Los sentenciados por el intento de magnicidio contra Maduro en 2018  

POLÍTICA · 4 AGOSTO, 2022 20:24

Ver más de

Deisy Martínez- Reynaldo Mozo


¿Cómo valoras esta información?

9
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

A cuatro años del intento de magnicidio contra el gobernante Nicolás Maduro, a través del uso de drones con explosivos en la avenida Bolívar de Caracas, se dictaron sentencias condenatorias en este caso contra un exdiputado de 2015, tres militares y 13 civiles a penas de prisión que oscilan entre 5 y 30 años.

El Tribunal Especial Primero de Juicio con competencia en Terrorismo, a cargo de la jueza Hennit López Mesa, condenó a los acusados de ser autores materiales y cómplices del intento de asesinato no solo contra Maduro, sino contra otros funcionarios participantes en el acto con motivo del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) el 4 de agosto de 2018.

Además del diputado de 2015, Juan Requesens, y las mujeres detenidas por este caso Yanín Fabiana Pernía Coronel, Ángela Expósito y Emirlendris Benítez, también recibieron sentencia un grupo de personas, en un proceso plagado, según abogados defensores, de violaciones al debido proceso y denuncias de violaciones de derechos humanos (torturas).

Condenados a 30 años

Henribert Enmanuel Rivas Vivas: Fue detenido en septiembre de 2018. El entonces ministro de Comunicación del chavismo, Jorge Rodríguez, lo llamó alias «morfeo».

Rodríguez lo señaló como participante directo «y principal cabecilla» del «magnicidio en grado de frustración» contra Maduro, Cilia Flores, el alto mando militar, ministros, vicepresidentes sectoriales, agregados militares y embajadores acreditados que se encontraban en el desfile del 4 de agosto de 2018, en el acto con motivo del aniversario de la GNB, en la avenida Bolívar de Caracas.

El 22 de septiembre de 2018, Rodríguez mostró un video con la captura de Rivas Vivas y un audio atribuido a él. Posteriormente divulgó una supuesta confesión en la que señaló que recibió entrenamiento durante más de seis meses en una finca en Chinácota (Norte de Santander), en Colombia, con la complicidad de funcionarios de Migración Colombia.

Alejandro Pérez Gámez: General de División de la GNB. Al momento del atentado era jefe de Operaciones de ese componente de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb). Lo capturaron el 11 de agosto de 2018 y llevado a la sede del Sebin en el Helicoide. El Ministerio Público lo señala como responsable de haber filtrado información a los autores del hecho para facilitar el atentado.


Pedro Javier Zambrano Hernández:
Teniente Coronel de la GNB para el momento de los sucesos. Estaba recluido en Ramo Verde cuando en abril de 2020 su familia denunció que desconocía su paradero, luego de un traslado «ilegal» por parte de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

Su caso fue denunciado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) por falta de atención médica en la cárcel militar, pese a padecer insuficiencia renal grado 3. Familiares también aseguraron que era víctima de  tortura por descargas eléctricas en cintura, testículos, plantas de los pies y que durante siete días fue privado de alimentos.

Oswaldo Castillo Lunar: Alias “El Capi”, según Jorge Rodríguez. Estudiante del décimo semestre de Ingeniería en Mantenimiento Mecánico en la Universidad Nacional Experimental Rafael María Baralt.

Fue detenido en octubre 2018 y permanece en el Sebin-Helicoide. El ministro mostró también un video en el que Castillo Lunar admite, supuestamente de forma voluntaria, que fue reclutado por los autores materiales e intelectuales del intento de magnicidio.

Yolmer Escalona: Dijeron que fue uno de los explosivistas que participó en el atentado frustrado contra el gobernante y otros altos funcionarios. Es hermano de Yilber Escalona Torrealba, quien también fue implicado en el plan del atentado fallido. Según sus datos en el Registro Electoral, Escalona Torrealba está residenciado en el estado Lara, específicamente en el municipio Iribarren.

Escalona se encuentra detenido en la cárcel Rodeo II, y durante sus años de reclusión Foro Penal ha denunciado que su estado de salud es delicado. Ha tenido sangre en heces y orina sin recibir atención médica oportuna. Tiene además problemas de los riñones y en el estómago por bacterias y úlceras y ha perdido más de 20 kilos de peso, según un informe de la ONG.

Juan Carlos Monasterio Venegas: De 49 años de edad, es un sargento retirado de la GNB. Lo acusaron de encabezar la operación y apoyar en el traslado de los involucrados. Estaba solicitado desde el 6 de agosto de 2017, por participar en el ataque armado al Fuerte Paramacay, estado Carabobo.

Maduro presentó un video de presunta confesión del atentado fallido. Y conocía al capitán Juan Caguaripano desde el año 2000. En cadena nacional acusó a los exdiputados Julio Borges y Juan Requesens de garantizar a Monasterio Venegas su ingreso a Colombia, cuando tuvo problemas para entrar a ese país a través de la frontera con Táchira. De acuerdo con denuncias, ha sido víctima de incomunicación, tortura y tratos crueles e inhumanos y degradantes.

Más sentencias

Alberto Bracho Rozquez: De 31 años de edad, es oriundo del estado Zulia. El gobierno lo señaló como parte del grupo de avanzada del equipo que operó desde el Centro Empresarial Cipreses. Lo aprehendieron en el estado Portuguesa, junto a Yolmer Escalona y Emirlendris Benítez, el 5 de agosto de 2018. Se aseguró que lo desaparecieron 45 días, al menos, durante los cuales fue esposado y torturado.

«Me contó que fue con muchas cosas que los golpeaban, les desprendieron las uñas de los pies, les pusieron corriente en los testículos. A Bracho Rozquez en particular le fracturaron dos costillas y le partieron el tabique de la nariz», relató un compañero de reclusión a Infobae.

Bracho Rozquez participó en las protestas contra Maduro que se realizaron en las ciudades más importantes del país durante 2017. Por el momento se encuentra detenido en la cárcel de Yare, en el estado Miranda.

Brayan Oropeza: Estudiante de Criminalística en la Universidad Católica del Táchira, de 23 años. Es deportista de alto rendimiento en fútbol. El gobierno lo identificó como uno de los pilotos de los drones utilizados en el atentado fallido. Su detención se produjo en el estado Barinas junto a Yanín Pernía y José del Carmen Pinto Hernández.


Argenis Valera: Se le señaló como el piloto del segundo dron utilizado en el atentado. Llamado alias «el ingeniero». Fue recluido tras su captura en la sede de la Dgcim en Boleíta.

Foto: Diputada Adriana Pichardo

José Miguel Estrada: Estudiante de Contaduría. Se le atribuye el alias «zamurito». Detenido el 5 de agosto de 2018 y recluido en la Dgcim.

Condenados a 20 años

José Eloy Rivas: Lo detuvieron en su residencia en Caricuao, Caracas, el 4 de agosto de 2018. Tiene 64 años de edad, está recluido en la cárcel del Rodeo III, pero al momento de su detención lo llevaron a la sede de la Dgcim, en Boleíta, donde sufrió tratos crueles y torturas, según denuncias. 

El ministro Néstor Reverol lo señaló de ser uno de los presuntos financistas de la operación. También indicó que Rivas Díaz es propietario de la tienda Stand Electronic y facilitó los chips que utilizaron los implicados para los equipos.

Oyuki Vicentelli, esposa de Rivas, denunció que el ahora condenado padece de hipertensión arterial y un glaucoma avanzado. Lo describe como un hombre honesto y de una buena educación con principios.

“Cuando estuvo en la Dgcim fue víctimas de maltratos, de torturas, fue golpeado. Lo alejaron de la familia durante un periodo de 45 a 50 días, no tuvimos conocimiento de cómo estaba él, solo me permitían llevar agua dos veces a la semana”, contó la esposa del preso político en una entrevista con el medio TVV Noticias.


A 16 años

Héctor Hernández Da Costa: General de Brigada Héctor Hernández Da Costa. Fue jefe del Comando Antidrogas de la GNB y jefe de Estado Mayor de la Región Capital de Defensa Integral (Redi). Detenido el 13 de agosto de 2018, sin orden judicial, señalado de participar en el intento de magnicidio y recluido en la Dgcim de Boleíta.


El 22 de octubre de 2021, la diputada de 2015, Delsa Solórzano, exigió atención médica para el militar por severa dificultad para respirar, dolores en el pecho y en la cabeza y mareos.

«Ha llegado la Dgcim sin ninguna orden de allanamiento ni de aprehensión y me quieren obligar a la fuerza a que los acompañe (…) Me declaro inocente de cualquier situación que se me quiera atribuir de una manera perversa. Estos jóvenes del Dgcim han llegado a mi vivienda de una manera violenta, pretenden irrumpir, ya mandaron a buscar las herramientas, para llevarme detenido supuestamente por orden del presidente de la República», dijo el militar al momento de su aprehensión.

A 5 años


Wilder Anderson Vásquez Velásquez: Nombrado por Jorge Rodríguez como «alias Capo». Rodríguez anunció su captura el 18 de octubre de 2018 como autor material del atentado con drones explosivos.

En una supuesta confesión acusó al expresidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, de ser el financista del atentado con drones.

 

POLÍTICA · 11 AGOSTO, 2022

Los sentenciados por el intento de magnicidio contra Maduro en 2018  

Texto por Deisy Martínez- Reynaldo Mozo

A cuatro años del intento de magnicidio contra el gobernante Nicolás Maduro, a través del uso de drones con explosivos en la avenida Bolívar de Caracas, se dictaron sentencias condenatorias en este caso contra un exdiputado de 2015, tres militares y 13 civiles a penas de prisión que oscilan entre 5 y 30 años.

El Tribunal Especial Primero de Juicio con competencia en Terrorismo, a cargo de la jueza Hennit López Mesa, condenó a los acusados de ser autores materiales y cómplices del intento de asesinato no solo contra Maduro, sino contra otros funcionarios participantes en el acto con motivo del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) el 4 de agosto de 2018.

Además del diputado de 2015, Juan Requesens, y las mujeres detenidas por este caso Yanín Fabiana Pernía Coronel, Ángela Expósito y Emirlendris Benítez, también recibieron sentencia un grupo de personas, en un proceso plagado, según abogados defensores, de violaciones al debido proceso y denuncias de violaciones de derechos humanos (torturas).

Condenados a 30 años

Henribert Enmanuel Rivas Vivas: Fue detenido en septiembre de 2018. El entonces ministro de Comunicación del chavismo, Jorge Rodríguez, lo llamó alias «morfeo».

Rodríguez lo señaló como participante directo «y principal cabecilla» del «magnicidio en grado de frustración» contra Maduro, Cilia Flores, el alto mando militar, ministros, vicepresidentes sectoriales, agregados militares y embajadores acreditados que se encontraban en el desfile del 4 de agosto de 2018, en el acto con motivo del aniversario de la GNB, en la avenida Bolívar de Caracas.

El 22 de septiembre de 2018, Rodríguez mostró un video con la captura de Rivas Vivas y un audio atribuido a él. Posteriormente divulgó una supuesta confesión en la que señaló que recibió entrenamiento durante más de seis meses en una finca en Chinácota (Norte de Santander), en Colombia, con la complicidad de funcionarios de Migración Colombia.

Alejandro Pérez Gámez: General de División de la GNB. Al momento del atentado era jefe de Operaciones de ese componente de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb). Lo capturaron el 11 de agosto de 2018 y llevado a la sede del Sebin en el Helicoide. El Ministerio Público lo señala como responsable de haber filtrado información a los autores del hecho para facilitar el atentado.


Pedro Javier Zambrano Hernández:
Teniente Coronel de la GNB para el momento de los sucesos. Estaba recluido en Ramo Verde cuando en abril de 2020 su familia denunció que desconocía su paradero, luego de un traslado «ilegal» por parte de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

Su caso fue denunciado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) por falta de atención médica en la cárcel militar, pese a padecer insuficiencia renal grado 3. Familiares también aseguraron que era víctima de  tortura por descargas eléctricas en cintura, testículos, plantas de los pies y que durante siete días fue privado de alimentos.

Oswaldo Castillo Lunar: Alias “El Capi”, según Jorge Rodríguez. Estudiante del décimo semestre de Ingeniería en Mantenimiento Mecánico en la Universidad Nacional Experimental Rafael María Baralt.

Fue detenido en octubre 2018 y permanece en el Sebin-Helicoide. El ministro mostró también un video en el que Castillo Lunar admite, supuestamente de forma voluntaria, que fue reclutado por los autores materiales e intelectuales del intento de magnicidio.

Yolmer Escalona: Dijeron que fue uno de los explosivistas que participó en el atentado frustrado contra el gobernante y otros altos funcionarios. Es hermano de Yilber Escalona Torrealba, quien también fue implicado en el plan del atentado fallido. Según sus datos en el Registro Electoral, Escalona Torrealba está residenciado en el estado Lara, específicamente en el municipio Iribarren.

Escalona se encuentra detenido en la cárcel Rodeo II, y durante sus años de reclusión Foro Penal ha denunciado que su estado de salud es delicado. Ha tenido sangre en heces y orina sin recibir atención médica oportuna. Tiene además problemas de los riñones y en el estómago por bacterias y úlceras y ha perdido más de 20 kilos de peso, según un informe de la ONG.

Juan Carlos Monasterio Venegas: De 49 años de edad, es un sargento retirado de la GNB. Lo acusaron de encabezar la operación y apoyar en el traslado de los involucrados. Estaba solicitado desde el 6 de agosto de 2017, por participar en el ataque armado al Fuerte Paramacay, estado Carabobo.

Maduro presentó un video de presunta confesión del atentado fallido. Y conocía al capitán Juan Caguaripano desde el año 2000. En cadena nacional acusó a los exdiputados Julio Borges y Juan Requesens de garantizar a Monasterio Venegas su ingreso a Colombia, cuando tuvo problemas para entrar a ese país a través de la frontera con Táchira. De acuerdo con denuncias, ha sido víctima de incomunicación, tortura y tratos crueles e inhumanos y degradantes.

Más sentencias

Alberto Bracho Rozquez: De 31 años de edad, es oriundo del estado Zulia. El gobierno lo señaló como parte del grupo de avanzada del equipo que operó desde el Centro Empresarial Cipreses. Lo aprehendieron en el estado Portuguesa, junto a Yolmer Escalona y Emirlendris Benítez, el 5 de agosto de 2018. Se aseguró que lo desaparecieron 45 días, al menos, durante los cuales fue esposado y torturado.

«Me contó que fue con muchas cosas que los golpeaban, les desprendieron las uñas de los pies, les pusieron corriente en los testículos. A Bracho Rozquez en particular le fracturaron dos costillas y le partieron el tabique de la nariz», relató un compañero de reclusión a Infobae.

Bracho Rozquez participó en las protestas contra Maduro que se realizaron en las ciudades más importantes del país durante 2017. Por el momento se encuentra detenido en la cárcel de Yare, en el estado Miranda.

Brayan Oropeza: Estudiante de Criminalística en la Universidad Católica del Táchira, de 23 años. Es deportista de alto rendimiento en fútbol. El gobierno lo identificó como uno de los pilotos de los drones utilizados en el atentado fallido. Su detención se produjo en el estado Barinas junto a Yanín Pernía y José del Carmen Pinto Hernández.


Argenis Valera: Se le señaló como el piloto del segundo dron utilizado en el atentado. Llamado alias «el ingeniero». Fue recluido tras su captura en la sede de la Dgcim en Boleíta.

Foto: Diputada Adriana Pichardo

José Miguel Estrada: Estudiante de Contaduría. Se le atribuye el alias «zamurito». Detenido el 5 de agosto de 2018 y recluido en la Dgcim.

Condenados a 20 años

José Eloy Rivas: Lo detuvieron en su residencia en Caricuao, Caracas, el 4 de agosto de 2018. Tiene 64 años de edad, está recluido en la cárcel del Rodeo III, pero al momento de su detención lo llevaron a la sede de la Dgcim, en Boleíta, donde sufrió tratos crueles y torturas, según denuncias. 

El ministro Néstor Reverol lo señaló de ser uno de los presuntos financistas de la operación. También indicó que Rivas Díaz es propietario de la tienda Stand Electronic y facilitó los chips que utilizaron los implicados para los equipos.

Oyuki Vicentelli, esposa de Rivas, denunció que el ahora condenado padece de hipertensión arterial y un glaucoma avanzado. Lo describe como un hombre honesto y de una buena educación con principios.

“Cuando estuvo en la Dgcim fue víctimas de maltratos, de torturas, fue golpeado. Lo alejaron de la familia durante un periodo de 45 a 50 días, no tuvimos conocimiento de cómo estaba él, solo me permitían llevar agua dos veces a la semana”, contó la esposa del preso político en una entrevista con el medio TVV Noticias.


A 16 años

Héctor Hernández Da Costa: General de Brigada Héctor Hernández Da Costa. Fue jefe del Comando Antidrogas de la GNB y jefe de Estado Mayor de la Región Capital de Defensa Integral (Redi). Detenido el 13 de agosto de 2018, sin orden judicial, señalado de participar en el intento de magnicidio y recluido en la Dgcim de Boleíta.


El 22 de octubre de 2021, la diputada de 2015, Delsa Solórzano, exigió atención médica para el militar por severa dificultad para respirar, dolores en el pecho y en la cabeza y mareos.

«Ha llegado la Dgcim sin ninguna orden de allanamiento ni de aprehensión y me quieren obligar a la fuerza a que los acompañe (…) Me declaro inocente de cualquier situación que se me quiera atribuir de una manera perversa. Estos jóvenes del Dgcim han llegado a mi vivienda de una manera violenta, pretenden irrumpir, ya mandaron a buscar las herramientas, para llevarme detenido supuestamente por orden del presidente de la República», dijo el militar al momento de su aprehensión.

A 5 años


Wilder Anderson Vásquez Velásquez: Nombrado por Jorge Rodríguez como «alias Capo». Rodríguez anunció su captura el 18 de octubre de 2018 como autor material del atentado con drones explosivos.

En una supuesta confesión acusó al expresidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, de ser el financista del atentado con drones.