“Para acabar con el reinado de impunidad tiene que haber una profunda reforma judicial”, advierte Provea

POLÍTICA · 4 NOVIEMBRE, 2021 10:54

Ver más de

Mabel Sarmiento | @mabelsarmiento


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La reciente decisión de la fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) de iniciar una investigación es un importante avance para que exista justicia y una reforma del sistema dentro de Venezuela, sostiene Rafael Uzcátegui, coordinador general del Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea).

En primer lugar, reconoce el activista, reivindica el valor de las víctimas que -superando el miedo y las intimidaciones- han ofrecido su testimonio para que se reconozca lo que ha sucedido en nuestro país, durante los últimos años. Pero al mismo tiempo, también reivindica el rol y el papel importante de los organismos internacionales de protección a los derechos humanos, que han tenido que activarse frente a la ausencia de instituciones dentro del país que puedan ofrecer justicia a las diferentes víctimas.

En segundo término, advierte, para acabar con el reinado de la impunidad tiene que haber una profunda reforma del sistema de administración de justicia.

«Y a esto se han comprometido las autoridades venezolanas con la Corte Penal Internacional, así que esta ventana se abre no solo por la propia investigación que va a realizar este tribunal internacional, sino también por esa presión que sienten las autoridades ahora de realizar reformas en el sistema de administración de justicia, para que por primera vez en muchos años, tengamos juicios genuinos contra algunas personas responsables de graves violaciones a los derechos humanos”.

Algunas de estas posibles decisiones planteadas por Uzcátegui que deben tomarse al interior son:

  1. Remover a las autoridades de las instituciones que han permitido la impunidad y que además ocurran y se repitan graves crímenes contra la humanidad.
  2. Designar fiscales y jueces por concurso como legalmente debería hacerse, y no como se ha hecho hasta ahora que es una designación unilateral del ejecutivo.
  3. Eliminar los centros clandestinos de detención donde ocurren diferentes situaciones de tortura.
  4. Desaparecer los organismos como las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) que han sido señaladas como violadoras sistemáticas de los derechos humanos.

Las organizaciones como Provea, dijo, tenemos serias dudas de la real voluntad del gobierno, pero creemos que es por esta presión de la CPI que vamos a tener un proceso de cambio, una reforma, en el sistema nacional de administración de justicia.

“Estaremos muy vigilantes para que esas reformas se hagan según los estándares internacionales en materia de derechos humanos. Esta decisión es histórica para américa Latina porque por primera vez se abre una investigación de la CPI en nuestro continente”, dijo en un video enviado a los medios de comunicación.