Negociación en México “está en terapia intensiva”, confirman delegados

POLÍTICA · 30 MARZO, 2022 14:36

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Aunque es evidente que las negociaciones en México están estancadas, unas declaraciones recientes del opositor Juan Guaidó en las que asegura que “se está fortaleciendo la posibilidad de un acuerdo a través de México” parecen anticipar la reactivación de ese mecanismo.

Sin embargo, integrantes de la delegación opositora confirman que esta mesa de negociación “está en terapia intensiva”.

Desde el oficialismo responden que México “sigue siendo una opción”, pero primero exploraran “ampliar y nacionalizar” el diálogo.

Efecto Cocuyo tuvo información sobre la visita al país de representantes de Noruega, la semana pasada, esto lo confirmó un opositor que asegura que los emisarios no lograron tener contacto con el oficialismo que se niega a sentarse de nuevo mientras Voluntad Popular dirija las conversaciones.

El diputado oficialista Francisco Torrealba contradice esta versión, afirma que el equipo de trabajo de Dag Nylander (quien funge como mediador) sí se ha reunido con algunos integrantes de la delegación que integra.

Dag Nylander en medio de los representantes del oficialismo y la oposición en México

Dag Nylander en medio de los representantes del oficialismo y la oposición en México. Foto: EFE.

El político, quien dejó claro que el vocero oficial de la representación del gobierno es el diputado Jorge Rodríguez, también reitera que la posición del chavismo “es dialogar con quien sea, donde sea y sobre lo que sea”.

Negociación estancada

“No veo que ese proceso esté cerca de reactivarse. No creo que (la negociación) esté muerta, pero sí en terapia intensiva, el gobierno está midiendo si vuelve o no”, asevera una fuente que pidió mantener su nombre en reserva.

En opinión de este delegado opositor, la visita de los funcionarios del presidente estadounidense Joe Biden a Miraflores “movió el piso” y más bien puso de nuevo sobre la mesa la reanudación de esas conversaciones.

¿Qué motivó la visita de funcionarios de la Casa Blanca a Miraflores?, responde asesor de Biden

“Hay gente que cree que la visita de los americanos mató el proceso, yo creo que más bien lo revivió porque lo que están es sincerando la situación, los dueños de las sanciones son los gringos”, expresa.

El asesor de Biden, Juan González, declaró a la prensa que una de las razones que motivó el encuentro con Nicolás Maduro, en Miraflores, fue “instar y abogar a un regreso a la mesa de diálogo”.

“Reformateo del diálogo”

Paralelamente, el oficialismo avanza en la configuración de un nuevo Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) a través de una Asamblea Nacional que controla casi en su totalidad.

La designación de nuevos magistrados y magistradas representa un gran obstáculo que los delegados deberán sortear de retomar las negociaciones en México, pues el memorándum de entendimiento establece que debía hacerse de común acuerdo.

Lista de postulados al Tribunal Supremo de Justicia bajó a 271 candidatos

 AN de mayoría chavista evalúa 254 nombres para el cargo de magistrada y magistrado del TSJ.

Sobre esto, Torrealba argumenta: “El país no puede quedarse paralizado, siempre hemos dicho que a pesar de las sanciones, los intentos de invasión y los magnicidios frustrados, el país va a seguir adelante. El proceso de reinstitucionalización comenzó con el Parlamento y continúa con el TSJ, esto habrá que revisarlo cuando se vuelvan a sentar las partes”.

El gobierno de Maduro también anunció el “reformateo del diálogo” que parece ser una reedición de la Mesa de Diálogo Nacional de 2020 (conformada por la oposición moderada) en sustitución de México.

Ante las especulaciones de que esto signifique el fin de México, Torrealba señala: “México sigue siendo una alternativa, sigue estando abierta como opción, solo estamos planteando que se amplíe el margen de acción de otros actores que no están ahí representados. Ampliar el diálogo y nacionalizarlo es nuestra propuesta”.

No obstante, el político dice que no tiene información de que se esté fortaleciendo un acuerdo a través de México como asegura Guaidó.

¿Qué pide el chavismo?

La delegación oficialista ha dicho públicamente que su regreso a la mesa de negociación está condicionada a la liberación del empresario Alex Saab, pero Efecto Cocuyo consultó a Torrealba cuáles son los otros motivos que subyacen a la decisión de abandonar estas conversaciones.

El diputado insistió en que el gobierno de Maduro nunca ha puesto requerimientos previos para dialogar”.

“El diálogo de México llegó a esta situación por los ataques que vinieron del sector radical de la oposición. La última primer ministra de Noruega (Erna Solberg) lanzó el primer torpedo, el segundo fue el gobierno de Estados Unidos que sabiendo que Alex Saab estaba investido de protección diplomática se lo llevó secuestrado”, expone.

Aunque una delegación de alto nivel de Estados Unidos visitó Miraflores, los voceros de esa comitiva repitieron que la liberación de Saab, acusado de conspirar para lavar dinero, solo depende del Poder Judicial de ese país.

Torrealba comentó al respecto: “Solo puedo celebrar estos destellos de lucidez de la acción política del Departamento de Estado (de EEUU), reconocen que aquí hay un solo Presidente. Nosotros vamos a seguir pidiendo la liberación de Álex Saab, esperemos que continúen las señales de sensatez y que la situación del diplomático pueda ser restituida a la legalidad”.

Convivencia más no cohabitación

El presidente de Copei (partido actualmente intervenido) y expreso político, Roberto Enríquez, comenta que la delegación de la Plataforma Unitaria “no ha dejado de trabajar” y mantiene constante comunicación con la comunidad internacional.

Aboga por la convivencia más no la cohabitación: “La cohabitación es hacer pantomima para que todo siga igual, la convivencia es recomponer la institucionalidad democrática”.

El opositor se pronuncia sobre los rumores de que Estados Unidos otorgaría una licencia a transnacionales petroleras para que operen en Venezuela; es decir, flexibilizaría las sanciones impuestas a Maduro.

“Esto no es un asunto de dar o quitar caramelos, es de conquistar garantías, derechos y reglas de juego para todos. Todos estos temas se han planteado desde siempre, están en el memorándum de entendimiento, pero solo responde a un tema coyuntural, no resuelve el problema del país”, expresa.

Enríquez considera que, así como la oposición debe conectar con los sectores populares del país y “no quedarse en la vitrina de las élites”, “no se le puede negar al chavismo hacer lo propio”.

Sin embargo, ante la propuesta de «reformateo» destaca la importancia de la mesa de México: “El diálogo nacional se tiene que dar, pero el proceso de México tiene mecanismos diseñados y garantizados por instancias internacionales como la ONU para resolver los problemas de fondo”.

Expedientes abiertos

Un tema difícil en todo proceso de negociación son las garantías que deben darse al sector que está en el poder para que no obstaculice una transición política. Esto implica amnistías, indultos e incluso sanciones y penas “atenuadas”.

En el caso venezolano, la intervención de la Corte Penal Internacional (CPI) por la presunta comisión de crímenes de lesa humanidad cometidos durante el gobierno de Nicolás Maduro complica la negociación.

Enríquez explica que precisamente la negociación “debe dar una institucionalidad que se baste así misma para que en Venezuela se puedan resolver diferencias y hacer justicia apegados al Estado de Derecho”.

La CPI solo actúa si el Estado no puede garantizar justicia ni reparación a las víctimas, según el Estatuto de Roma.

“Yo sueño con un país donde nadie se sienta perseguido por sus posiciones políticas, donde haya instituciones que protejan a las personas, hoy en día estamos muy lejos de eso, hay que dar pasos hacía allá”, concluye el político.