Claves de la relación estratégica entre Venezuela y Trinidad y Tobago

POLÍTICA · 25 NOVIEMBRE, 2020 21:00

Claves de la relación estratégica entre Venezuela y Trinidad y Tobago

Texto por Efecto Cocuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Esta semana han sido múltiples las críticas al Gobierno de Trinidad y Tobago tras la deportación el pasado 22 de noviembre de un grupo de migrantes venezolanos, incluyendo 16 niños, que llegaron a la isla sin visa en medio de la pandemia del COVID-19. Lo que más resuena, sin embargo, es el silencio de las autoridades de Venezuela sobre el caso.

Hace apenas tres meses, el 17 de agosto, el gobernante Nicolás Maduro manifestaba su intención de “profundizar la histórica relación bilateral” entre Venezuela y la isla caribeña.

Así lo dijo el mandatario en una videollamada con Keith Rowley, a quien contactó en ese entonces para felicitarlo por haber sido reelecto como primer ministro de Trinidad y Tobago. En la conversación, acordaron mantener la “coordinación integral” entre sus gobiernos “al más alto nivel”, reseñó la cancillería venezolana.

Esta alianza, afianzada en tiempos de la revolución bolivariana, ha trascendido las relaciones comerciales. En abril de este año, Rowley rechazó cualquier intento de una intervención militar de Estados Unidos a Venezuela, declaración que fue agradecida por la administración de Maduro.

Amistad con la revolución chavista

La relación entre estas naciones comenzó a consolidarse con la llegada al poder en Venezuela del fallecido presidente Hugo Chávez.

En 2007 Chávez y el entonces primer ministro de Trinidad y Tobago, Patrick Manning, firmaron el Tratado Marco sobre la unificación de yacimientos de hidrocarburos.

Ese año, durante la instalación de la III Cumbre Presidencial de Petrocaribe, el mandatario mencionó el acuerdo y dijo: “debo ir pronto a visitar a Puerto España, ese país hermano nuestro”.

Luego agregó: “Trinidad y Tobago fue parte de lo que fue la Capitanía General de Venezuela, estamos ahí, de noche tú ves las luces allá de Puerto España, una relación intensa a pesar del idioma ¿no? Pescadores, comercio, estudiantes que vienen para acá, así como tú recuerdas cuando en tu infancia venían jóvenes de allá a Maracaibo, a trabajar”.

En diciembre 2011, cinco meses después de que Chávez admitiera que tenía cáncer, la primera ministra de Trinidad y Tobago, Kamla Persad Bissessar, le regaló al mandatario “agua sagrada” de la isla para su sanación.

“Que Dios le guíe, que Dios le bendiga en su recuperación”, le dijo la trinitense durante la clausura de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Otros acuerdos en materia energética

Con Maduro como presidente, en 2015, ambos gobiernos suscribieron otros dos acuerdos en materia energética, uno de ellos que implicaba un “acuerdo de unificación para la explotación y desarrollo de los yacimientos de hidrocarburos del campo Manakin-Cocuina”, reseñó en esa oportunidad el sitio web de Petróleos de Venezuela S.A (Pdvsa).

En marzo de 2017 se firmó el Acuerdo Marco de Suministro de Gas con Trinidad y Tobago, con el que se crearon comités de trabajo entre Pdvsa y la estatal trinitense National Group Gas, para determinar los mecanismos de suministro de gas desde el Campo Dragón, ubicado al norte del estado Sucre, a unos 40 kilómetros de la Península de Paria. Otro pacto se firmó en 2018.

El año pasado, Maduro se reunió con el ministro de Seguridad Nacional de la isla, Stuart Young, en Miraflores. Salió del encuentro publicando en su Twitter que las relaciones bilaterales entre ambos países “continúan fortaleciéndose, estrechando los lazos de hermandad y cooperación para el desarrollo y el beneficio común de nuestros pueblos”.

En esa ocasión, también se ratificaron los acuerdos existentes en materia de hidrocarburos.

Las conversaciones entre ambos países también han tocado la política migratoria y la lucha contra la delincuencia organizada. Debido a la crisis económica en Venezuela, delitos como la trata de mujeres hacia Trinidad y Tobago se incrementaron, reveló una investigación publicada Armando Info, en junio de 2019.

Posición neutral ante la OEA

A pesar de ser naciones “hermanas”, Trinidad y Tobago ha mostrado una postura más conservadora al momento de manifestar su respaldo a Venezuela en el marco de resoluciones promovidas por la Organización de Estados Americanos (OEA).

El 5 de junio de 2018, durante la cuarta sesión plenaria de la 48° Asamblea General de la OEA, se aprobó una resolución para desconocer las elecciones presidenciales del 20 de mayo en Venezuela y, por ende, la legitimidad de Nicolás Maduro como mandatario reelecto. Trinidad y Tobago fue uno de los 11 países que se abstuvo de votar.

Actuó igual en agosto de 2019, cuando El Consejo Permanente de la OEA condenó “las violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos en Venezuela, incluidos el uso de la tortura y la práctica de detenciones ilegales y arbitrarias, las ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas y la negación de derechos y necesidades básicos, especialmente con relación a la salud, la alimentación y la educación”.

En enero de este 2020 el organismo internacional repudió las “tácticas intimidatorias” que marcaron la instalación de la nueva directiva de la Asamblea Nacional, y respaldó a Juan Guaidó como presidente del Parlamento, sin reconocer la elección del diputado Luis Parra para el cargo. El país caribeño decidió, otra vez, no votar ni a favor ni en contra.

La misma posición asumió el 21 de octubre de 2020 cuando la OEA aprobó, con 21 votos a favor, una resolución que rechaza las elecciones parlamentarias en Venezuela para este próximo 6 de diciembre.

Venezolanos deportados

El pasado 22 de noviembre un grupo de 27 venezolanos, incluidos 16 niños, fueron deportados. Horas después, sus familiares afirmaron que se desconocía su paradero. Los botes, en condiciones precarias y sin registro, lograron llegar a tierras venezolanas.

Este 24 de noviembre, y con una orden de la Corte Suprema de Trinidad como respaldo, los migrantes regresaron a la isla. En este momento, se encuentran en custodia de las autoridades, según informó el coordinador legal Internacional del Foro Penal, Julio Henríquez.

Aunque organismos como Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) exhortan a las autoridades de Trinidad y Tobago a permitir el ingreso a su territorio de los venezolanos que buscan protección internacional por razones humanitarias urgentes, el primer ministro Keith Rowley insistió este miércoles 25 de noviembre que su Gobierno resistiría todos los esfuerzos de quienes pretendan “forzar la apertura de las fronteras a través de la inmigración ilegal“.

Hasta el momento de esta publicación, la cancillería venezolana, y el propio mandatario Nicolás Maduro, continúan en silencio sobre el caso.