Oposición debe capitalizar alto deseo de votar y protestar, afirma Félix Seijas - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 5 DICIEMBRE, 2019 10:30

Oposición debe capitalizar alto deseo de votar y protestar, afirma Félix Seijas

Texto por Deisy Martínez │@deicamar Fotos por Iván Reyes

Ver más de

Deisy Martínez │@deicamar

¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Las ganas de votar y protestar actualmente en Venezuela contra el régimen de Nicolás Maduro es alto. La afirmación corresponde al director del instituto Delphos Félix Seijas durante el foro Perspectivas Políticas, Económicas, Internacionales y de Opinión Pública para Venezuela, para el primer semestre del año 2020.

“En el tema electoral el deseo de votar se mantiene pero con condiciones, hay un reclamo para que esas condiciones se cumplan y que ese deseo de votar se convierta en realidad. El de la protesta está intacto, es de los más altos en los últimos años pero no se ve en la calle porque protestar tiene un costo”, expresó el estadístico.

Sustentó su afirmación en números, pero subrayó, son deseos porque la oposición debe trabajar para convertir esa energía en realidad.

A la pregunta de si se convocaran elecciones presidenciales en el 2020 con el mismo Consejo Nacional Electoral (CNE) y con Nicolás Maduro como presidente ¿usted votaría?, 29,4% de los consultados respondió  que Sí y 59,8% que No.

Pero si las condiciones cambian, es decir, se renueva el CNE y Maduro renuncia como presidente y candidato, 70,6% expresó que sí votaría y 14% No. Incluso en ese contexto, destacó, hasta los chavistas maduristas votarían (39,9%) y chavistas no maduristas 73%.

Si Maduro es presidente y candidato pero cambia CNE y hay observación internacional 46,3% de las personas manifestó que Sí votaría y 36% No. Es el resultado de 1.200 entrevistas a mayores de 18 años en todo el país y ese deseo electoral corresponde a noviembre de 2019.

El foro tuvo lugar este miércoles 4 de diciembre en la sede del CEPyG en La Castellana.

Parlamentarias

Si los comicios que se convocan en 2020 son solo parlamentarias incluso la disposición a sufragar es elevada, destacó Seijas, porque 64,4% dijo que Sí y 22,4% que No.

Si se llaman a elecciones generales, es decir, presidenciales y Asamblea Nacional: 64,8% dijo que Sí y 18,5% No.

“La mayoría quiere que haya elecciones presidenciales porque el principal deseo es el cambio político y este se logra es a través del cambio del Ejecutivo, en cuanto a las elecciones parlamentarias no es que toda la población esté negada a ello, gran parte piensa que con ellas no se resuelve el problema completo (la crisis)”.

En cuanto a las ganas de protestar, 54,2% opinó que Juan Guaidó debe convocar protestas de calle con más frecuencia versus 30,4% que dijo que No.

“Si no se siente el incentivo para salir a protestar, si no acerca al objetivo que es el cambio político, no se paga el costo (represión) de manifestar. La gente necesita conectar de nuevo con la posibilidad de cambio, esa energía es alta pero seguirá contendida si no se adoptan las estrategias necesarias”.

El bloque opositor debe tomar en cuenta que el sentimiento en la gente es 28,8% de decepción versus 22,7% esperanzado. También que 39,2% tiene expectativas sobre un cambio de gobierno en los próximos 12 meses y 41,4% no, en mayo esa esperanza era de 50,6%, versus 26,8% que no apostaba por un cambio político.

Seijas aseguró que las oportunidades están visibles para los adversarios del poder político porque el bloque que encabeza Maduro está erosionado. Mencionó que 60% del chavismo blando responsabiliza al régimen de los problemas del país, ese porcentaje sube a 62,4% con el chavismo en general (duro y blando) para noviembre de 2019, cuando en mayo estaba en 58%.

Mientras que la confianza en Guaidó se ubica en 45% como cifra aceptable a juicio del estadístico, pese a que el número en enero era 65% y 58% a un mes del 23 de enero. Contrasta con el 14% que tiene Maduro y la disposición a votar en presidenciales dentro del chavismo indica que una parte importante quiere relevo.

Oportunidad

Consultado sobre si los casos de corrupción en el Parlamento cambiarían los números de cara al 2020, Seijas indicó que el impacto no será automático sobre todo en las clases más bajas de la población (D y E) que simpatiza con la oposición y con Guaidó, pero que no está tan informada como las clases A, B y C.

“Es también una oportunidad para la oposición de limpiar las aguas, de que está dispuesta a enfrentar estos casos, el problema no es si existen corruptos sino que la estructura tiene mecanismos de como neutralizarlo, si lo logra el saldo es positivo”, dijo.