Al menos 39 trasplantados han muerto por falta de medicamentos desde 2017, alertan ONG - Efecto Cocuyo

SALUD · 26 NOVIEMBRE, 2019 22:02

Al menos 39 trasplantados han muerto por falta de medicamentos desde 2017, alertan ONG

Texto por Mariana Souquett | @nanasouquett

Ver más de

Mariana Souquett | @nanasouquett

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Desde 2017 al menos 39 personas trasplantadas han muerto en Venezuela debido a la escasez de inmunosupresores, medicamentos necesarios para evitar el rechazo de los órganos recibidos, según el más reciente reporte de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y a la Vida (Codevida) y Amigos Trasplantados de Venezuela (ATV).

En el Informe sobre la privación del derecho a la salud y la vida de las personas con insuficiencia renal en Venezuela, presentado este mes de noviembre, alertan que del total de fallecidos 20 eran hombres y 19 eran mujeres. El año con más decesos fue 2018, con 24, y los estados Aragua y Táchira fueron los más afectados, con seis muertes y cinco muertes, respectivamente.

Cuatro personas fallecieron en Anzoátegui y otras cuatro en Carabobo. En Distrito Capital, Guárico y Lara murieron tres personas en cada entidad, mientras que en Apure, Bolívar y Miranda falleció al menos un venezolano por estado. Codevida y Amigos Trasplantados también documentaron el deceso de ocho personas trasplantadas para las que no fue posible determinar su procedencia.

“De forma sostenida, el Estado desoyó las permanentes advertencias, solicitudes y exigencias realizadas por las personas afectadas, sus familias, organizaciones de la sociedad civil, sindicatos del personal de salud, instituciones académicas, organismos de la comunidad internacional y órganos de protección de derechos humanos. Ninguna de las muertes ha sido investigada”, indica el documento.

Las organizaciones destacan que las políticas gubernamentales implementadas desde 2015 generaron una disminución del acceso a los servicios de salud y a medicamentos esenciales que afectó a 500.000 personas con enfermedades crónicas, entre ellas 3.500 personas trasplantadas.

Sin medicamentos suficientes

Codevida y Amigos Trasplantados de Venezuela registraron que 160 personas trasplantadas presentaron rechazo de su órgano “como consecuencia de la escasez de inmunosupresores” y muchos tuvieron que regresar a la hemodiálisis.

Asimismo, advierten que el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) adquiere medicinas genéricas de la India y Chile y las entrega de manera “racionada”, alterando las dosis de forma “discrecional”. Señalan que entre 2016 y 2019, las personas trasplantadas dejaron de recibir el tratamiento completo de Micofenolato mofetilo, Micofenolato sódico, Tacrolimus, Sirolimus, Everolimus, Ciclosporina y Prednisona.

Las ONG afirman que algunos de esos medicamentos han generado efectos secundarios y alteraciones en los valores sanguíneos, situación que compromete su funcionamiento renal. Aseguran que las personas trasplantadas deben dosificar los pocos medicamentos que reciben y suspender varias veces el tratamiento cuando las entregas se interrumpen.

“Los medicamentos que están recibiendo ahora tienen efectos secundarios como vómitos y diarreas incontrolables. Si el malestar se prolonga puede producir una deshidratación severa que termina en el rechazo del órgano”,  destaca el reporte.

El informe resalta que desde 2017 se suspendieron todas las actividades de trasplantes a nivel nacional: el Programa Nacional de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos (Pndt) y el Sistema de Procura de Órganos y Tejidos (Spot), dejaron a 3.000 personas en espera de un trasplante de riñón.

Menos máquinas 

El informe denuncia que 1.859 máquinas de diálisis no están operativas en 122 unidades este 2019, lo que representa 74% del total. Subraya que en los estados Amazonas, Delta Amacuro y Sucre las personas carecen de unidades para dializarse.

Codevida y ATV afirman que 1.283 personas están en riesgo de fallecer por la escasez de insumos y el cierre de unidades de diálisis en los estados Lara, Aragua, Carabobo, Cojedes y Mérida.

Las organizaciones expresan que, entre 2017 y 2018, 3.045 personas desaparecieron de los registros de atención del Ivss, equivalente a 65 % del total registrado desde 2016. Resaltan que 3.844 personas dejaron de dializarse en las unidades del Ivss, Ministerio de Salud y centros privados subvencionados.

“Tal nivel de reducción en una crisis severa del sistema sanitario solo podría explicarse por el fallecimiento de las personas como principal causa y, en segundo lugar, por la migración forzada, dada la imposibilidad de continuar el tratamiento en el país”, dice el informe.

De acuerdo con las ONG, actualmente habría solo 5.200 personas en hemodiálisis y 250 en diálisis peritoneal. “De confirmarse estos datos, el número de personas que dejó de dializarse y que podría haber fallecido alcanzaría un total de 9.000 para 2019”, dice el informe.

Aseguran que debido a la escasez y a las fallas, en al menos siete estados del país las personas disminuyen sus horas de diálisis por sesión e incluso han registrado que algunos acumulan hasta una semana sin diálisis, “por lo que sus complicaciones aumentan y fallecen”.

Codevida y Amigos Trasplantados de Venezuela llaman a permitir la regularización de la entrada de materiales, medicinas e insumos al país. Igualmente exhortan a reactivar el programa de donación y el sistema de procura de órganos y tejidos.

📄 Lea el informe completo aquí