Benigno Alarcón considera baja probabilidad de transición en 2020 - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 4 DICIEMBRE, 2019 17:54

Benigno Alarcón considera baja probabilidad de transición en 2020

Texto por Deisy Martínez │@deicamar Fotos por Iván Reyes

Ver más de

Deisy Martínez │@deicamar

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
4
QUÉ CHIMBO

Pocas probabilidades de una transición en Venezuela, oposición fracturada ante el dilema de participar o no en elecciones parlamentarias, niveles medios de protesta, falta de acuerdos por ausencia de negociaciones con régimen madurista, entre otras, forman parte de las perspectivas políticas ofrecidas por el director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno (CEPyG) de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), Benigno Alarcón.

“Creemos lamentablemente que estamos alejados de una transición al día de hoy, creemos que hay una tendencia a que el régimen gane una mayor estabilidad en el corto o mediano plazo o posiblemente el 2020 completo”, advirtió.

¿Qué debería hacer la oposición para que el Gobierno no se estabilice? Aparte de tener una estrategia coherente, señaló que debe buscar bajar los costos de salida para el Gobierno, eso implica negociar. También buscar espacios y aumentar el costo de la represión, reactivando las protestas de calle.

“Si el Gobierno no ve amenazada su estabilidad no se va a sentar a negociar”. Aparte de cuidar su cohesión porque allí es donde cobra fuerza un escenario de transición y coordinar con la comunidad internacional la presión de manera más eficiente a un menor costo humanitario.

Explicó que las denuncias de corrupción que involucran a diputados opositores de la Asamblea Nacional (AN) con el empresario colombianao Alex Saab y los supuestos ilícitos en el programa gubernamental de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) no varían ni empeoran el escenario descrito.

“El escenario que hemos proyectado es lo suficiente malo para hacerle aún peor, el estancamiento de la oposición continúa, el estatus quo continúa porque tiene un beneficiario que es el Gobierno porque tiene el control del poder”, admitió el analista.

La presentación de Alarcón formó parte del foro Perspectivas Políticas, Económicas, Internacionales y de Opinión Pública para Venezuela para el primer semestre del año 2020, que tuvo lugar este miércoles 4 de diciembre en la sede del CEPyG en La Castellana.

Lo que sí podrían afectar los hechos de corrupción , apuntó, es la confianza en el liderazgo opositor, concretamente en torno a la figura del presidente encargado Juan Guaidó. Añadió que el tamaño de tal pérdida dependerá en cómo el Parlamento maneje el caso.

“Esperemos que lo maneje de forma correcta, creo que hasta ahora lo han hecho y que lleven las investigaciones sobre corrupción a sus últimas consecuencias para poder demostrar que no se puede generalizar y que hay que castigar a los que son culpables”.

Destacó que hasta ahora Guaidó ha mantenido la confianza, que según la encuestadora Delphos se sitúa en 45%, un buen porcentaje pese a la disminución registrada en lo que va de año. Sin embargo, esto pasa por cómo maniobre y “tiene el campo de juego para hacerlo”.

Fracturas

Ante el panorama, aunado a que Guaidó pueda perder terreno como líder, el profesor Alarcón también asomó la posibilidad de un outsider o líder alternativo.

«No estoy diciendo que vaya a venir un outsider, lo que quiero decir es que hay condiciones, porque en la medida que las expectativas sobre un cambio político bajan, la gente está buscando a alguien que pueda hacerlo», dijo. Pero recalcó que si Guaidó puede demostrar que puede recuperarse, él sigue teniendo el liderazgo del país; de lo contrario, otros intentarán ocupar ese espacio.

Subrayó el hecho de que el año que viene habrá elecciones parlamentarias con o sin condiciones adecuadas y que entre los partidos de oposición se planteará de nuevo el dilema sobre si participar o no o si llamar a votar a su militancia. “No se tiene la misma certeza de las presidenciales”, advirtió.

“La decisión (de postular candidatos y votar) depende más de condiciones políticas que electorales, por ejemplo, que Nicolás Maduro sea presidente no es una condición electoral, pero incide en la participación en ambas elecciones (presidenciales y parlamentarias) porque lo que se quiere es el cese de la usurpación”.

En este punto animó a que la determinación de ir a votar sea independiente de las condiciones políticas porque experiencias previas, como la de las elecciones de la AN en 2005, no dieron buenos resultados.

“La gente que se define opositora está dispuesta a votar y salir a protestar con estrategias claras, aunque las protestas han bajado porque las personas se han vuelto más selectivas y no va a toda actividad de calle que se le convoque”.

En el foro participaron además, el internacionalista Félix Arellano a cargo de las perspectivas internacionales; Asdrúbal Oliveros de las económicas, Félix Seijas perspectivas de opinión pública y Susana Raffalli de la situación humanitaria en Venezuela.