «dio buena batalla» a gamma y delta, pero al final delta prevaleció, con algunos de sus sublinajes. Finalmente llegaría ómicron, cuyo primer caso detectado data del 8 de diciembre. 

Desde el comienzo

de la pandemia han analizado más de 6 mil muestras y estudiado más de 200 genomas completos. «Cubrimos todos los estados y ha habido una buena correlación con el panorama de circulación de variantes en el país», agregó. 

En referencia a las características de ómicron, aseguró que el incremento explosivo de contagios que ha visto el mundo puede deberse a su capacidad de evadir la respuesta inmune en personas vacunadas o previamente infectadas, junto a un menor período de incubación y, tal vez, una leve pero mayor afinidad al receptor. 

Pujol, también integrante de la Academia Nacional de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales (Acfiman), expresó que las pruebas de antígeno parecieran tener una menor sensibilidad que las pruebas PCR para la detección de ómicron, por lo que pueden dar falsos negativos. Al aceptar pruebas de antígeno en los pasajeros internacionales, es más probable que solo pueda identificarse cuando los viajeros ya estén en los países.

«Al tener una sensibilidad menor que los test moleculares, al haber incremento explosivo de casos mundial, es normal que veamos muchos más viajeros retornando con un test que se positiviza al llegar al país», señaló. 

Ante el aumento de la circulación de ómicron, llamó a vacunarse con esquema básico y dosis de refuerzo y a tener «prudencia», pues aunque el virus pareciera estar «más atenuado» y tener menos habilidad de infectar las vías respiratorias inferiores, pudiera generar longcovid y postcovid.

Ómicron es la más detectada en los viajeros