Maryhen Jiménez: Oposición debe rectificar el Gobierno interino

POLÍTICA · 6 ENERO, 2021 15:39

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

9
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

Para la doctora en Ciencias Políticas Maryhen Jiménez apostar por la preservación de un gobierno interino con menos recursos y apoyos “es una estrategia fracasada” que la oposición venezolana debe rectificar.

La especialista considera urgente que las fuerzas democráticas apuesten por rutas viables e incluyentes y “no darle vida a estrategias que hasta ahora no han rendido frutos, pensando que en el futuro éstos pudieran dar”.

“Es difícil pensar que una comisión delegada, que en cierta forma es una reducción del gobierno interino, con un respaldo internacional modificado y con menos apoyo popular va a lograr la transición en Venezuela”, expresa.

La comisión delegada es la instancia que asumirá las funciones de la Asamblea Nacional electa en 2015, en un periodo excepcional que ha sido llamado por la oposición parlamentaria como “continuidad constitucional”.

Si bien esta comisión representa a la plenaria de diputados, la instancia permite prorrogar el gobierno interino de Juan Guaidó bajo el argumento de que en Venezuela las elecciones presidencial (2018) y parlamentarias (2020) fueron un fraude.

En opinión de Jiménez, el país necesita la construcción de un amplio movimiento social democrático que incluya a los partidos políticos, pero que vaya más allá de ellos, y no una comisión delegada que está divorciada de las necesidades de los venezolanos.

“La amenaza creíble no es la presión internacional es la consolidación de un movimiento social prodemocrático que esté unido entorno a la inclusión y a una solución política. Si la oposición continúa descuidando su único capital, que es la población, quizás quede reducida a una plataforma que le permita tener algún tipo de ingreso o manejar la comunicación directa con ciertos actores en el extranjero, pero sin sustento popular que es de donde deriva su legitimidad”, advierte.

Señala que la estructura paralela del gobierno interino ha elevado tensiones en la búsqueda de una transición democrática.

“El mantenimiento de esta estructura ha intensificado el conflicto político y provocado serios problemas de transparencia y rendición de cuentas. La oposición todavía no ha aclarado quién va a ejercer la contraloría de las acciones que tome esa comisión delegada, no queda claro a quién le va a rendir cuentas ni cuáles son los intereses que va a promover”, sostiene.

El consejo político

Las disputas en el seno de la oposición presionaron un acuerdo para la reestructuración de la presidencia interina. Parte de los cambios que Juan Guaidó está obligado a materializar en el plazo de un mes implican la creación de un consejo político que supervisará sus actuaciones.

La instancia se presenta como un mecanismo de consenso aunque aún está por definirse sus competencias y régimen de funcionamiento.

Sobre esta propuesta, la politóloga manifiesta: “Es esencial que la oposición construya un cuerpo colegiado (para la toma de decisiones). La pregunta es si este liderazgo tiene la capacidad de incluir a otros factores. Este consejo busca sustituir al centro de gobierno que presidía (Leopoldo) López que fracasó en su capacidad de articular”.

Explica que el éxito de la extinta Mesa de la Unidad Democrática (MUD) “fue definir mecanismos que regulan la resolución de conflictos para que ningún partido pueda imponerse sobre otro, poner unas reglas sobre la mesa”.

“Los últimos dos años hemos visto una política marcada por un partido. ¿Es posible entonces que un consejo político aglutine la diversidad política?, sería lo deseable”, concluye.